Archivo de la etiqueta: gestión del tiempo

Masterclass: Técnicas para combatir el estrés laboral

El próximo lunes 18 de enero emitiremos una Masterclass en directo a través de la plataforma de la UNIR (Universidad Internacional de la Rioja).

  • Si te sientes amenazad@ o en peligro.
  • Si no ves salida a tus problemas.
  • Si tienes sensación de nudo en el estómago.
  • Si notas que tu cuerpo no funciona como debería.
  • Si la vida pasa ante ti sin que puedas disfrutarla.

Entonces, esta conferencia te puede ayudar.

Te puedes apuntar aquí

 

Cómo ganar el tiempo: orden y limpieza

Cómo ganar tiempo: orden y limpieza

Cómo ganar el tiempo: orden y limpieza

Esta será la última entrega de la trilogía de gestión del tiempo. En las anteriores entradas hablamos de la organización y del estilo de trabajo en aras de realizar una gestión del tiempo más eficaz y que esto redunde en nuestra eficacia personal a nivel laboral y personal.

Pues bien, pasemos ahora a tratar sobre cómo el orden y la limpieza pueden afectar a nuestra gestión del tiempo.

Es muy importante que mantengas ordenado tu lugar de trabajo.

Ten en cuenta que el desorden puede hacernos perder entre un 20 y un 25% de nuestro tiempo. Además generará mucho estrés en situaciones de urgencia.

Un ejemplo muy ilustrativo de esto es cuando vamos a salir de casa con prisa porque vamos con el tiempo justo y no encontramos las llaves.

Puedes comprobar si mantienes el orden necesario midiendo el tiempo que tardas en encontrar información o documentación en papel en tu escritorio y en tu archivo. Quizá te sorprendan los resultados.

Debemos también tener en cuenta si ordenas correctamente la información en tu ordenador. Si no sigues un método previamente establecido, es posible que te cueste mucho trabajo encontrar un determinado archivo. Dedica un tiempo a pensar cómo puedes organizarlos todos.

Es recomendable que uses unos nombres comunes para los archivos ya que te ayudará a localizarlos rápidamente y tener lo que más usas en el escritorio. Pero, ojo, sólo lo que más usas. Una vez que hayas terminado con ello, debes archivarlo correctamente. También deberías cada tres o cuatro meses revisar, borrar y limpiar todo tu disco duro.

Tanto para los documentos en papel como para los digitales, lo ideal es archivarlos en el momento y no dejarlo para más tarde. Si lo vamos dejando, vamos acumulando tarea y al final se convertirá en algo pesado y difícil que, a su vez, hará que lo posterguemos más.

Para terminar me gustaría dejar claro que el orden y la limpieza es una tarea más en tu día a día. Si dedicas unos segundos cada vez que es necesario, te ahorrará mucho tiempo más adelante.

Y para cerrar el ciclo de post de gestión del tiempo, creo que hacerse esta pregunta frecuentemente puede ayudarnos mucho:

¿Cuál es el modo más valioso de usar mi tiempo en este momento?

Si quieres, EnPositivo podemos ayudarte.

Néstor Villa

6 pasos para organizar correctamente tu trabajo

6 pasos para organizar correctamente tu trabajo

6 pasos para organizar correctamente tu trabajo

Volviendo al tema de la gestión del tiempo y después de haber hablado sobre la organización y planificación (Gestión del tiempo: organización y planificación), hoy me gustaría que tratáramos sobre cómo puede influir tu estilo de trabajo en la gestión del tiempo.

