Archivo de la etiqueta: necesidad

Cómo evitar malentendidos: Peticiones asertivas

¿Cómo evitar malentendidos? Peticiones asertivas.

¿Cómo evitar malentendidos? Peticiones asertivas.

Seguro que más de una vez has vivido malentendidos por no atender, como vimos en otro post, a las barreras de la comunicación: juicios de valor, falta de seguridad y de empatía, no utilizar feedback, imprecisión y suponer conocimientos, entre otras.

Peticiones asertivas

Para minimizar estos malentendidos, podemos realizar “peticiones asertivas. ¿Es fácil?

Realizar peticiones nos puede resultar difícil porque mostramos una necesidad y esto nos puede hacer sentir débiles, al mismo tiempo nos arriesgamos a que nos digan “no” y sentirnos rechazados/as, entonces mejor no nos exponemos y dejamos de expresar lo que queremos y por lo tanto tenemos más difícil conseguirlo.

Olga Castanyer en su libro “La asertividad, expresión de una sana autoestima” explica muy bien cómo podemos preparar este tipo de peticiones, que puede ser desde un aumento de sueldo hasta aclarar algún “asunto pendiente”.

Pasos a seguir

Los pasos que recomienda seguir son los siguientes:

1. Piensa sobre lo que quieres exactamente:
  • Pido ayuda de…
  • Quiero….
  • Cuándo lo quiero…
  • Dónde lo quiero…

Los demás no son adivinos, así que no demos por hecho nada y seamos claros/as y concisos/as.

2. El momento en el que hagas la petición es importante

Por este motivo es fundamental que planifiques dónde y cuándo lo vas a hacer, pero sin esperar a la “situación perfecta” porque te arriesgas a posponer tu petición.

Lo más conveniente es que decidas cuándo vas a realizar la petición, incluso puedes avisar a la persona en cuestión que quieres hablar con ella y decidir ambos/as el mejor momento.

3. En el momento de expresar tu petición puedes seguir estos consejos:
  • Describe la situación-problema lo más detalladamente posible
  • Utiliza mensajes exponiendo tus pensamientos, sentimientos y deseos: “(Cuando tú…), yo creo….y me siento… Por lo tanto, quiero…. “
  • No culpes ni ataques a la persona, así evitarás un comportamiento defensivo.
  • Enfoca el mensaje desde tu punto de vista ( me siento…, pienso…), no interpretes acciones o intenciones de la otra persona.
  • Concreta mediante una o dos frases cuál es tu objetivo. Sé firme.

¿Cómo te comunicas con los demás?, ¿expresas correctamente tus necesidades, sentimientos y pensamientos?

Si quieres lograr una comunicación más eficaz, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Anuncios
¿Como te afectan tus emociones? Mindfulness e Inteligencia Emocional

¿Como te afectan tus emociones? Mindfulness e Inteligencia Emocional

¿Como te afectan tus emociones? Mindfulness e Inteligencia Emocional

¿Alguna vez te has visto arrastrado/a por tus emociones? En el post de hoy os damos unas pautas de cómo tomar conciencia de dichas emociones y aceptarlas sin dejarte llevar por ellas.

“Lo que no queremos saber de nosotros mismos, acaba por llegar del exterior bajo la forma de destino” C.G.Jung.

En la entrada de la semana pasada, veíamos lo importante que es aceptar nuestras emociones, nos puede resultar difícil porque las emociones siempre han estado en un segundo plano. Pero es importante aceptarlas, hoy se habla mucho de un método que se llama “mindfulness”, o lo que es lo mismo: “plena conciencia”, esta técnica tiene su origen en el budismo y sirve para vivir en el aquí y el ahora, “siendo”, disfrutando de cada momento sin agobiarnos por el futuro, siempre incierto; ni torturarnos por un pasado que ya no podemos cambiar. Para Vivir de esta manera tenemos que ser conscientes de nuestras emociones.

¿Qué podemos hacer para tomar conciencia de nuestras emociones?

Te propongo un ejercicio, la próxima vez que tengas una emoción/ sensación desagradable, sé consciente de tu tendencia automática a evitarla y/o controlarla. Dedica tiempo a observarla, reconocerla y sentirla, es decir, acéptala.

  1. Centra tu atención en las sensaciones corporales que te produce, e identifica cuáles son los sentimientos y dónde se manifiestan: “siento presión en la sien”, “siento un nudo en la garganta”…
  2. Posteriormente, dedica unos instantes a observar los efectos de la emoción. Dirige en ese momento la atención a tu respiración, siguiendo al aire que circula por tu cuerpo durante su trayecto, de la inspiración a la espiración.

En ocasiones, podemos considerar las emociones desagradables como algo negativo. Pero las emociones, por sí mismas, son útiles porque nos dan información sobre lo que nos rodea. A través de esta función informativa, la emoción nos vincula a nuestras necesidades.

De hecho, cuando nuestras necesidades no están satisfechas, sentimos emociones desagradables. Si sabemos cuáles son estas necesidades, podemos poner en marcha las acciones apropiadas, para ello podemos responder a la siguiente pregunta “¿qué puedo hacer de forma sencilla, eficaz y positiva para mí y para las personas que me rodean, para dar respuesta a esta necesidad?”

En este punto, entran en juego nuestros valores que son los principios que guían nuestras acciones y que dan sentido a nuestra vida. Conocer tus valores te ayudará a saber “cómo” satisfacer esas necesidades.

Dar respuesta a las siguientes preguntas te pueden ayudar a detectar tus valores principales:

Si quieres aumentar tu inteligencia emocional, nosotros podemos ayudarte.

Sonia Treviño