Archivo de la etiqueta: eficacia

Emprender o quedarse en tierra de nadie

Cuando estamos en búsqueda activa de empleo, nos topamos con muchas trabas y dificultades que hacen que no podamos ejercer la profesión para la que nos hemos formado o hacerlo y cobrar una cifra bastante inferior a la que percibíamos anteriormente en el mismo puesto de trabajo. Ante esta situación a uno le entran ganas de emprender, hacer lo que realmente le gusta, siendo jefe de sí mismo.

Pero las estadísticas nos hablan del elevado índice de mortalidad de las empresas de nueva creación, solo el 25% de las nuevas empresas sobreviven después de dos años en el mercado (Emprendedor XXI, de la Caixa)

Ante estos datos, es normal que tengamos la creencia de que un trabajo por cuenta ajena da más seguridad que nuestro propio negocio. Y es cierto que emprender no es fácil. Requiere esfuerzo y estrategia, ¿por qué, a pesar de contar con los mismos factores externos, algunos emprendedores progresan y otros no?. Es de sabios aprender de los errores de los demás. Así que un buen punto de partida será hablar con gente que ha tenido éxito.

Otra clave es focalizarnos, ser especialistas en algo y trabajar sobre el valor añadido que podemos ofrecer a los demás. Cuanto más especializados seamos, más genuina será nuestra marca.

Si nos ponemos manos a la obra para emprender en nuestro propio ámbito profesional, debemos evitar la improvisación, es fundamental una buena planificación, un correcto análisis previo del mercado, analizar a la competencia, conocer perfectamente el área de negocio y elaborar una buena estrategia inicial.

También tenemos que ser realistas y acatar las preferencias del cliente, teniendo sistemas que detecten las oportunidades de mercado. Tener presente siempre al cliente y a la competencia.

Para ser efectivos, es decir lograr resultados, con los menos recursos posibles y disfrutando con lo que hago; es importante gestionar bien el tiempo.

Debemos tener claro cuales son nuestros objetivos, es decir, saber dónde queremos ir y elegir la mejor estrategia tomando decisiones.

Es importante rodearnos de personal competente, hacer buenas políticas de personal que sean resolutivas y abiertas al cambio.

Algunas características que tienen los emprendedores con éxito son las siguientes:

  • Carácter, empuje y ganas.
  • Cree en lo que hace.
  • Profesionalidad.
  • Espíritu de servicio.
  • Instinto para aprovechar las oportunidades.
  • Sabe comunicar y escuchar.
  • Sabe priorizar.
  • Es perseverante.
  • Es creativo e innovador.
  • Tiene valores sociales y morales.

Aprende de los errores.

Se impone retos alcanzables y difíciles.

Si quieres, EnPositivo te ayuda a potenciar tus capacidades emprendedoras.

Sonia Treviño

Anuncios
Cómo ganar tiempo y reducir el estrés

Cómo ganar tiempo y reducir el estrés

Cómo ganar tiempo y reducir el estrés

¿Cómo podemos sacarle mayor provecho al tiempo? Todos tenemos 24h al día, pero hay personas a las que les cunde más que a otras haciendo las mismas tareas.

Es fundamental organizarse. Cuando alguien tiene varios objetivos en mente y no los hace “porque no me da tiempo” debería reflexionar sobre: “¿Realmente quiero hacer esas tareas?, ¿son suficientemente importantes para mí?, ¿cómo priorizo los quehaceres?”

Recomiendo que todo esto se haga por escrito, así seremos más conscientes de qué queremos y cómo lo vamos a hacer. Es importante hacer una buena planificación:

“Aquel que planea cada mañana las transacciones del día y sigue su plan, lleva consigo un hilo que le guiará a través del laberinto de una vida terriblemente ocupada.” Víctor Hugo

Las ventajas de administrar el tiempo es que evitamos el estrés (Cómo saber si tengo estrés), facilitamos tener resultados eficientes y eficaces, organizamos mejor el trabajo. Cuando cerramos una tarea que tenemos abierta durante un período de tiempo, nos produce satisfacción.

