Archivo de la etiqueta: sinceridad

Imagen Pixabay

Cómo hablar bien en público

Cómo hablar bien en público

¿Te consideras buen orador/a?, ¿te gustaría hablar bien delante del público?. Hoy querría que profundizásemos es las características personales que muestran l@s buen@s orador@s.

¿Qué es ser buen orador?

En primer lugar, es fundamental que lleguemos a un acuerdo sobre lo que consideramos un buen orador. Según la RAE:

La oratoria es el arte de hablar con elocuencia, de deleitar, convencer y conmover por medio de la palabra.

En otras definiciones se habla de influir en los demás y convencerles para tomar una determinada acción. También se define a un buen orador como alguien capaz de cambiar las emociones de los oyentes.

Si pensamos en buen@s orador@s es muy posible que a cada persona nos venga alguien a la cabeza pero si los analizamos, tod@s cumplirán unas características.

Características de los buen@s orador@s 

Naturalidad

Siempre debemos apostar por ser nosotros mismos. Para conseguirlo debemos aceptarnos tal como somos. Si hay algo que queremos mejorar, siempre estamos a tiempo de hacerlo. Esta estrategia suele dar mejor resultado que aparentar ser quienes no somos. Si aparentamos algo, perderemos la naturalidad.

En la comunicación lo ideal es actuar con naturalidad y comportarnos como lo hacemos normalmente en nuestro entorno.

Nos tendremos que adaptar al contexto en el que se desarrolla la comunicación pero sin perder nuestra esencia.

Sinceridad

La característica fundamental de la sinceridad es creer lo que dices. Lo recomendable es consultar múltiples fuentes de información para que nuestras afirmaciones estén suficientemente respaldadas por datos contrastables.

Esto implica prepararse concienzudamente cada exposición. Puede ocurrir que nos planteen alguna duda  que no sabemos responder o que nos rebatan con argumentos sólidos. Si esto ocurre, reconoceremos nuestro desconocimiento o la oportunidad del argumento. Normalmente se recomienda en estos casos que aplacemos la respuesta para una próxima ocasión en la que tendremos la oportunidad de responder adecuadamente.

Es mucho mejor esta opción que ponernos a divagar sobre algo que no sabemos ya que crearemos un clima poco favorable para el desarrollo del discurso.

Confianza

Si en la sinceridad creemos en lo que decimos, en la confianza creemos en nosotros mismos. Es extremadamente difícil que el auditorio confíe en nosotros si nosotros no confiamos.

Al igual que en la naturalidad, debemos aceptarnos para mostrarnos confiados pero hay trucos que te darán confianza. Prepara exhaustivamente el tema sobre el que vayas a hablar. Se aconseja que si tienes que hacer una presentación en la que tienes que saber 5, estudia hasta 10. No me digas que esto no te dará seguridad. Si te hace falta, ensaya lo que vas a decir y pregunta a tu entorno cercano qué les parece tu exposición.

Transmitir energía y entusiasmo

Si conseguimos transmitir energía tendremos a nuestros oyentes en el bolsillo. Hay una clara diferencia entre transmitir un mensaje de una manera plana a hacerlo de manera entusiasta.

No es lo mismo transmitir un mensaje como: “digo esto porque es lo que hay que decir”, a transmitirlo como: “me gusta lo que te estoy diciendo, creo en ello y seguro que te ayuda”.

¿Cuántas de estas características puedes cumplir en tus exposiciones en público? Si quieres, EnPositivo podemos ayudarte.

Néstor Villa

Coaching: habilidades y actitudes del coach

Coaching: habilidades y actitudes del coach

Coaching: habilidades y actitudes del coach

En este post vamos tratar de las dudas que pueden tener las personas cuando acuden por primera vez a una sesión de coaching. Comentaremos las aptitudes y actitudes de un buen coach.

