Archivo de la etiqueta: EFT

Cómo hacer Tapping: Frase de trabajo

Cómo hacer Tapping: Frase de trabajo.

Cómo hacer Tapping: Frase de trabajo

¿Quieres saber que es el tapping?, ¿crees en la medicina china?, ¿sabes cómo se hace EFT o tapping?, en este post os vamos a enseñar a hacer la frase de trabajo.

Quién me hubiera dicho a mí en la época en la que estudiaba Psicología que iba a estar escribiendo una entrada a un blog sobre Tapping.

Yo, conductista empedernido y creyente a pie juntillas del método científico, explicando algo relacionado con la medicina china, con las energías y darse golpecitos para solucionar dolores, miedos, traumas, enfermedades y que vale para casi todo.

Pues sí, aquí estoy explicando esta técnica sin base científica alguna por un simple motivo: funciona. O al menos a mí me funciona y la he aplicado en casos en los que ha demostrado una eficacia absoluta. También es cierto que en otros casos no ha funcionado pero al ser muy breve, no tener ninguna contraindicación y no suponer sufrimiento para la persona que la recibe, no se pierde nada por intentarlo.

Además, no hace falta creer que va a funcionar. Incluso he comprobado que unas risas escépticas antes, ayudan a que funcione mejor.

Básicamente, la técnica parte de la acupuntura pero en vez de ponernos agujas, nos damos golpecitos con las yemas de los dedos en determinadas zonas. Por esas zonas, pasan los canales de energía de la medicina china. A la vez que nos damos los golpes, repetimos unas frases.Una vez explicado muy por encima en qué consiste el tapping, vamos a ver ahora cómo construimos las frases.

Hay dos tipos de frases: la frase larga y la frase corta. La frase larga la diremos tres veces mientras se trabaja el punto sensible o punto de karate y una versión corta que se trabajará en el resto de los puntos de tapping.

Hoy nos vamos a dedicar a construir las frases. En otra entrada explicaré los puntos donde nos vamos a dar los golpecitos.

La frase larga debe cumplir estos requisitos:

– Incorporar un inicio del tipo: “A pesar de…. (el problema)”

– Finalizar la frase con la “aceptación”. Este paso es uno de los más importantes en la técnica. Sin aceptación no funcionará. La aceptación se construye de una forma similar a: “……me acepto completa y profundamente”, “…. Acepto mi problema y me acepto a mí completa y profundamente” “…. me quiero y me acepto completamente”

– Una frase modelo sería “A pesar del problema que tengo, me quiero y me acepto completa y profundamente”.

Un ejemplo usado en otras ocasiones es: “A pesar del dolor que tengo en el hombro desde hace dos años que no me deja tranquilo, me quiero y me acepto completa y profundamente”.

La frase larga la repetiremos tres veces, con sentimiento y enfatizando. Posteriormente utilizaremos la frase corta para el resto de puntos de la ronda de tapping. Es importante pronunciar las frases en voz alta y con fuerza, no musitándolas.

La frase corta sería: “Este problema que tengo”. En el ejemplo anterior, sería: “Este dolor de hombro que tengo”.

Puede ocurrir que la persona tenga problemas de aceptación enfocados en su problema. Es más, es frecuente que eso ocurra. En este caso, costará decir la parte “me quiero y me acepto”. Como señalo anteriormente, la frase se debe decir alta, clara y completa.

Antes de empezar con las frases es conveniente valorar el grado de dolor o malestar que nos genera aquello que vamos a tratar con tapping. En el ejemplo del hombro, valoramos el dolor de 0 a 10. Al terminar la ronda, valoraremos de nuevo el dolor.

En la próxima entrada al blog veremos los puntos en los que tenemos que aplicar tapping.

El tapping te ayuda, EnPositivo te ayuda.

Néstor Villa

Anuncios
Cómo superar los bloqueos emocionales

Cómo superar los bloqueos emocionales

Cómo superar los bloqueos emocionales

En esta entrada al blog, vamos a hablar cómo podemos superar un bloqueo emocional, reaccionando tal y como nos gustaría y no siendo arrollados por las emociones.