Para llevar a cabo esta tarea podemos seguir la Matriz de Gestión del tiempo de Covey:

Muy urgente Poco Urgente
Muy importante I. Solucionar:Crisis, problemas importantes, proyectos cuyas fechas vencen… II. Retrasar: Preparación de proyectos, planeación, creación de relaciones.
Poco Importante III. Delegar:Interrupciones, llamadas inesperadas. IV. Olvidar:Actividades de escape, ladrones de tiempo.

Una actividad es importante si la encuentras valiosa y si contribuye a tus metas de alta prioridad. Una actividad es urgente si requiere atención inmediata. “Responder a una oferta de empleo antes de las 9h”

Un buen comienzo sería concentramos en el cuadrante II. de las actividades importantes y poco urgentes, dedicarnos a planificar y a anticipar las tareas del cuadrante I y a eliminar las actividades no importantes (cuadrante III y IV) aquellas que no aportan al cumplimiento de los objetivos.

Es importante revisar el cuadrante I y pensar:

¿Realmente tengo que hacer esto? ¿Qué sucedería si no lo hago?

También nos centraremos en la Eficacia- Ley de Pareto que dice que el 20% del esfuerzo produce el 80% de los resultados, por tanto, si no tienes tiempo suficiente, céntrate en las actividades que producirán el 80% de los resultados. Enfócate en la solución y no en el problema.

Y por supuesto no procrastinar (5 tips para ganar tiempo y no procrastinar), es decir, no postergar las actividades que deben de atenderse y sustituirlas por otras más irrelevantes o agradables.

“Nada es tan fatigante como el colgarse eternamente de una actividad incompleta” William James

¡Planifica!

  1. Primero tendremos que partir de la realidad, y pensar: ¿De cuánto tiempo dispongo?, ¿es suficiente para realizar todo lo que me propongo?, ¿cómo podría sacar más tiempo?, ¿cuáles son mis ladrones de tiempo?, ¿he priorizado correctamente?  Ver post:  Cuál es tu realidad. Aumenta el foco
  2. Después generaremos opciones: planificar y priorizar mis objetivos semanalmente, hacer un cronograma diario. 5 tips para conseguir tus objetivos
  3. Y posteriormente pasaremos al plan de acción.
  4. Es conveniente que hagamos una evaluación, para seguir mejorando y afianzando ese buen hábito de gestionar nuestro tiempo.

Si quieres ganar tiempo y reducir el estrés, EnPositivo podemos ayudarte.

Sonia Treviño

4 pasos para ser más hábil

4 pasos para ser más hábil

4 pasos para ser más hábil

El proceso de coaching supone realizar un cambio, consiste en detectar comportamientos, pensamientos, sentimientos que te limitan y aprender nuevas estrategias que te lleven a tu éxito personal. En este post aprenderemos cuatro pasos para ser más hábiles.

Podemos tener problemas con el jefe, con la pareja, con un vecino, pero no podemos cambiarles, este punto es básico; la buena noticia es que nosotros sí podemos cambiar y estar bien con nosotros mismos.

¿Es fácil cambiar? ¿cuánto tiempo necesito? ¿qué puedo hacer para modificar lo que no me gusta?¿qué puedo hacer para conseguir lo que quiero y no tengo?

En muchos casos actuamos de manera automática, esto nos ahorra mucho tiempo a la hora de “andar por la vida”. A esta manera de hacer las cosas es a lo que llamamos “competencias inconscientes”, desarrollamos hábitos que interiorizamos poco a poco y que al ser inconsciente, no nos damos cuenta de cómo lo hacemos a no ser que nos paremos a pensar. ¿Cuándo cambias de marcha en el coche, piensas cómo lo haces? Seguramente, si eres un conductor experimentado, la respuesta sea NO. Eso sí, si lo piensas, seguro que puedes contestar a esta pregunta.

