Archivo de la etiqueta: irritabilidad

Combatir el estrés. Relajación progresiva

Combatir el estrés. Relajación progresiva

Combatir el estrés. Relajación progresiva

¿Cuándo sentimos estrés?, ¿es adaptativo o conviene eliminarlo? En este post, vamos a darte una herramienta muy poderosa para combatirlo: la relajación Progresiva de Jacobson.

La Organización Mundial de la Salud define al estrés como “un conjunto de reacciones fisiológicas que preparan al organismo para la acción”

El estrés al igual que el miedo puede ser adaptativo. Por ejemplo cuando se produce ante una situación de peligro, el corazón se acelera, en el hígado se produce la síntesis y liberación de azúcar para usar nuestra musculatura; la capacidad respiratoria aumenta para captar más oxígeno, nuestras pupilas se dilatan, estos cambios fisiológicos nos hacen ser más ágiles para huir o atacar.

El problema aparece cuando estos cambios se producen en situaciones que no suponen un peligro real: objetivos poco realistas, discusiones, más trabajo del que podemos abordar, dando lugar a algunos de los siguientes síntomas: dolor de cabeza, tensión muscular, cansancio, gastritis, hipertensión arterial, irritabilidad, depresión, insomnio, etc.

La relajación puede reducir el estrés porque es una respuesta incompatible con éste.

Hay muchos tipos de técnicas de relajación, por ejemplo la respiración diafragmática, la visualización, el entrenamiento autógeno y la relajación progresiva de Jacobson. Hoy os proponemos practicar la relajación progresiva de Jacobson.

Edmund Jacobson es el creador del método de relajación conocido como relajación progresiva. Este método pretende un aprendizaje de la relajación progresiva de todas las partes del cuerpo.

Proceso de relajación progresiva:

  • El proceso consiste en tensar grupos de músculos y relajarlos alternativamente.
  • Es importante aprender a diferenciar entre tensión y relajación y concentrarse en el acto de desplegar los músculos y sentir así como se vuelven cada vez más y más pesados.
  • Una vez que se hayan relajado todos los grupos de músculos, se tiene que permanecer en un estado sereno, quieto, intentando formar una imagen mental de alguna escena tranquila. Como un paisaje campestre, o una playa cálida y desierta, o la imagen de las olas en una bahía tropical.

Con la práctica resultará cada vez más fácil la utilización de estas imágenes para aumentar la sensación de bienestar y de relajación.

A continuación os dejamos un vídeo que da las instrucciones para la relajación progresiva.

Néstor Villa.

Música: Jesús Villa