6 pasos para organizar correctamente tu trabajo

  1. En primer lugar, podemos revisar si te marcas objetivos. Es necesario que tengas unos objetivos claros y unos plazos marcados, así podrás identificar las tareas que has de realizar y los recursos que vas a necesitar. Respecto a los objetivos, ten en cuenta que han de ser claros y viables. (5 tips para conseguir tus objetivos)
  2. A la hora de ponerte a trabajar, lo mejor es que priorices tus tareas (Cómo ganar tiempo y reducir estrés) según importancia y urgencia y no por lo que más te gusta o por lo que más te apetece en el momento. Si trabajas según lo que más te guste, tenderás a procastinar.(5 tips para ganar tiempo y no procrastinar)
  3. Otra cuestión para que tengas en cuenta es si te involucras mucho en tareas de detalle que te llevan mucho tiempo y son poco importantes para el logro de los objetivos, dejando la organización y planificación para más adelante.
  4. Es importante también que analices si vas resolviendo las tareas sobre la marcha, es decir, si según van surgiendo o las resuelves o las resuelves según lo planificado.
  5. Plantéate si tardas menos en acabar tus tareas cuando trabajas bajo presión o si por el contrario, la presión disminuye tu rendimiento. Si estás acostumbrado a trabajar bajo presión, eso hará que tengas dificultades para planificar y cumplir una planificación, ya que lo que perseguimos es precisamente evitar la presión. Acostúmbrate a trabajar al máximo rendimiento para cumplir el objetivo marcado cumpliendo la planificación. Así evitarás la prisa y el estrés de última hora.
  6. Y, en último lugar, observa si delegas. Hay cosas que puedes delegar, no es necesario que lo hagas tú todo. En próximos artículos hablaremos extensamente de la delegación.

Desde EnPositivo queremos que aproveches y disfrutes al máximo de tu tiempo.

Néstor Villa

Gestion del tiempo Planificacion

Gestión del tiempo: organización y planificación

Gestión del tiempo: organización y planificación

En esta ocasión vamos a hablar de la gestión del tiempo y más concretamente de la organización y planificación del trabajo.

Sobre la gestión del tiempo hemos escrito en anteriores post de este mismo blog (Cómo ganar tiempo y reducir el estrés). Aquí me gustaría que desgranáramos tres cuestiones básicas que van a ser fundamentales para realizar una buena gestión:

  • La organización y planificación

  • El estilo de trabajo

  • Orden y limpieza.

Si te parece en este artículo vamos a tratar el primer aspecto que influirá para realizar una buena gestión del tiempo: la organización y planificación.

La organización y planificación

Para planificar y organizar tu tiempo parece evidente que debemos registrar en qué lo empleas.

Lleva la cuenta de cuánto tiempo te requiere cada tarea y regístralo para tenerlo en cuenta en la planificación. Si no sabemos lo que dedicamos a cada tarea, nos va resultar muy difícil planificarnos.

Cuando te pones a trabajar, ¿sabes lo que tienes que hacer o improvisas? ¿Sabes lo que tienes que hacer durante la semana? Si no has organizado y planificado tu tiempo con antelación, es muy posible que te dediques a las tareas que te resultan más agradables y procrastines (5 tips para ganar tiempo y no procrastinar) aquellas que te resulten más costosas pese a que puedan ser más importantes.

Puede ocurrir que estés tan ocupado que no tengas tiempo para planificar. Debes evitar a toda costa que esto te ocurra. Es muy conveniente parar un momento y dedicarte a poner un poco de orden. Esto hará que rindas más y seas más eficaz.

Planifica todas las tareas. Deja algo de tiempo para los imprevistos que siempre pueden ocurrir pero procura que sean los mínimos posibles. Planifica exhaustivamente.

Por último, no olvides la agenda. Toda la organización y planificación de tu tiempo tiene que quedar registrada.

Desde EnPositivo queremos que seas más eficaz.

Néstor Villa

Encuentra trabajo. CANVAS, tu hoja de ruta.

Encuentra trabajo. CANVAS, tu hoja de ruta.

Encuentra trabajo. CANVAS, tu hoja de ruta.

En los cursos que impartimos de Desarrollo profesional para la búsqueda de empleo o la mejora profesional, proponemos que los/las alumnos/as del mismo reflexionen sobre su hoja de ruta para el objetivo que se marcan.

Para dicha hoja de ruta, adaptamos la herramienta CANVAS que es un formato diseñado por Alex Osterwalder en 2010 que visualiza el modelo de negocio según nueve campos en una sola tabla y que da una visión global de la ida de negocio mostrando las interconexiones que existen entre los diferentes elementos. Y digo que adaptamos dicha herramienta porque el Business Model Canvas se utiliza en el ámbito del Emprendimiento.

Tener una idea global de cómo afrontamos la búsqueda de empleo, nos sirve para trazar distintas estrategias de mejora y que nuestro cometido sea más eficaz.

En la siguiente imagen podéis ver qué nueve apartados son importantes para este fin:

CANVAS

  1. Clientes por segmentos: ¿Para quién queremos trabajar?, ¿cuáles son las empresas más importantes?, ¿qué tipo de empresa?, ¿qué tipo de condiciones?. Aquí podremos poner el tipo de empresa o sector al que nos vamos a dirigir. A parte podemos tener nuestra propia base de datos con las empresas con las que queremos contactar o hemos contactado.
  2. Relación con los clientes: ¿Cómo espera cada empresa que nos relacionemos con ella?, ¿qué relaciones vamos a mantener?, ¿qué queremos conseguir en esa empresa? Por cuenta ajena, freelance, haremos una colaboración, voluntariado, etc.
  3. Mi propuesta de valor: ¿Qué necesita la empresa?, ¿qué competencias tienes para cubrir esas necesidades? Para este apartado es fundamental realizar ejercicios de autoconocimiento, saber en qué competencias destacamos, cuál es nuestro talento, nuestros logros y qué nos hace diferentes del resto de candidatos. No es suficiente con enumerar un listado de características positivas que tenemos, es importante justificar con hechos por qué tenemos esas cualidades diferenciadoras.
  4. Canal de distribución: ¿Qué canales son más eficaces para llegar a nuestros segmentos del cliente? Aquí reflejaremos qué red social es más directa para contactar con la empresa, o si es mejor contactar a través de un portal de empleo, metabuscadores, prensa, si contactaremos por teléfono directamente, etc.
  5. Recursos clave: ¿Qué herramientas utilizo? Cartas de presentación, agradecimiento y recomendación, el C.V., bases de datos con información de las empresas, agenda de búsqueda de empleo
  6. Acciones clave: ¿Qué hemos hecho hasta ahora?, ¿qué me ha funcionado?, ¿qué más puedo hacer? Es decir, de nuestro plan de acción reflexionar sobre lo que mejor está funcionando y lo que menos para trazar nuevas estrategias, siempre gestionando nuestro tiempo.
  7. Colaboraciones clave: ¿Cuál es tu red de contacto? Ampliar la red y mantenerla es fundamental en la búsqueda de empleo.
  8. Costes asociados: ¿Qué desgaste voy a tener?, ¿cuánto nos cuesta hacer las acciones clave?, ¿y los recursos?, ¿cuánto me va a costar la formación?. Responder a estas preguntas nos ayudará a gestionar mejor nuestros recursos, tiempo y motivación.
  9. Beneficios obtenidos- indicadores: Es importante el análisis de resultados: ¿Qué he conseguido?, ¿qué herramienta/recurso me funciona mejor?, ¿qué canal es más eficaz? Identificar nuestro puntos fuertes y débiles en la búsqueda de empleo y mejorar.

Una vez completada estos apartados, según avanza nuestra búsqueda de empleo, dicha hoja podrá cambiar en función de los resultados obtenidos, es una herramienta dinámica que nos permite adaptarnos a las circunstancias de cada momento.

Si quieres que tu búsqueda de empleo sea más eficaz, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Responsable, víctima o acusador/a

¿Cuántas veces, ante algún problema, las personas lo primero que hacen es buscar el/la culpable? Solamente tenemos que leer o ver las noticias para ver cómo unos/as y otros/as lanzan balones fuera para eximirse de SONY DSCposibles “culpas”.

Cuando señalamos a alguien como culpable, nos posicionamos en una situación de víctima, y desde esa posición podemos entrar en una zona de queja poco orientada a buscar soluciones.

Por este motivo, pienso que es más sano que ante un conflicto, problema o situación difícil seamos “responsables”.

La responsabilidad es la capacidad que tenemos para actuar coherentemente con nuestros valores y principios, asumiendo las consecuencias de nuestros actos.

Ser responsable también supone aceptar que nos podemos equivocar, y lo que es más interesante, poder aprender de nuestros errores.

Las personas responsables tienen una actitud proactiva, se mueven en su círculo de influencia, las personas reactivas, es decir, aquellas que buscan culpables o incluso se culpabilizan por todo, se muestran resignadas, sin hacer nada por cambiar lo que no les gusta, porque se sienten víctima de las circunstancias o de las personas que les rodean, quejándose y lamentándose por lo injusta que es la vida.

Cuando nos responsabilizamos de nuestras decisiones en la vida, y de todo lo que sucede debido a las opciones elegidas, asumimos las riendas de nuestras vidas y nos empoderamos. Aceptamos lo que no podemos cambiar pero luchando por lo que queremos, desde la libertad de elegir hacernos cargo de una situación o persona.

Otras capacidades implicadas en la capacidad de responsabilidad son:

  • La asertividad para defender nuestro punto de vista y/o sentimientos respetando a los demás.
  • La humildad para reconocer nuestros errores y aprender de ellos.
  • La gestión del tiempo y planificación para cumplir nuestros propósitos.
  • El compromiso de elegir libremente lo que hacemos para lograr nuestras metas asumiendo el coste y el esfuerzo que esto conlleva.
  • La confianza en nosotros/as mismos/as y en los demás, nos ayudará a asumir mayor responsabilidad.

“La libertad supone responsabilidad. Por eso la mayor parte de los hombres la temen tanto”. George Bernard Shaw.

EnPositivo Coaching ayudamos a que nuestros/as clientes tomen las decisione que desean para hacer realidad sus objetivos de forma responsable.

Si quieres, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

8 barreras internas para la gestión del tiempo

8 barreras internas para la gestión del tiempo

8 barreras internas para la gestión del tiempo

Es posible que a veces nos sintamos desbordad@s por las tareas que tenemos que hacer. Vemos que el tiempo del que disponemos no es suficiente para acabar todo lo que nos hemos propuesto o que no podemos terminar el trabajo que nos han encomendado.

Cuando esto ocurre, puede que mostremos síntomas de estrés y que nos sintamos angustiad@s. La consecuencia suele ser que tengamos que realizar un esfuerzo extra que normalmente se traduce en llevarnos el trabajo a casa o quedarnos más tiempo en el trabajo.

También es posible que no consigamos desconectar y tengamos dando vueltas en la cabeza lo que nos queda por terminar. Esto afectará a la calidad de nuestro descanso e incluso de nuestras relaciones personales. ¿Tienes control emocional o eres esclavo de tus emociones?

Ocho formas ser más eficaces en nuestro trabajo:

  1. A la hora de planificar, seamos realistas. No nos pongamos plazos que no podamos cumplir. Calculemos el tiempo que nos llevará cada actividad de la manera más exacta posible. Gestión del tiempo: organización y planificación
  2. Prioricemos las tareas y no seamos impulsivos. Es preferible perder media hora en planificar a ponernos a hacer lo primero que veamos sin establecer ninguna prioridad.
  3. Hay cosas que tenemos que hacer nosotros y otras que podemos delegar o para las que podemos pedir ayuda. Antes de ponernos a realizar tareas muy laboriosas y de detalle, pensemos si alguien nos puede ayudar o las podemos delegar. Quizá alguien ya lo haya hecho o tenga un sistema que nos ayude a terminarlo rápidamente.
  4. Mantengamos ordenado nuestro lugar de trabajo. Podemos perder entre un 20 y un 25% de nuestro tiempo buscando aquello que no tenemos correctamente ordenado. Atención a cómo guardamos los emails, o archivamos nuestros documentos digitales. No deberíamos perder tiempo en buscar un archivo que hemos guardado en cualquier parte de nuestro ordenador.
  5. Evitaremos estrés si en una situación de urgencia encontramos rápidamente lo que buscamos. Ya sabemos que el estrés hace que seamos menos eficientes. Ver 5 actitudes para prevenir el estrés
  6. No dejemos las tareas para el último momento. Si hemos hecho una buena planificación esto no debe ocurrir. Empecemos cuanto antes, evitemos procastinar. Esto es especialmente aplicable a las tareas que nos gustan menos. No dejemos lo que no nos gusta para más adelante, cuanto antes lo terminemos, antes nos lo quitamos de en medio. 5 tips para ganar tiempo y no procrastinar
  7. Quitémonos la costumbre de trabajar bajo presión. Nuestro trabajo será más gratificante si no tenemos que ir a toda velocidad para acabar a tiempo.
  8. Para apagar fuegos están los extintores. Para prever y planificar, estamos nosotros. No nos limitemos a ser “apagafuegos”. Incluyamos imprevistos en nuestra planificación porque es fácil que se presenten. Pero no nos limitemos a resolver imprevistos porque eso querrá decir que no hemos organizado nuestro tiempo.

Si cumplimos con estos ocho puntos pondremos todo de nuestra parte para sacar el máximo rendimiento a nuestro tiempo.

Claro que hay otras cuestiones que afectan a nuestro rendimiento pero ya no están directamente bajo nuestro control. Son las relacionadas con la misión del puesto de trabajo y cómo se establecen los objetivos.

Si quieres, EnPositivo puede ayudarte con la gestión del tiempo.

 Néstor Villa