Ante un cambio inesperado, una situación difícil, un acontecimiento impactante, una fuerte emoción, podemos ser víctimas de un bloqueo emocional que nos incapacita para reaccionar como nos gustaría.

Este bloqueo nos produce frustración e indefensión (leer 9 pasos para tolerar la frustración. Resiliencia) nos sentimos fuera de juego y no encontramos recursos para hacer frente a la vida, así que nos enfadamos, quejamos y pensamos que no tenemos alternativas.

Ante esta situación, en un proceso de coaching se trabaja de la siguiente manera:

  1. Definir cuál es nuestro objetivo, es decir, qué conducta queremos promover para sentirnos dueños de nuestra vida. Este propósito ha de ser medible, alcanzable, retador, con unos plazos de tiempo y específico. No es tarea fácil, pero es fundamental, como dijo Nietzsche: «Quien tiene algo por qué vivir, es capaz de soportar cualquier cómo». Ver entrada:  5 tips para conseguir tus objetivos
  2. Detectar la situación real intentando que sea objetiva, sin distorsiones como las frecuentes generalizaciones del tipo “Siempre que conozco a alguien piensa que soy antipático”. En este momento es fundamental detectar cuales son nuestra creencias limitantes (Cómo ganar confianza. Creo, luego puedo) y conocer el hecho que nos ha producido el bloqueo, todos tenemos potencialidades para resolver conflictos, pero si estamos paralizados no fluyen. Para este segundo paso te recomendamos el post:

Reflexionaremos ante preguntas como ¿qué está sucediendo ahora?, ¿quién está involucrado?, ¿qué he hecho hasta ahora y con qué resultados?, ¿qué más puedo hacer?, ¿qué me ha impedido hacer otras cosas?, etc.

Una vez clarificada la situación actual, es importante generar alternativas, formas diferentes para afrontar el asunto, plantearnos las posibilidades que tenemos, las ventajas y los inconvenientes de cada alternativa para generar un plan de acción (Consigue lo que te propongas: plan de acción)

Cuando hemos aprendido a reaccionar de determinada manera ante una situación, nos sale esa respuesta de forma automática, aunque nos perjudique, estamos en una zona de confort, (Tips para salir de tu zona de confort. Consigue tus sueños) donde ya sabemos lo que hay y nos cuesta cambiar, porque no sabemos lo que nos vamos a encontrar. Pero si queremos obtener un resultado diferente, tenemos que actuar de otra manera, más adaptativa para nosotros.

Me parece fundamental pensar cuál es el primer pequeño paso para avanzar hacia nuestra meta, una vez que lo damos, nos damos cuenta de que tenemos capacidad para seguir caminando y nos resulta motivador, por tanto el camino nos parece más liso y fácil de recorrer.

Otras formas de abordar los bloqueos emocionales es aplicando la Técnica de Liberación Emocional (E.F.T) y de los modelos de Programación Neurolingüísitica (P.N.L). La suma de estos recursos, en función de las necesidades del coachee, dan resultados positivos.

Si quieres, EnPositivo te ayuda a liberar tus bloqueos emocionales y ser más feliz.

Sonia Treviño

Desde la aceptación, la transformación.

¿Aceptar lo que nos sucede es lo mismo que resignarnos?

Es frecuente que se confundan ambos términos, pero la diferencia es muy significativa, puesto que la aceptación tiene un enfoque proactivo y quién está resignado tiende más a la reacción, pensando que no puede hacer nada para un mayor bienestar.

Por lo tanto la resignación supone vernos indefensos frente a lo que nos ocurre, sin confiar en nuestra valía y con pensamientos negativos recurrentes del tipo: “haga lo que haga no voy a conseguir nada”. Esta actitud nos invita a “tirar la toalla”

En cambio, la aceptación supone reconocer que algo no nos gusta, para empezar a jugar con las cartas que nos han tocado en esa partida.

Hay una idea oriental que dice “aceptar lo que nos sucede sin cuestionarlo”, esta afirmación se refiere a no cuestionar lo que nos sucede, asumiendo que eso es así, sin negarlo o evitarlo.

transformaciónLa aceptación es el punto de partida para realizar una transformación y de aquí precisamente parte la EFT o Técnica de Liberación Emocional, cuyo objetivo es eliminar todo tipo de malestar emocional o físico reequilibrando nuestro sistema energético.

Esta técnica se basa en los principios de la Medicina China y más concretamente de la Acupuntura, trabajando con la energía que circula por el cuerpo a través de los meridianos energéticos.

La metodología de trabajo de EFT consiste en efectuar “tapping” o golpear suavemente con las yemas de los dedos en los puntos de inicio y final de los meridianos energéticos, mientras que nosotros pronunciamos unas frases de aceptación y relativas al tema a solucionar, conectados con la emoción o malestar que queramos eliminar.

Los orígenes de EFT los encontramos en TFT (Thought Field Therapy) Terapia del Campo del Pensamiento del psicólogo Roger Callahan.

Uno de los discípulos de Callahan fue Gary Craig que llegó a la conclusión de que la calidad de la vida de un individuo se puede relacionar directamente con su salud emocional. La salud emocional es el cimiento de la autoconfianza, y la autoconfianza es el trampolín que nos impulsa a perseguir aquello que queremos para nuestra vida. Fue Craig, quien desarrolló la técnica de la EFT

“Aunque nada cambie, si yo cambio….¡Todo Cambia!” Aldous Huxley

Si quieres, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

¿Invierto en coaching?

¿Cuáles son las ventajas de invertir en un proceso de coaching?, ¿qué resultados puedo obtener?

En lo que respecta al coaching ejecutivo las cifras hablan por sí solas. Tras un proceso de coaching las empresas consiguen un  retorno del 700% de la inversión realizada. Es decir, de cada euro invertido en coaching, se recuperan hasta 700. Otras fuentes hablan de rentabilidades de entre el 570% y el 1000%. En este caso, el estudio es de una consultora de Florida llamada Manchester realizado tras estudiar a 100 ejecutivos que habían recibido coaching.

Lo que es indudable es que se producen mejoras significativas en relaciones profesionales, tanto con superiores o colaboradores. Se mejora el trabajo en equipo, la satisfacción en el trabajo, la productividad, la calidad, la capacidad organizativa, la orientación al cliente y los beneficios. Sin embargo, se reducen la conflictividad y los costes.

Lo que conseguirás con el coaching personal es encontrar y desarrollar todo tu potencial y utilizarlo para los resultados específicos que deseas alcanzar.

En particular, cambiarás antiguos hábitos por estrategias eficaces, mejorarás la calidad de tus relaciones, ganarás tiempo para dedicarlo a lo que de verdad te importa. Incrementarás tu rendimiento en el trabajo y lograrás una vida más equilibrada.

Mejorarás el control del estrés y favorecerás la canalización de las emociones. Reforzarás la motivación y controlarás la actividad mental, controlando los pensamientos negativos. Además mejorarás la capacidad de concentración, de atención, de aprendizaje y de creatividad.

Lo mejor de todo es que estos cambios son permanentes. No hay que ir cada tres meses a “revisión” y se consiguen en un número limitado de sesiones.

Cuando vamos al dentista o a la clínica de estética no nos planteamos si es caro. Pensamos que es una cosa necesaria para nuestra salud o nuestra estética. Sin embargo, cuando nos hablan de nuestra higiene mental o de nuestra felicidad sí nos planteamos que es mucho gasto.

Cuando renovamos los equipos informáticos o el posicionamiento web de nuestra página de la empresa nos parece un gasto aceptable. Pero si hablamos de coaching para mejorar la rentabilidad o la eficacia, siempre encontramos una excusa para no hacerlo.

En vista de estos datos, ¿cuánto estás dispuesto a invertir en un proceso de coaching?

Si quieres, EnPositivo podemos ayudarte.

Néstor Villa