El primer paso de contratar un servicio de Coaching ya es todo un logro, por fin nos decidimos a buscar ayuda para hacer un cambio y crecer personal o profesionalmente. 

En cualquier proceso de cambio es fundamental adquirir un compromiso personal para alcanzar la meta, requiere esfuerzo y tesón. (Cómo aumentar tu compromiso para alcanzar tus metas)

Dudas sobre el proceso de coaching

Además nuestra relación con el coach ha de ser sincera y transparente, es aquí donde antes de empezar el proceso de coaching podemos tener ciertas resistencias:

  • ¿Y si lo que quiero alcanzar es una tontería?
  • ¿Y si mi meta no es posible?
  • ¿Qué consejos me dará?
  • ¿Qué pensará el coach de mí?

Lo cierto es que ninguna meta es imposible, pero ha de estar bien definida.

Nosotros los coachs, no aconsejamos porque los mejores consejos los tiene el cliente, sí ayudamos a hacer un ejercicio de autoconocimiento y reflexión sobre sus propias fortalezas y recursos.

Y en ningún caso juzgamos a ningún cliente. Enpositivocoaching creemos que hay estilos de vida diferentes, todos respetables.

Habilidades del coach

Enpositivocoaching somos psicólogos expertos en coaching, es decir, tenemos las capacidades adquiridas en psicología y además trabajamos con la metodología de coaching. 

Algunas habilidades que cuidamos y desarrollamos especialmente son:

  1. Calidez y cordialidad: procuramos crear una atmósfera donde el coachee se sienta seguro, respetado como persona y no juzgado. Es decir, aceptamos incondicionalmente a nuestros clientes.
  2. Autenticidad: expresamos de manera abierta, clara y sincera nuestra percepción de la sesión y los avances en ella.
  3. Comprensión empática: entendemos los pensamientos y sentimientos de nuestros clientes.
  4. Motivación al coachee: motivamos al cliente para que considere las consecuencias positivas del cambio, desarrollamos nuevos incentivos, animamos al coachee, relacionamos los objetivos a conseguir con sus valores y sus creencias, exploramos las opciones disponibles, etc.
  5. Formación continua para dar el mejor servicio: estamos continuamente formándonos para dar lo mejor a nuestros coachees.

Actitudes de los coachs

A raíz de la formación en el master de “Terapia de conducta y salud“, hemos hecho explícitos los siguientes principios sugeridos por Mahoney, M (2005) “Psicoterapia Constructiva” para aplicarlos en nuestros procesos de coaching:

  1. Preparar cada sesión con una reflexión íntima: dedicar un tiempo a cultivar el sentido de mi propio ser y mi intención de ayudar a otra persona en su desarrollo.
  2. Honrar la complejidad y la singularidad de cada cliente: no asumir que ya los conocemos.
  3. Concederme a mí misma y al cliente el permiso para no saber o para no comprenderlo todo.
  4. Permitir que los clientes marquen su ritmo y respetar su proceso.
  5. Fomentar, pero no obligar la expresión emocional.
  6. Cuando emerjan los sentimientos, invitar a elaborarlos y explorarlos, tratando de comprenderlos más allá de las palabras familiares o etiquetas simplistas.
  7. En los momentos en los que me sienta sobrepasada a causa de emociones muy intensas mías o de los clientes, tomar un momento para respirar profundamente y para volver a la intención de ayudar.
  8. Enfatizar la seguridad y ofrecer la estructuración necesaria.
  9. Afirmar y fomentar la experimentación y la exploración. Expresar un genuino respeto por los desafíos del cambio.
  10. Enseñar la compasión, el perdón y el cuidado propio.
  11. Pedir y aceptar ayuda y consejo de otros profesionales.
  12. Divertirme.
  13. Tratar de estar en paz con todos, empezando por mí misma.
  14. Respetar la libertad de mis clientes, especialmente en el momento de partir

Si quieres iniciar un proceso de coaching para alcanzar tus metas nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño