Archivo de la etiqueta: motivación

Feliz 2017

¡Feliz 2017!

Los límites están en las palabras, no en el mundo, y con ellas construimos la realidad”.

Deseamos que en 2017 vuestro vocabulario esté formado por las palabras:

Puedo, alegría, conseguido, paz, reto, amistad,

amor, atrevimiento, coraje, ilusión, aceptación,motivación,

satisfacción, riqueza, desarrollo, armonía, equilibrio,

emoción, bienestar, salud, sabiduría, aventura,

logro, metas, oportunidades

felicidad …

¡Feliz Año Nuevo!

 

Anuncios
Niños motivados. Coaching educativo

Niños motivados. Coaching educativo

Niños motivados. Coaching educativo

En este post vamos a explicar cómo nuestros alumnos pueden definir su objetivo educativo para el curso y trazar un plan de acción para mejorar. Esto permite que estén 100% implicados y motivados en su desarrollo personal.

La rueda de la vida es una herramienta clave en coaching. 

La rueda de la vida es una circunferencia dividida en tantos sectores cómo áreas queramos valorar. Tiene distintas finalidades:

  1. Análisis de la realidad: Valoramos de 0 a 10 cada sector según estemos en el momento actual, cuánto más realistas y objetivos seamos, más útil resultará esta herramienta. (Cuál es tu realidad. Aumenta el foco)
  2. Definir el objetivo de cambio: Para que la rueda gire ha de estar hinchada y sin mellas, por lo tanto si queremos realizar un cambio importante en nuestra vida tendremos que trabajar en las áreas que tengan menor puntuación según nuestras prioridades. (5 tips para conseguir tus objetivos)
  3. Trazar un plan de acción: Dicho análisis nos permite tomar conciencia sobre aquello que queremos cambiar, y pensar en cómo lo vamos a realizar. Nos vendrá muy bien para tomar decisiones importantes (Cómo tomar buenas decisiones) y para diseñar nuestro plan de acción (Consigue lo que te propongas: plan de acción)

Cómo utilizar la rueda de la vida en el ámbito escolar

Para adaptar esta herramienta en el ámbito escolar y que la pudieran completar incluso los alumnos del primer ciclo de primaria, hemos realizado los siguientes pasos:

  • En primer lugar hemos determinado qué sectores de la educación nos resultan más interesantes para que los/as niños/as se autoevalúen:
  • A continuación hemos utilizado un lenguaje sencillo y fácil para que entendieran qué han de evaluar en cada área.
  • Para facilitar la tarea hemos dejado un espacio para que pusieran una puntuación del 0-10.
  • Después les propondremos que localicen y marquen dicha puntuación en la rueda.
  • Posteriormente tendrán que unir todos los sectores y reflexionar sobre si su rueda gira o no gira.
  • Por último, podrán escribir una propuesta de trabajo para mejorar en las áreas que estimen oportuno y describir qué pasos concretos van a llevar a cabo para realizar el cambio.

A continuación os dejamos unas imágenes de dicha herramienta. La hemos puesto en práctica con niños y niñas de 1º a 3º de primaria y el resultado es muy positivo.

En las propuestas de mejora han escrito las acciones que se comprometen a llevar a cabo para mejorar a lo largo del trimestre, una vez que hayan alcanzado ese objetivo podremos trabajar con la siguiente área de mejora, siempre apoyándonos en sus fortalezas.

Rueda de la vida escolar. EnpositivocoachingRueda de la vida escolar. Enpositivocoaching

Rueda vida escolar

Rueda vida escolar

Si quieres contratar un proceso de Coaching de calidad EnPositivo podemos ayudarte.

Sonia Treviño

 

Desarrolla autocompasión y renuncia al perfeccionismo

6 tips para recuperar la ilusión

6 tips para recuperar la ilusión

¿Has perdido la ilusión? ¿Sabes cómo recuperarla? En el post de hoy me gustaría hablar de la “ilusión”. Considero que esta emoción es uno de los ingredientes principales para conseguir cualquier cambio positivo en un proceso de coaching (3 aspectos en los que Enpositivo Coaching puede ayudarte)

Hay varias definiciones de la palabra ilusión, nos quedaremos con la siguiente explicación del término para saber de qué estamos hablando:

Sentimiento de alegría y satisfacción que produce la realización o la esperanza de conseguir algo que se desea intensamente.