¿Cuándo nos planteamos un cambio? Normalmente lo hacemos cuando tenemos un conflicto, cuando lo que hacíamos hasta ahora no nos sirve, cuando nos damos cuenta de que algo va mal y que necesitamos hacer algo diferente. En este punto estaríamos en la fase de “incompetencia consciente”

Todo aprendizaje pasa por esas cuatro fases:

  1. Incompetencia inconsciente: Esta fase se produce cuando alguien no sabe que no sabe. Por ejemplo, cuando un buen día nos toca exponer un trabajo en público. Usamos las mismas estrategias que utilizamos cuando hablamos con nuestros amigos, compañeros, familia. Y lo hacemos de la mejor manera que sabemos.
  2. Incompetencia consciente: Cuando nos damos cuenta de que no sabemos algo. Observamos que nuestra audiencia se pierde, distrae o directamente se aburre. Aquí es cuando nos planteamos aprender algo nuevo, preguntándonos ¿qué es lo que no funciona? ¿qué es lo que mejor ha funcionado? ¿cómo lo puedo mejorar?, etc.

Esta etapa es difícil porque descubrimos las limitaciones producidas por nuestros antiguos hábitos físicos, intelectuales y emocionales. Requiere mucha práctica, atención y perseverancia para no abandonar el aprendizaje.

3. Competencia consciente: Después del esfuerzo, tenemos nuestra recompensa, ya hablamos mejor en público aunque todavía debemos prestar mucha atención a todos los pasos que llevamos a cabo, a nuestra comunicación verbal y no verbal, a el contenido de la información, a los soportes de apoyo… porque no dominamos totalmente la nueva habilidad.

4. Competencia inconsciente: Esta es la meta del aprendizaje, ahora fluimos a la hora de hablar en público. La parte consciente fija el objetivo y deja que el inconsciente lo lleve acabo, liberando su atención par otras cosas.

A lo largo de nuestra vida si queremos avanzar y subir un escalón más, nos toca desaprender lo que no funcionaba, antes de re- aprender nuevos modelos de actuar más eficaces.

Aprender a aprender es fundamental porque en este proceso tomamos consciencia y nos permite ser más libres, especialmente de las limitaciones de nuestro inconsciente.

Así que ¡¡re-aprendamos!! las veces que necesitemos para ser y estar bien con nosotros mismos.

Si quieres, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

¿Invierto en coaching?

¿Cuáles son las ventajas de invertir en un proceso de coaching?, ¿qué resultados puedo obtener?

En lo que respecta al coaching ejecutivo las cifras hablan por sí solas. Tras un proceso de coaching las empresas consiguen un  retorno del 700% de la inversión realizada. Es decir, de cada euro invertido en coaching, se recuperan hasta 700. Otras fuentes hablan de rentabilidades de entre el 570% y el 1000%. En este caso, el estudio es de una consultora de Florida llamada Manchester realizado tras estudiar a 100 ejecutivos que habían recibido coaching.

Lo que es indudable es que se producen mejoras significativas en relaciones profesionales, tanto con superiores o colaboradores. Se mejora el trabajo en equipo, la satisfacción en el trabajo, la productividad, la calidad, la capacidad organizativa, la orientación al cliente y los beneficios. Sin embargo, se reducen la conflictividad y los costes.

Lo que conseguirás con el coaching personal es encontrar y desarrollar todo tu potencial y utilizarlo para los resultados específicos que deseas alcanzar.

En particular, cambiarás antiguos hábitos por estrategias eficaces, mejorarás la calidad de tus relaciones, ganarás tiempo para dedicarlo a lo que de verdad te importa. Incrementarás tu rendimiento en el trabajo y lograrás una vida más equilibrada.

Mejorarás el control del estrés y favorecerás la canalización de las emociones. Reforzarás la motivación y controlarás la actividad mental, controlando los pensamientos negativos. Además mejorarás la capacidad de concentración, de atención, de aprendizaje y de creatividad.

