Archivo de la etiqueta: perspectiva

Cuál es tu realidad. Aumenta el foco

Cuál es tu realidad. Aumenta el foco

Cuál es tu realidad. Aumenta el foco

En este post nos vamos a centrar en el análisis de la realidad y ¿qué es la realidad, lo que es o lo que creo que es? Además veremos cómo podemos aumentar nuestro foco y así generar más alternativas para tomar buenas decisiones.

En los procesos de coaching se siguen una serie de pasos para que el cliente alcance los objetivos que se ha marcado.

Enpositivo utilizamos el método GROW, cuyas siglas en inglés corresponden al término
“Crecer”, y hace alusión a las cuatro fases de este método:

  1. G: Goal, determinar el objetivo.
  2. R: Reality, analizar la realidad.
  3. O: Options, buscar diferentes opciones.
  4. W: Wrap- up, cerrar y preparar el plan de acción.

Normalmente tenemos una visión de la realidad, una percepción concreta que nos suele mantener en la zona de confort. Ya vimos distintos post la influencia que tienen nuestras creencias en la percepción de lo que nos rodea y que pueden ser limitantes o potenciadoras. (Ver: Cómo aumentar nuestra autoestima. El poder de las creencias).

Cuando tomamos perspectiva sobre nuestra realidad, podemos generar distintas alternativas que hasta ese momento no nos habíamos planteado.

El pasado 17 de marzo estuve en el colegio oficial de psicólogos en la conferencia de María Manzano sobre “La exploración de la realidad, como diferenciar lo que es y lo que cree que es”. En dicha conferencia una de las actividades que me parecieron de gran utilidad para ampliar el foco de lo que estamos viviendo consiste en lo siguiente

Pasos para ampliar nuestro foco de la realidad

1.Pensaremos en una relación del tipo: cuando hago X me pasa Y.

Ejemplo: Cuando estudio mucho obtengo buenos resultados.

2. Una vez que hayamos hecho este ejercicio continuamos pensando y escribiendo qué otras Y pueden suceder cuando hago X.

CuandoX-Y

  • Cuando estudio mucho obtengo buenos resultados.
  • Cuando estudio mucho me siento seguro/a.
  • Cuando estudio mucho siento satisfacción personal.

Aquí nos damos cuenta de que podemos tener distintas alternativas que ante un mismo hecho, estamos ampliando nuestra perspectiva y este hecho nos permite sentirnos más libres y nos da más poder y responsabilidad sobre lo que queremos que suceda.

3. A continuación vamos a pensar dos X más que den como resultado Y.

CuandoX-Y2

  • Cuando estudio mucho obtengo buenos resultados.
  • Cuando presto atención obtengo buenos resultados.
  • Cuando me interesa algo obtengo buenos resultados.

Si nuestra Y es positiva, con este tercer paso vamos a tener más formas de actuar para mantener y seguir alcanzando objetivos deseables.

Una vez realizado este ejercicio la pregunta que nos podemos plantear es: ¿Y ahora que vamos a hacer con esta información? Hemos ampliado nuestro mapa de la realidad y vemos que hay otras alternativas que no habíamos tenido en cuenta. En este momento se genera el plan de acción (Consigue lo que te propongas: plan de acción)

Analizar la realidad nos hace ser conscientes de que “vemos lo que miramos” y si no, mirad el siguiente vídeo:

Si quieres, nosotros podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Cómo hacer y recibir críticas

Cómo hacer y recibir críticas

Cómo hacer y recibir críticas

En esta entrada al blog, vamos a dar pautas para hacer críticas constructivas y aprender a recibir las críticas que nos hacen.

¿Cuándo opinas: construyes o destruyes?

Desde pequeñitos nos han educado a decir siempre la verdad. Muchas personas se aferran a esta enseñanza y se creen en la obligación de expresar siempre su opinión, otras piensan que están en posesión de la “verdad absoluta” y estiman oportuno ilustrarnos con sus palabras. De lo que algunos individuos no son conscientes es de que ni existe una verdad absoluta porque todo depende de la perspectiva desde la que miremos la realidad, ni de que están en el derecho de decir aquello que piensan ya que muchas veces puede resultar demoledor.

Veamos un ejemplo: un compañero de trabajo nos facilita un informe que necesitamos para realizar una tarea y le decimos “¿En esto te has tirado tres días? No hay quién lo entienda”. ¿Creemos que con una opinión de este tipo nuestro compañero va a mejorar?, lo más probable es que se ponga a la defensiva, se ha pasado tres días trabajando en algo que le hemos tirado por la borda.

No obstante, es importante el saber expresar nuestras opiniones. Esto no significa disparar lo primero que se nos pasa por la cabeza. Algunas normas básicas para hacer una crítica constructiva son las siguientes:

  1. Expresarla en primera persona. “pienso” “en mi opinión” “yo creo”, estamos ofreciendo nuestra opinión, no sentenciando.
  2. Dirijamos la crítica a un hecho, una conducta concreta. Ser objetivos, hablando de la acción y no de la persona. Por ejemplo, “este documento resulta difícil de leer, creo que si lo esquematizases sería más sencillo” y no “eres un desastre, esto no se puede leer”
  3. La persona tiene que percibir que está siendo corregida por su bien, no por despecho.
  4. Con respeto, debe de hacerse de forma que el orgullo de la otra persona no se sienta herido.
  5. En el momento adecuado; no es conveniente decir determinadas cosas delante de todo el mundo.
  6. En el tono adecuado. Si una corrección se hace con un tono prepotente, es probable que consiga el efecto contrario al que buscabamos.
  7. Cuidando la comunicación no verbal. Nuestros gestos, la mirada ha de ser sincera.

También es fundamental que sepamos admitir una crítica, no somos perfectos, nos equivocamos y debemos de tomarnos este momento como una oportunidad de mejora. Para recibir una crítica:

  1. Debemos tener la mente abierta y ganas de mejorar.
  2. Escuchar activamente, sin interrumpir.
  3. Si hay algo que no nos ha quedado claro, podemos pedir que nos expliquen más concretamente a qué se refieren y/o alternativas de mejora.
  4. No debemos enfadarnos, ni ponernos a la defensiva. Mostraremos nuestro acuerdo total o parcial con lo que nos dicen. Expresando nuestros sentimientos, si nos sienta mal, distinguiendo siempre el fondo de la forma.
  5. No personalizar, por ejemplo si nos dicen que no les ha gustado determinada parte de un trabajo no significa que no les guste nuestra forma de trabajar.
  6. Cuando recibimos la información tendemos a generalizar, omitir y distorsionar, es decir, interpretamos. Procuremos ser objetivos. Si nos dicen que el trabajo no se lee claramente, no distorsionemos la información pensando que “no somos claros cuando escribimos”
  7. Agradecer la aportación que supone la crítica y la posibilidad que brinda de mejorar, aprender y desarrollarse personalmente.

Cuando expresas tus opiniones son: ¿constructivas o destructivas?, ¿cómo actúas ante las críticas que recibes?

Si quieres, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño