Archivo de la etiqueta: orientación laboral

Coaching Madrid

Coaching en Madrid: ¿cómo contratarlo?

Coaching en Madrid: ¿cómo contratarlo?

En este post, vamos a hablar de cómo hacemos Coaching en Madrid y cómo contratarlo de forma sencilla.

El Coaching es un proceso interactivo que ayuda a las personas y a las empresas a desarrollarse más rápidamente, a conseguir una mejor calidad de vida y a producir resultados más satisfactorios. En Madrid puedes encontrar múltiples empresas que dan este servicio.

El coaching consiste en liberar el potencial de una persona para que alcance sus objetivos, es decir, parte de la creencia de que todos poseemos ese potencial, y a través de la comunicación, la escucha activa y dar un feedback correcto, los coachs acompañamos a nuestros clientes en su toma de decisiones.

La especialidad de Enpositivo Coaching es el “Coaching personal” y “Coaching profesional”, nos dedicamos a ayudar a nuestros clientes en sus vidas y a alcanzar los objetivos que se plantean, favoreciendo siempre su desarrollo y crecimiento personal y laboral.

Para ejercer como coach hay diversos master y cursos especializados, impartidos a través de asociaciones de coaching como:

  1. AECOP
  2. ASESCO
  3. INSTITUTO EUROPEO

Por este motivo existen coachs que han estudiado derecho, informática, economía, marketing, etc.

El valor añadido que ofrece Enpositivo Coaching a sus clientes, es que somos un equipo Licenciado en Psicología. Esta base de conocimiento, enriquece las sesiones y el proceso puesto que tras cada pauta dada a nuestros clientes, existe una disciplina científica detrás.

En teoría, para realizar Coaching no es necesario conocer técnicas de psicología porque la persona que contrata el servicio no presenta ningún problema y simplemente quiere mejorar, la realidad es que cuando profundizan en su autoconocimiento y viven el cambio que se proponen, no es extraño que se produzca ansiedad, estrés, inseguridades, que deben de ser cuidadosamente tratadas y para las que nosotros estamos cualificados.

Si quieres contratar un proceso de Coaching de calidad EnPositivo podemos ayudarte.

¿Has hecho algún proceso de coaching en Madrid?, ¿te atreves a probar?

Sonia Treviño 

Encontrar trabajo a la vuelta de vacaciones

Un año más nos enfrentamos a la vuelta a la rutina después de las vaciones. Hay personas que tienen la llamada depresión postvacacional al incorporarse al trabajo. Pero, y es de lo que vamos a hablar hoy, hay otros muchos que no sufren este trastorno. Simplemente porque no tienen trabajo.

Pues si te encuentras en la situación de buscar trabajo vamos a ver si podemos hacer algo nuevo este “curso” que empieza.

En primer lugar, deberíamos tener siempre presente la frase de Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo“. Quizá podemos ver si nuestro currículum es el que más nos ayuda a encontrar el empleo que estamos buscando. Podemos mirar si las funciones que detallamos en él son las que coinciden con el trabajo al que aspiramos. Si no ponemos las funciones que realizábamos en cada trabajo, igual es buena idea ponerlas. A veces creeemos que está claro lo que hacíamos. Pero está claro para nosotros, no para la persona que se encarga de recibir los currículums. Mejor explicitarlo. Tengamos en cuenta que las funciones las podemos ir cambiando dependiendo del trabajo que solicitemos. Para un puesto puede ser más importante una que otra. En definitiva, podemos tomarnos el currículum como un documento que variará en función del trabajo al que nos dirigimos.

Otra cuestión es la foto. En mi trabajo como consultor de recolocación y orientador laboral, muchas veces he recomendado no incluir foto. Pero dado que casi todo el mundo la pone, puede ser buena idea incluirla. Lo que es indudable es que el currículum quedará más atractivo visualmente. Siempre que sea una foto en color y con buena calidad de imagen, lógicamente. Quizá salgas muy serio en la foto. Prueba una en la que salgas sonriendo o al contrario, prueba una en la que aparezcas más serio. Tómalo como si fuera tu folleto publicitario e incluye una foto en la que “salgas bien”.

También puedes valorar que pones en primer lugar, si la formación o la experiencia laboral. Siempre coloca en primer lugar lo que más te ayude a encontrar el trabajo que buscas. Recuerda: el currículum es tu publicidad.

Si quieres, pùedes empezar a enviar cartas de presentación. Si ya las envías puedes revisarlas y probar un nuevo estilo.

Más allá del currículum, prueba nuevas vías para la búsqueda de empleo. Si te has apuntado a cien ofertas en una página de empleo pero no te han llamado para ninguna entrevista, tal vez puedas probar alguna otra alternativa. Se me ocurre que puedes llamar a las empresas de tu sector o visitarlas personalmente. Piensa en lo que se te da mejor y pruébalo. Si además si has visto alguna oferta en alguna empresa, ¿qué te impide ponerte en contacto con ellos directamente?. Es posible que les esté facilitando la tarea de reclutar.

En las estadísticas, septiembre es tradicionalmente un mes malo para el empleo pero también es verdad que muchas empresas abren procesos de selección después del verano. Lo que es seguro, es que vas a encontrar más ofertas que en agosto. Puedes aprovechar para hablar con tus contactos y recordarles que si se enteran de algo, te lo hagan saber. Recuerda agradecerles su ayuda.

A fin de cuentas, puede que “la vuelta al cole” sea mejor de lo que parece…

Néstor Villa

4 pasos para encontrar tu objetivo laboral

4 pasos para encontrar tu objetivo laboral

4 pasos para encontrar tu objetivo laboral

Si le preguntamos a cualquier niño/a lo que quiere ser de mayor, nos responde convencido tres o cuatro profesiones que admira, desde astronauta a doctora. Cuándo estamos en búsqueda de empleo o pensando qué quiero estudiar, ¿lo tenemos tan claro?, ¿qué quieres ser de mayor? En este post te vamos a ayudar a clarificar tu objetivo laboral.

Recuerdo que de pequeña yo quería ser veterinaria, pero poco a poco tomé distintas decisiones que me llevaron por otros derroteros. ¿Me arrepiento? La verdad es que no, me gusta lo que he estudiado y mi trabajo.

Durante mi experiencia en orientación laboral y académico- profesional me he cruzado con mucho tipo de personas, algunas quieren dar un giro en su vida e intentar ser aquello que nunca se atrevieron,  otras piensan que es demasiado tarde para ponerse manos a la obra. Y los/as más jóvenes no saben por donde empezar. Pero encontrar nuestra vocación es interesante

Como decía Confucio: “Escoja un trabajo que ame y no tendrá que trabajar ni un solo día en su vida”

Yo creo que si quieres puedes, siendo realistas por supuesto, si tenemos clara la meta a la que queremos llegar, seguro que encontramos los medios.

“Quien tiene un ‘porqué’ para vivir, encontrará casi siempre el ‘cómo’” decía Viktor Frankl (1905-1997), superviviente a varios campos de concentración nazis y fundador de la Logoterapia, en su libro El hombre en busca de sentido (1946)

Este propósito a veces será difícil, otras requerirá de un gran esfuerzo y sacrificio, pero siempre merecerá la pena luchar por nuestro sueño.

Pasos para encontrar tu objetivo laboral

Una metáfora que utilizo, para que encuentren sentido a la Orientación en la búsqueda de empleo o en la elección de los estudios a seguir, es la del GPS.

  1. Lo primero que hacemos cuando usamos nuestro navegador es indicar el destino al que queremos dirigirnos, es decir, nuestra meta: profesión deseada o estudios.
  2. Lo siguiente que hace el navegador es localizar el punto de partida, buscar el origen del camino, en nuestro caso consiste en saber quién soy, qué habilidades tengo, qué me gusta, cuales son mis principios y valores, en qué creo, cual es mi talento.
  3. Después el GPS nos proporciona distintas alternativas, puede ser el camino más corto, con peaje o sin peaje, el camino más rápido. En este momento tenemos que decidir qué opción de las generadas hasta el momento, vamos a seguir para acercarnos a nuestra meta.
  4. ¿Y si nos perdemos y no nos salen las cosas como queríamos? No pasa nada, en este momento el GPS vuelve a localizar dónde nos encontraos para generar más vías. Si tu plan de acción no está dando los resultados esperados, puedes pararte a reflexionar si estás en el camino adecuado y si sigues deseando ir a ese destino. Ya sabes, si lo que haces no funciona, prueba a hacer algo diferente.

Si quieres una brújula para tu destino, nosotr@s podemos ayudarte. 

Sonia Treviño

Si tienes más de 45 años y buscas empleo

Si tienes más de 45 años y buscas empleo debes tener en cuenta cuáles son tus puntos fuertes cuando te incorporas al mercado laboral. Según los expertos y algunos estudios éstos son:

  • Especialización de la carrera laboral. Al tener más años de experiencia habrás realizado trabajos más especilaizados.
  • Alto nivel de responsabilidad.
  • Mayor disponibilidad para el empleo.
  • Mejor disposición para aceptar ocupaciones inferiores a la cualificación poseida o cobrar menos que en la última ocuoación.
  • Mayor conciencia o expresión cultural.
  • Sentido de la iniciativa y el espíritu emprendedor dentro del puesto de trabajo.
  • Aumento de la productividad y la calidad en el trabajo.

Ahora usa todas las técnicas de búsqueda de empleo y comunica a las empresas estas capacidades a través del currículum, la carta de presentación y la entrevista.

¡Ánimo y suerte!.

Néstor Villa

Herramientas de búsqueda de empleo: el teléfono

En el arduo trabajo de la búsqueda de empleo, a menudo obviamos herramientas sencillas y accesibles para conseguir nuestro fin.

El teléfono es una herramienta muy útil para obtener información de empresas y contactos profesionales, poder concertar entrevistas, realizar el seguimiento posterior a la carta o currículum y para buscar información de ofertas.

A pesar de sus múltiples utilidades, lo usamos poco, por ello es importante tener en cuenta los siguiente consejos:

  • Antes de efectuar la llamada, prepara lo que vas decir (notas).
  • Preséntate y pregunta con quién hablas.
  • Se positivo/a y firme (no estás pidiendo ningún favor).
  • Habla algo más alto y despacio de lo habitual.
  • Se cortés pero breve.
  • No llames a horas punta.
  • No utilices términos  como  “es personal” – “es importante”.
  • Expón de forma breve y clara la razón de tu llamada.
  • Si ves que no existe ninguna posibilidad, no insistas.
  • Da solamente la información necesaria para despertar interés y poder conseguir una entrevista personal (evita entrevistas telefónicas).
  • Procurar tener preparadas respuestas a preguntas habituales sobre tu Curriculum Vitae y respuestas a contestaciones sin salida (no necesitamos personal, diríjase a otro departamento,…)
  • Ten a mano tu agenda para hacer constar los aspectos más interesantes de la conversación y anotar posibles citas.
  • De cada llamada procura sacar más información de la empresa y/o puesto de trabajo.
  • Evita hacer llamadas a anuncios con teléfonos 906.
  • No es aconsejable que llames recién levantado/a

Os dejamos un esquema sobre los pasos que podemos seguir para concertar una entrevista por teléfono:

llamada entrevista

 Estás buscando trabajo y no sabes por dónde empezar, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

 

 

Metas y objetivos en la búsqueda de empleo

Si estás buscando trabajo y te preguntan cual es tu objetivo lo más seguro es que contestes: “encontrar trabajo”. Pues bien, esto más que un objetivo es una meta.

Las diferencias entre ambos es que las metas son más generales, inespecíficas y requieren ir consiguiendo unos objetivos intermedios. Los objetivos sin embargo son concretos, medibles, alcanzables, realistas y temporalizados. Podemos añadir otras características como que sean comprobables por los sentidos y ecológicos pero con estas cinco características serán buenos objetivos.

En el caso de la búsqueda de empleo que nos ocupa el primer objetivo que debemos plantearnos es conocernos a nosotros mismos. Dicho de otra forma, qué ofrecemos a las empresas a las que nos dirigimos. Aquí tenemos que ser conscientes de nuestra formación y nuestra experiencia pero también de qué cualidades o habilidades personales disponemos.

Otro objetivo será comunicar todas estas habilidades a las empresas. Las empresas deben saber que problemas somos capaces de resolver y como los resolveremos. Para ello contamos con tres herramientas: el currículum, la carta de presentación y la entrevista. Preparar concienzudamente cada una de estas herramientas puede ser otro objetivo. En otras entradas al blog hablamos ampliamente sobre como preparar cada una.

Todos estos objetivos deben ser correlativos. Esto es, en primer lugar debemos tener un grado suficiente de autoconocimiento. En segundo lugar, debemos preparar un currículum en el que se reflejen nuestros conocimientos y experiencias de la manera que más nos vayan a yudar. En tercer lugar, preparamos una carta de presentación única para cada empresa o puesto de trabajo al que nos dirijimos.

Una vez conseguidos estos objetivos el siguiente será conseguir una entrevista de trabajo. Sin duda, a la hora de conseguir un trabajo pueden influir multitud de factores, no solo el currículum y la carta de presentación. Muchos de ellos no los podemos controlar como nuestra edad o la cantidad de candidatos que se presenten a un puesto de trabajo pero lo que sí es cierto es que si no conseguimos durante tiempo una entrevista después de habernos presentado a ofertas donde cumplimos los requisitos, sí debemos revisar la información que ofrecemos porque quizá el currículum y la carta no están cumpliendo su objetivo de conseguirnos una entrevista.

Una vez que estemos ante una entrevista, debemos comunicar todo lo que podemos aportar, tanto en experiencia como en capacidades y conocimientos. También nos mostraremos como somos, sin ocultar nada y presentandonos de manera positiva.

Ahora es posible que hayamos cumplido el último de los objetivos que es posible que nos lleve a la tan deseada meta: encontrar un trabajo.

Si quieres, EnPositivo te ayuda a conseguir esta meta.

Néstor Villa

¿Cómo ganarnos al entrevistador? Genera rapport

¿Cómo ganarnos al entrevistador? Genera rapport

¿Cómo ganarnos al entrevistador? Genera rapport

A la hora de afrontar una entrevista de trabajo nos pueden traicionar los nervios ya que no conocemos qué nos vamos a encontrar, o cómo va a ser nuestro entrevistador/a. En este post vamos a dar unos consejos para ganarnos al entrevistador.

Sintonizar con el entrevistador consiste en establecer empatía con la persona que nos está valorando para un puesto de trabajo, con la finalidad de que la comunicación sea más fluida.

Esta sincronización sirve para crear un clima de confianza, propicio para recibir información. En una entrevista de trabajo, que exista una buena comunicación es fundamental.

Conseguir un buen rapport o sintonización es un arte puesto que tenemos contactar con el modelo del mundo de la otra persona.

Cómo sintonizar con el entrevistador o con la entrevistadora

  1. Lo primero que tenemos que hacer es medir, observar y calibrar a nuestro entrevistador, es decir reconocer la expresión su rostro, la posición de su cuerpo, el movimiento de sus labios, etc. Esto nos da pistas de qué información valora más o menos nuestro interlocutor.
  2. A continuación podemos acompasarle, es decir, copiar su conducta, siempre con sutileza y elegancia (si imitamos descaradamente puede ser ofensivo) teniendo en cuenta su timbre de la voz, el tono, el ritmo, el volumen, las palabras y muletillas que utiliza.

Habitualmente acompañamos a nuestro interlocutor de forma natural, de hecho si nos fijamos en la comunicación entre hermanos, parejas y entre buenos amigos, terminan utilizando los mismos gestos y las mismas expresiones, es un baile digno de observar.

Cuando nos comunicamos realmente, entramos en armonía y tendemos a igualar y complementar nuestros gestos y posturas.

Se nota que hemos sintonizado con la otra persona cuando modificamos ligeramente nuestro propio movimiento y el otro nos acompaña.

En el primer siguiente vídeo se puede observar claramente en qué consiste esto de crear rapport:

Este vídeo me ha gustado mucho, cómo nuestro protagonista consigue llevarse al resto de los comensales a su territorio. Espero que lo disfrutéis.

¿Quieres hacer mejores entrevistas?  nosotros podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Pasos para redactar la carta de presentación

Pasos para redactar la carta de presentación y conseguir una entrevista

Pasos para redactar la carta de presentación

En este post vamos a tratar de la importancia que tiene presentarnos correctamente a las empresas para superar la criba curricular y conseguir una entrevista. Para este objetivo es fundamental redactar una adecuada carta de presentación.

La carta de presentación es una herramienta muy útil en la búsqueda de empleo, su finalidad es subrayar la experiencia y/o formación que más nos interesa para la oferta a la que estamos optando, demostrar interés por la empresa, destacar nuestras competencias y logros. Sirve solicitar una entrevista.

Si ponemos en Google “cartas de presentación” nos salen millones de ejemplos, pero no sirven si no dan respuesta a estas preguntas:

¿Para qué quiero este puesto de trabajo? ¿Por qué motivo quiero trabajar en esa empresa? ¿Qué es lo que más me gusta del puesto de trabajo?

 

¿Por qué me tienen que considerar a mí? ¿Qué cualidades y competencias poseo que me hagan extraordinario/a para ese puesto de trabajo?

¿Qué debo indagar para responder a estas preguntas?

Para contestar a las primeras preguntas es interesante que acudamos a las páginas web de la empresa y hagamos una labor de detectives, indagaremos en cuál es su:

  • Misión: es lo que es la organización HOY, es el propósito central para el que se crea un ente. En este apartado aparece la descripción de lo que la empresa hace, para quién está dirigido el esfuerzo, el mercado objetivo y la presentación de la particularidad, lo singular de la organización, el factor diferencial.
  • Visión: es una imagen del futuro deseado que la empresa busca crear con esfuerzos y acciones de los trabajadores. Es la brújula que guía a líderes y colaboradores.  Es la organización en el FUTURO.
  • Valores corporativos: son elementos de la cultura empresarial, propios de cada compañía, son conceptos, costumbres, actuaciones, actitudes, comportamientos o pensamientos que la empresa asume como normas o principios de conducta.

Para dar respuesta a las segundas preguntas tenemos que tener un buen “autoconocimiento”, tener claras las competencias en las que destacamos y nuestros logros.

Hay dos tipos de carta, las que escribimos en respuesta a un anuncio y las que se realizan para presentar nuestra “autocandidatura” es decir, mandamos carta y c.v a empresas que aún no han ofertado ningún trabajo. La ventaja que tiene la candidatura espontánea es que no tenemos tanta competencia, aunque los resultados no se produzcan a corto plazo.

Es importante conocer el nombre de la persona responsable del proceso de selección, para dirigirle a él o ella directamente la carta. Para acceder a esta información es interesante que busquemos en la página web de la empresa el “organigrama” y nos fijemos en el departamento de recursos humanos.

El esquema de cualquier carta de presentación es el siguiente:

Nombre y apellidos

Dirección.

Teléfono.

 Nombre empresa.

Sr./sra.—-Dpto RRHH

Dirección

Ciudad y fecha.

Entrada: Saludo formal.

1º párrafo: Motivo de la carta.

  • Respuesta a un anuncio: hacer referencia a la fuente de información y el puesto.
  • Autocandidatura. Por qué motivo quiero trabajar en su empresa y qué puesto me gustaría ocupar.

2º párrafo: Consideraciones.

  • Lo que yo puedo aportar a la empresa: Destacar experiencia o formación. Competencias, cualidades y características personales importantes para ese puesto de trabajo.

3º párrafo: Objetivo. Conseguir entrevista.

  • En respuesta a un anuncio: me gustaría formar parte del proceso de selección
  • Autocandidatura: me gustaría que me concediesen una entrevista.

Despedida formal

Firma.

Carta y c.v (Cómo hacer un buen Currículum)tienen que tener el mismo estilo, cuidando la estética, al fin y al cabo son nuestras herramientas para realizar el marketing personal.

¿Quieres encontrar trabajo?  nosotros podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Optimista o pesimista ¿quién es más realista?

Según la RAE, optimismo es la propensión a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable.

Hay personas que de forma natural siempre tienden a verlo todo negro, a encontrar los aspectos más desfavorables de la situación, a percibir las cosas como difíciles o imposibles. Y si parten de esa premisa ¿tendrán motivación para intentar cambiar las cosas? ¿se lanzarán a intentar cosas nuevas? Sus expectativas tienden siempre al fracaso, por lo tanto muchas veces tiran la toalla anticipadamente.

“Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto.” Henry Ford

Cuando hablamos en los distintos talleres de tener una autoestima alta, de ver la parte positiva de lo que nos acontece, las reacciones son diversas, por supuesto que las personas pesimistas en seguida atacan diciendo, “Es imposible, ¿dónde está la parte positiva de haberme quedado sin trabajo?”

optimismoEs cierto que quedarse desempleado/a o como diría una persona optimista “ser una profesional en transición”, a priori no es una buena noticia. Pero lo mismo es una oportunidad para reflexionar y pensar hacia dónde quiero dirigir mi vida, qué es lo que quiero y lo que no quiero, darme tiempo para la formación o para iniciar un proyecto.

Ver el vaso medio lleno nos ayuda a emprender más acciones, quizás no triunfemos en nuestro empeño, pero al menos lo hemos intentado y si no funciona siempre se puede extraer un aprendizaje.

Es importante que siempre nos preguntemos el ¿para qué me ha sucedido esto? Y no el ¿por qué?, el para qué invita a la proactividad y considera la situación como una oportunidad, “Me han reducido la jornada para…..” con esa pregunta sacaremos partido de la circunstancia, en cambio por qué nos lleva a buscar razones, explicaciones que muchas veces no nos ayudan a seguir hacia delante, nos ancla al pasado.

En esta vida todo es relativo, depende de las circunstancias, del momento de la vida, de nuestras expectativas, creencias y valores. Lo que nos emocionaba o preocupaba de adolescentes ahora no nos afecta con la misma intensidad.

Todo depende del cristal con que se mire. Para mí el siguiente vídeo siempre es una inyección de optimismo, espero que os guste:

Sonia Treviño

Visualización para la búsqueda de empleo

Una de las cosas fundamentales para la búsqueda de empleo es saber qué trabajo queremos, a dónde nos dirigimos, cuál es nuestro objetivo profesional.

A su vez, uno de los recursos en los que la PNL (programación neurolingüística) hace hincapié es el de diseñar y lograr los objetivos que te visualizar EnPositivolleven desde tu estado actual al estado deseado.

Aquí de nuevo surge la importancia de tener metas claras, definidas y motivadoras. Debemos tener la meta que queremos alcanzar lo más definida posible, que sea algo que realmente quieras lograr. Debe haber total conformidad contigo mismo en obtener ese trabajo que quieres.

Si esto no es así surgirán conflictos internos y es posible que nos boicoteemos a nosotros mismos.

La clave es que nos preguntemos: si pudiera tener ese puesto de trabajo ahora mismo, ¿lo cogería? Imaginemos que ahora mismo nos llaman para ese puesto de trabajo que perseguimos, ¿lo cogeríamos?

Si surgen dudas es porque existe un conflicto de intereses dentro de nosotros. En este caso tal vez deberíamos replantearnos un poco objetivo profesional para que coincida plenamente con nuestros valores y personalidad.

Si no nos surgen dudas o las que surgen las hemos solucionado seguimos con la técnica.

Imaginamos que ya hemos conseguido el puesto de trabajo deseado. Lo imaginamos como si estuviéramos allí. Ya hemos alcanzado nuestro objetivo. Estamos desarrollando el trabajo que tanto buscamos. Lo vivimos como si estuviéramos allí.

Nos preguntamos:

  • ¿Cómo nos damos cuenta de que lo hemos conseguido?
  • ¿Qué sentimos? ¿Qué sensaciones tenemos?
  • ¿Qué vemos? ¿Qué imágenes?
  • ¿Qué oímos? ¿Qué sonidos hay?

También es muy útil que nos preguntemos acerca de las personas que conoces, de tu entorno cercano. ¿Qué dicen? ¿Qué hacen? ¿Qué sensaciones te generan?

Es importante que respondamos a estas preguntas para hacer más clara la visualización del objetivo.

Una vez que vivimos intensamente este momento de objetivo conseguido debemos mirar hacia atrás. Debemos mirar al punto en que nos encontramos ahora como si rebobináramos una película.

Lo importante y motivador de esta técnica es ver los pasos intermedios que hemos dado para llegar hasta nuestro objetivo. Debemos captar que es lo que sucedió desde la situación presente a ese punto en el futuro en el que ya tenemos nuestro objetivo logrado.

Ahora sólo queda coger lápiz y papel y anotar todos los detalles, acciones y cosas que suceden desde el presente al momento del objetivo alcanzado.

Si quieres, EnPositivo podemos ayudarte.

Néstor Villa