Lo mejor de todo es que estos cambios son permanentes. No hay que ir cada tres meses a “revisión” y se consiguen en un número limitado de sesiones.

Cuando vamos al dentista o a la clínica de estética no nos planteamos si es caro. Pensamos que es una cosa necesaria para nuestra salud o nuestra estética. Sin embargo, cuando nos hablan de nuestra higiene mental o de nuestra felicidad sí nos planteamos que es mucho gasto.

Cuando renovamos los equipos informáticos o el posicionamiento web de nuestra página de la empresa nos parece un gasto aceptable. Pero si hablamos de coaching para mejorar la rentabilidad o la eficacia, siempre encontramos una excusa para no hacerlo.

En vista de estos datos, ¿cuánto estás dispuesto a invertir en un proceso de coaching?

Si quieres, EnPositivo podemos ayudarte.

Néstor Villa

Cómo hacer una buena entrevista. Reconoce tus logros

Cómo hacer una buena entrevista. Reconoce tus logros

Cómo hacer una buena entrevista. Reconoce tus logros

Una de las cuestiones que suelen surgir en las entrevistas de trabajo son los logros.

Los logros deben consignarse en la carta de presentación.

Dependiendo del tipo de currículum por el que optemos, también deberemos dar cuenta de nuestros logros.

Es importante para la motivación en la búsqueda de empleo ser conscientes de nuestros logros.

¿Qué es un logro?

Está clara la importancia que tienen los logros en la búsqueda de empleo. Según el diccionario de la RAE, lograr es “conseguir alcanzar lo que se intenta o desea”.

Teniendo en cuenta esta definición podemos darnos cuenta de que se puede producir alguna dificultad a la hora de identificar logros.

Si yo no deseaba alcanzar una meta porque “era lo que había que hacer” o porque lo alcancé sin demasiado esfuerzo o porque se me olvidó el trabajo que me costó conseguirla, no seremos conscientes de nuestros logros.

Profesionalmente, los logros son las aportaciones que has hecho en tu trabajo y que han generado algún beneficio.

Da igual si la empresa ha reconocido dichos logros o no. Es importante que hayan sido gratificantes para ti.

Los logros no solo son situaciones excepcionales en las que actuaste de manera distinta a como lo haces habitualmente. Los logros son también la superación en el día a día.

¿Qué puedo hacer para detectar mis logros?

Sé consciente, recuerda el momento en el que empezaste a trabajar. Cómo fueron esos primeros días, semanas, meses. Ve avanzando en el tiempo.

Mira en tus recuerdos los pasos que fuiste dando. Llega hasta el final de tu último trabajo:

  1. ¿Qué diferencias hay respecto al primer día?
  2. ¿Qué aprendiste y cómo se notó eso en tu desempeño laboral?
  3. ¿Qué cosas hiciste para mejorar el trabajo?

Es ahí donde están encerrados los logros, en esos pequeños hitos que van haciendo que asumas más responsabilidad, que mejores en la cantidad y la calidad del trabajo desarrollado.

Puedes incluso recordar cantidades. Al principio era X, al cabo de un tiempo fue Y.

¿Conseguiste mejorar lo que hacías en el trabajo? 

Si la respuesta es “SÍ”, estás ante un logro.

 

Si quieres EnPositivo podemos ayudarte a descubrir y vender tus logros en la búsqueda de empleo o mejora profesional.

Néstor Villa.

¿Buscas trabajo o vendes tu candidatura?

¿Buscas trabajo o vendes tu candidatura?

Es muy útil comparar la búsqueda de empleo con un proceso de ventas para ser lo más eficaces posible. A fin de cuentas, lo que queremos es que nuestra candidatura prospere frente a las demás, que nos compren la candidatura.

Si lo miramos desde este punto de vista, nos daremos cuenta de que hay ciertas características comunes y pondremos en marcha otras estrategias.

