Archivo de la etiqueta: hábitos

Cómo aprender de los cambios

Cómo aprender de los cambios

En otros post hemos hablado de cómo nos resistimos al cambio y cómo superarlo. En esta entrada nos vamos a basar en el libro de “Héroes cotidianos” de Pilar Jericó para explicar cómo podemos aprender de los cambios que vivimos y cómo salir más fortalecidos/as de ellos.

La aventura del cambio

Según Pilar Jericó todo cambio puede ser una aventura y estaría formada por los siguientes pasos:

LLAMADA A LA AVENTURA

 

Llamada a la aventura

La llamada a la aventura puede ser de dos tipos:

  1. Llamada del cielo: consiste en un cambio que podemos buscar, por ejemplo un buscar otro trabajo, tener un hijo, vivir en otra ciudad… aunque son opciones elegidas por nosotros nos asusta, porque sabemos lo que perdemos pero no lo que ganamos.
  2. Llamada del trueno: son los cambios que nos vienen dados, una enfermedad, una separación, un despido… no contábamos con ellos pero la vida es así.

En este punto es importante reflexionar sobre todos los recursos de los que disponemos para afrontar este cambio.

Miedo y Negación 

En posts anteriores explicamos por qué nos resistimos al cambio, ver: (¿Por qué nos resistimos al cambio?). Tenemos que tener en cuenta que al cerebro le gusta trabajar con certezas.

Los seres humanos estamos programados para la supervivencia y para este fin contamos con las emociones, una de las más valiosas es el miedo. Ver: (6 pautas para vivir sin miedo). Lo más importante es que este miedo no nos paralice y que podamos seguir recorriendo nuestra aventura.

Un mecanismo de defensa que ponemos en marcha ante el miedo es la negación. En esta fase es fácil postergar decisiones importantes, evitar el tema de cambio, responsabilizar a los demás de nuestras dificultades, es decir, negar lo evidente. 

Pilar Jericó recomienda, para superar el miedo y la fase de negación, reflexionar sobre las siguientes cuestiones:

  • ¿Qué miedo te hace sentir tu aventura? ¿Qué ocurriría si tu temor se cumpliera? ¿Cuál sería la peor de las situaciones? ¿Qué te sucedería entonces y qué podrías hacer?
  • ¿Cuál crees que es tu principal dificultad?
  • ¿Qué te dicen las personas que te conocen bien y que tú no ves en ti?
  • ¿Qué no quieres perder? ¿Qué beneficios te aporta?

Travesía del desierto

En esta fase nos damos cuenta de dónde estamos y realmente y comienza a haber aceptación, tomamos conciencia de las cosas, de aquellas de las que nos tenemos que despedir o deshacer y de las nuevas opciones que se nos presentan.

Es frecuente que se confundan los términos de aceptación y resignación , pero la diferencia es muy significativa, puesto que la aceptación tiene un enfoque proactivo y quién está resignado tiende más a la reacción, pensando que no puede hacer nada para un mayor bienestar.

Por lo tanto la resignación supone vernos indefensos frente a lo que nos ocurre, sin confiar en nuestra valía y con pensamientos negativos recurrentes del tipo: “haga lo que haga no voy a conseguir nada”. Esta actitud nos invita a “tirar la toalla”.

En cambio, la aceptación supone reconocer que algo no nos gusta, para empezar a jugar con las cartas que nos han tocado en esa partida.

Hay una idea oriental que dice “aceptar lo que nos sucede sin cuestionarlo”, esta afirmación se refiere a no cuestionar lo que nos sucede, asumiendo que eso es así, sin negarlo o evitarlo.

En este momento estamos preparados/as para explorar una nueva realidad, algunas claves para este momento son:

Aprendemos nuevos hábitos, ganamos nuevos recursos

Una transformación no se produce si no cambias también tus hábitos

Para cambiar de hábitos tenemos que saber que los antiguos no se olvidan, tenemos que sustituirlos por otros más acordes con nuestras metas, nos tienen que motivar y debemos ser perseverantes. Ver: 7 pasos para conseguir hábitos de vida saludables

En esta fase, podemos hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los hábitos que serían más recomendables? ¿Te sientes protagonista de tu vida o crees que lo malo que te ocurre es por culpa de los otros? ¿Qué beneficios te otorga sentirte víctima de las circunstancias?
  • ¿Qué pensamientos te autoboicotean? ¿Cómo puedes rebatirlos?
  • ¿Eres capaz de reírte de ti mismo/a?
  • Antes de tomar una decisión, ¿qué tipo de impacto tendría para ti en los próximos diez minutos, diez meses y diez años?