En un proceso de coaching, una vez que hemos definido nuestro objetivo, el segundo paso sería pensar distintas alternativas, trazar nuestro plan de acción (Consigue lo que te propongas: plan de acción) y escribirlo, ya sabéis que el papel todo lo soporta, lo difícil es llevar a cabo todos nuestros propósitos y no desinflarnos por el camino. Si sentimos ilusión por la meta que nos hemos marcado, este sentimiento será nuestra energía para avanzar por el camino.

Para mí, la motivación sería el motor del cambio y la ilusión sería la gasolina.

Para que haya motivación es necesario que sintamos cierta inquietud que nos mueva a querer cambiar, bien para aproximarnos a una meta o bien para salir de una situación que no nos satisface, en cualquier caso dicha inquietud dará lugar a un comportamiento orientado a reducir esa tensión.

La ilusión nos da la alegría y la esperanza de seguir luchando por aquello que nos hemos propuesto. Pero si perdemos dicha alegría, nos quedamos sin el combustible necesario para que el cambio sea eficaz.

¿Cómo podemos recuperar la ilusión?

  1. Revisando que nuestro objetivo sea realista, motivador y retador. 5 tips para conseguir tus objetivos
  2. Recordando nuestros logros obtenidos hasta el momento. Cómo hacer una buena entrevista. Reconoce tus logros
  3. Siendo realistas en nuestras expectativas y renunciando al perfeccionismo.

    Desarrolla autocompasión y renuncia al perfeccionismo

  4. Visualizandonos alcanzando nuestra meta.
  5. Canalizando el miedo que nos produce salir de nuestra zona de confort. Tips para salir de tu zona de confort. Consigue tus sueños
  6. Actuando, sin pensar tanto y sin esperar el momento adecuado.

Si quieres recuperar tu ilusión y conseguir tus metas, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Desarrolla autocompasión y renuncia al perfeccionismo

Desarrolla autocompasión y renuncia al perfeccionismo

Desarrolla autocompasión y renuncia al perfeccionismo

En este post vamos a hablar de la importancia que tiene la Autocompasión para nuestra autoestima y de cómo luchar por la perfección nos puede llevar a frustración y a tirar la toalla.

“Tengo derecho a hacer las cosas bien, pero nadie me obliga a ser PERFECTO”

¿Existe la perfección? ¿Es universal? ¿Podemos alcanzarla? ¿Qué sucede cuando no llegamos a esa “perfección”? Si te has parado a reflexionar sobre estas preguntas, quizás te hayas dado cuenta de que la perfección no existe, lo que puede ser perfecto para una persona puede no serlo para otra, no podemos alcanzar algo que no existe, por lo tanto cuando nos movilizamos por alcanzar lo inexistente sentiremos: frustración, tristeza, pena, sensación de ser inútil…

Las personas que son muy perfeccionistas suelen tener baja autoestima (ver: Cómo mejorar la autoestima: Acéptate), falta de motivación, obsesiones, falta de confianza y tenderán a la inmovilización (si no me sale perfecto no lo hago)

Renunciar al perfeccionismo no quiere decir que seamos personas “conformistas” o que no tratemos de hacer las cosas lo mejor posible, pero es más sano hacerlo desde otro ángulo.

Leyendo el libro “Mindfulness, aceptación y psicología positiva” de Todd B.Kashdan y Joseph Ciarrochi me llamó gratamente la atención el concepto de “autocompasión”, me parece que es una capacidad muy útil para las personas que luchan una y otra vez para ser “perfectas”.

Aunque la RAE define la compasión como sentimiento de conmiseración y lástima que se tiene hacia quienes sufren penalidades o desgracias. Mackey y Fanning (1991) entienden la compasión como algo que implica el desarrollo de comprensión, aceptación y perdón.

El psicoterapeuta, profesor e investigador inglés Paul Gilbert, fundador de una Terapia Centrada en la Compasión habla de que la compasión tiene seis componentes principales.

Cómo aumentar nuestra Autocompasión:

  1. Desarrollar una motivación para cuidar del bienestar de uno mismo y del de los demás.
  2. Desarrollar la sensibilidad de uno mismo por su propio malestar, sus necesidades y las de los demás; reconocer cómo las propias emociones de amenaza (por ejemplo la ira) pueden bloquear esa sensibilidad.
  3. Abrirse emocionalmente y conmoverse por los sentimientos, el malestar y las necesidades de los demás.
  4. Desarrollar la capacidad de tolerar el malestar y las emociones, vinculado a la capacidad de “estar con” emociones dolorosas de uno mismo o de los demás sin evitarlas ni intentar atenuarlas, aceptándolas.
  5. Desarrollar empatía, que implica mayores habilidades cognitivas y de imaginación para poder ponerse en el lugar del otro entendiendo cómo pueden sentirse o actuar como lo hacen.
  6. Desarrollar el no juzgar es una manera de abstenerse de condenar y acusar, esto no significa que no tengamos preferencias.

Si nos marcamos un objetivo desde el perfeccionismo, jamás llegaremos, en cambio si aceptamos el reto de conseguir esa meta con “autocompasión”, desarrollando sus seis componentes ¿cómo nos sentiremos en el proceso? Seguro que más confiados/as y con más energía, más motivados/as y benévolos/as con nosotros/as mismas y estos ingredientes son fundamentales para alcanzar lo que nos propongamos.

Si quieres, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

7 pasos para conseguir hábitos de vida saludables

En  numerosas ocasiones a lo largo de nuestra vida queremos cambiar un hábito. Es decir, queremos abandonar una costumbre o empezar con otra nueva, generalmente beneficiosa para nuestra salud o nuestro bienestar.

En primer lugar es importante que diferenciemos entre ambas opciones. Si queremos abandonar un hábito debemos sustituirlo por otro y tener presente que el hábito antiguo no se olvida. Si lo que queremos es instaurar uno nuevo debemos ponernos en marcha lo antes posible ya que el tiempo necesario para instaurar un hábito está en torno a los 21-28 días.

Para instaurar uno nuevo hay algunas ideas de como hacerlo con mayor éxito. En primer lugar, el hábito debe estar relacionado con una meta o un objetivo. Por ejemplo: “voy a crearme una rutina de trabajo para conseguir un empleo” o “voy a ir al gimnasio para reducir mi grasa corporal y tener una mayor resistencia física”. Lo importante es que el objetivo nos motive, como ya dijimos en otra entrada al blog. Además, debe ser lo más concreto posible. Es mejor “voy a dejar de comer grasas hidrogenadas al menos 6 días a la semana” que “voy a comer más sano”. Es mejor “voy a ir tres veces a la semana al gimnasio, una hora y media” que “me voy a poner en forma”.

No demores el inicio. Cuanto antes lo empieces, antes lo conseguirás establecer como costumbre. Si el hábito requiere alguna preparación especial o no se puede empezar rápidamente por la razón que sea, lo ideal es poner una fecha de inicio improrrogable. Esa fecha únicamente será susceptible de ser adelantada, nunca de ser retrasada.

Instaura tres pequeñas acciones que puedas hacer todos los días. No es necesario hacer grandes esfuerzos para evitar tener “arrancadas de caballo y paradas de burro”. No es preciso llevar a cabo grandes acciones, sino pequeñas repetidamente a lo largo del tiempo. El truco es insistir en pequeñas cosas que nos lleven a alcanzar nuestro objetivo.

Mantente motivado. Sólo conseguirás implantar con éxito tu rutina, si esta coincide con tus valores. La motivación no es lo mismo que la fuerza de voluntad, más bien es lo contrario. Si la salud y el cuidado físico es uno de mis valores, encontraré motivación suficiente para dejar de fumar (¡ojo! objetivo formulado en negativo). Pero si no coincide con mis valores, tendré que hacer el esfuerzo, lo que me dará menos posibilidades de conseguir implantar ese hábito que me lleve a alcanzar mi meta.

Mira hacia adelante. Los hechos pasados son eso, pasados. Antes no contabas con la motivación, ni con la técnica de “las tres pequeñas cosas”. Antes tus objetivos estaban formulados en negativo o no eran concretos. Recuerda, sólo puedes actuar en el momento presente. ¿Qué puedes hacer ahora por instaurar ese hábito?

Fíjate en lo que estás consiguiendo. Enfócate en los progresos que haces, no en lo que estás dejando de hacer. Sé consciente de cómo aumenta tu resistencia física en el caso del deporte o como aumenta tu capacidad pulmonar y de absorción de oxígeno en el caso de dejar de fumar.

Tienes recursos suficientes para conseguirlo. Cambiar nuestra realidad está en tus manos. Ya lo has hecho en muchas ocasiones a lo largo de tu vida. Tienes la opción de elegir lo que quieres ser.

Toma la elección que más te guste y lucha por ella. Ya sabes cómo.

Néstor Villa