Archivo de la etiqueta: potenciadora

5 CONSEJOS PARA MEJORAR Y AYUDAR A LOS DEMÁS

5 consejos para mejorar y ayudar a los demás

5 consejos para mejorar y ayudar a los demás

En esta entrada vamos a hablar del Efecto Pigmaleón y cómo influye en los demás para poder mejorar y ayudar a quienes nos rodean.

Durante mucho tiempo Pigmalión, Rey de Chipre, había buscado una esposa cuya belleza correspondiera con su idea de la mujer perfecta. Al fin decidió que no se casaría y dedicaría todo su tiempo y el amor que sentía dentro de sí a la creación de las más hermosas estatuas.

Al rey no le gustaban las mujeres, y vivió en soledad durante mucho tiempo. Cansado de la situación en la que estaba, empezó a esculpir una estatua de mujer con rasgos perfectos y hermosos. Así, realizó la estatua de una joven, a la que llamó Galatea, tan perfecta y tan hermosa que se enamoró de ella perdidamente. Soñó que la estatua cobraba vida. El rey se sentía atraído por su propia obra, y no podía dejar de pensar en su amada de marfil.

En una de las grandes celebraciones en honor a la diosa Venus que se celebraba en la isla, Pigmalión suplicó a la diosa que diera vida a su amada estatua. La diosa, que estaba dispuesta a atenderlo, elevó la llama del altar del escultor tres veces más alto que la de otros altares. Pigmalión no entendió la señal y se fue a su casa muy decepcionado. Al volver a casa, contempló la estatua durante horas. Después de mucho tiempo, el artista se levantó, y besó a la estatua. Pigmalión ya no sintió los helados labios de marfil, sino que sintió una suave y cálida piel en sus labios. Volvió a besarla, y la estatua cobró vida, enamorándose perdidamente de su creador. Venus terminó de complacer al rey concediéndole a su amada el don de la fertilidad.

Robert Rosenthal, utiliza este mito griego para explicar la importancia que tienen las expectativas de las personas que son importantes para nosotros en nuestro comportamiento.

Rosenthal hizo un experimento que consistía en decirle a los profesores de una escuela que ciertos alumnos, escogidos al azar, eran brillantes. Un año después hicieron un test a todos los alumnos y aquellos niños supuestamente “brillantes”, obtuvieron mejores resultados.

El efecto Pigmalión está muy relacionado con la profecía autocumplida, expresión creada por el sociólogo Robert K. Merton. Esta profecía es una predicción que una vez enunciada, es en sí misma la causa de que se haga realidad, debido a que se desencadenan una serie de circunstancias favorables para que se cumpla.

Ambos efectos condicionan nuestras creencias limitadoras o potenciadoras, y nosotr@s mism@s estamos influyendo constantemente en las creencias de los demás, de forma que si “etiqueto” a alguien de tímido, probablemente lo terminará siendo.

¿Cómo podemos mejorar y ayudar a los demás?

  1. Tomar perspectiva y cambiar de punto de vista ante las creencias que nos limitan.
  2. Favorecer un clima cálido para los demás y con un@ mism@ para favorecer la confianza y las creencias potenciadoras.
  3. Expresar nuestras creencias, habitualmente cuando decimos “porque…” detrás suele venir la creencia. Por ejemplo, “No envío mi C.V. a esta oferta de empleo porque no me van a llamar” ¿Qué creencia limitante hay detrás de esta afirmación?
  4. Buscar información que deniegue nuestra creencia limitante. ¿En qué hechos me baso para opinar así?
  5. Generar un nuevo mapa con nuevas creencias potenciadoras, buscando experiencias que nos confirmen que sí podemos.

¿Alguna vez has vivido una situación similar?, ¿cómo te influyeron las expectativas de los demás?

Si tienes dificultad para creer que sí puedes, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Anuncios