Fin de la aventura

Estamos en la fase final, hemos concluido nuestra aventura, en este momento integramos nuestras realidades. Hemos aprendido, nos hemos desarrollado como personas, somos más sabios.

Por todos estos motivos sabemos que la aventura ha merecido la pena.

Si quieres compañía en tu travesía, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Anuncios
Cómo mantener tu meta

Cómo mantener tu meta

Cómo mantener tu meta

¿Has conseguido una meta y a los pocos días la has perdido?, en este post, vamos a dar unos consejos para mantener tu meta.

“Fueron felices y comieron perdices”, “eureka”, “lo conseguí”…. Todas estas expresiones son la celebración de haber conseguido una meta, pero ¿qué sucede después?, ¿cómo mantenemos lo conseguido?, ¿es fácil?….

Muchas de las entradas que hemos realizado en el blog están dedicadas a definir objetivos, analizar la realidad, generar alternativas y llevar a cabo un plan de acción que nos aproxime a la meta, pero también es importante saber qué responsabilidad adquirida supone alcanzar dicha meta y reflexionar sobre cómo vamos a conservar nuestro éxito.

Por ejemplo, un objetivo puede ser: “llegar a pesar 70 kilos dentro de dos meses”, pasan esos meses y conseguimos llegar a dicho peso, pero no nos podemos descuidar, tenemos que desarrollar hábitos y un estilo de vida que nos permita seguir pensando 70 kilos. En el momento en el que nos subimos a la báscula y vemos que hemos recuperado 3 kilos, no nos podemos dejar llevar por el distrés (ver: cómo aumentar nuestra felicidad. Eustrés la cara buena del estrés) y tirar la toalla.

Algunas actitudes que nos ayudan a disminuir el estrés y recuperar el control de la situación.

Reduce el estrés y hazte con el control:

  1. Ilusión. 6 tips para recuperar la ilusión
  2. Aceptación. No te preocupes: ocúpate o acéptalo
  3. Compromiso. Cómo aumentar tu compromiso para alcanzar tus metas
  4. Ver la oportunidad en vez de la amenaza. Cómo conseguir un cambio a positivo
  5. Cuidado de la salud y de las relaciones afectivas. Cómo mejorar las relaciones

Reflexiones para cambiar nuestro estilo de vida

  1. ¿Qué pequeñas acciones te ayudan a establecer la rutina que deseas? Haz un listado y elije por cuál vas a empezar, una vez que la realices de forma automática, puedes seguir con tu listado y trabajar la siguiente acción. Por ejemplo para mantenerme en mi peso me gustaría seguir las siguientes acciones: hacer una dieta equilibrada, salir a correr por las mañanas 20 minutos tres días en semana, ir dos días al gimnasio,….
  2. ¿Con qué rutinas tienes que romper para alcanzar la nueva? Haz consciente el comportamiento que quieres cambiar, utiliza recordatorios dónde y cuándo lo necesites para realizar la nueva acción. Si quiero hacer una dieta equilibrada, tengo que deshacerme de todas las comidas hipercalóricas y el recordatorio puede consistir en colgar en la nevera los alimentos que puedo tomar en el desayuno, hacer la lista de la compra ciñéndome a ellos, no comprar si tengo hambre… Los expertos dicen que el tiempo recomendable para consolidar un hábito son 21- 28 días.
  3. ¿Cómo te tratas cuando no consigues lo que quieres? Es importante que cuando fallamos no nos machaquemos y seamos benévolos/as con nosotros/as mismas, aprender del error y buscar una solución es lo más inteligente. Si un día caigo en la tentación de comer un trozo de chocolate, no debo fustigarme, puedo hacer consciente el por qué he tomado ese chocolate y preparar alternativas por si me vuelve a suceder, no caer de nuevo.

Siguiendo estas recomendaciones, puedes ir avanzando en tu listado de acciones positivas para tu bienestar.

¿Ya sabes cómo mantener tu objetivo?

Si quieres, EnPositivo podemos ayudarte.

Sonia Treviño