Pasemos a analizar como funciona un proceso de venta y que similitudes tiene con la búsqueda de empleo. Cuando quieres vender algo lo primero que hay que hacer es conocer el producto. ¿Cuál es nuestro producto? Nosotros mismos. Tenemos que conocernos, saber que podemos aportar a las empresas: autoconocimiento. (Ejercicios para conocerte mejor. Matriz DAFO)

Una vez que sabemos lo que podemos aportar, debemos conocer el mercado al que nos dirigimos. Hablando en términos de búsqueda de trabajo, nuestros potenciales clientes serían las empresas de nuestro sector de actividad, las webs de empleo, las ETT´s, las bolsas de empleo, todo el mercado laboral, en definitiva.Muy bien. Llegados a este punto deberíamos hacer publicidad. ¿Cuál es la publicidad de los que buscamos trabajo? El currículum ( y la carta de presentación (Pasos para redactar la carta de presentación y conseguir una entrevista)

Ahora que ya conocemos el producto, sabemos a que “clientes” nos vamos a dirigir y tenemos hecha nuestra publicidad, sólo nos queda prepararnos para recibir a nuestros clientes o en nuestro caso, ir a las entrevistas de trabajo. Aquí será donde tengamos que presentar correctamente el producto, defenderlo para que el cliente se decida finalmente por él.

¿Crees que utilizar este punto de vista te hará ser más eficaz en tu búsqueda de empleo?

Si quieres, EnPositivo podemos ayudarte.

Néstor Villa

6 preguntas para conocer tus valores y poder reinventarte

6 preguntas para conocer tus valores y poder reinventarte

6 preguntas para conocer tus valores y poder reinventarte

En este post, vamos a hablar de la importancia de conocer tus valores para posteriormente poder reinventarte y ser más feliz.

Según la RAE valor es, entre otras muchas cosas: “cualidad del ánimo que mueve a acometer resueltamente grandes empresas y a arrostrar los peligros, denotando osadía y hasta desvergüenza”.

Si lo ponemos en plural, nos aparecen los valores. Según esto, “los valores” son aquellas cualidades que nos mueven a pasar a la acción.

Es posible que hayamos estado trabajando en una empresa y hayamos sentido siempre un malestar interno. Algo no demasiado evidente pero que no para de molestar. La piedra en el zapato laboral. Esto se puede deber a que nuestros valores personales no son los mismos que los de la empresa.

Si un valor de la empresa es el enriquecimiento rápido y la venta a toda costa y el nuestro es tener un buen trato al cliente seguramente chocaremos y esto nos creará malestar.

Ahora que estamos buscando trabajo es un buen momento para darnos cuenta de cuales son nuestros valores y en función de ellos, intentar integrarnos en una empresa o crear alguna con la que nos sintamos plenamente identificados.

Es posible que ya conozcas tu valores y los tengas identificados pero si no es así, te propongo unas preguntas para que te resulte más fácil identificarlos.

6 preguntas para conocer tus valores:

  1.  ¿Qué es aquello que realmente te importa?
  2. ¿Qué es lo que te motiva a trabajar?
  3. Recuerda un momento importante a nivel laboral. Un momento en el que te sentiste en plenitud, ¿qué valores pusiste en juego? ¿cuáles te reconocieron tus compañeros?
  4. Si vivieras tu trabajo ideal, ¿qué valores pondrías en juego?
  5. ¿Qué clase de persona eres cuando trabajas?
  6. ¿Cómo te comportas en el trabajo?

Una vez que tengas identificados tus valores puedes buscar los de cada empresa para ajustarlos a los tuyos y evitar ese malestar que pueda ir surgiendo.

También hay que tener en cuenta que en el ámbito laboral pondremos en juego unos valores distintos a los que pondremos cuando estemos con nuestros amigos o nuestra pareja.

Si nuestro trabajo está alineado con nuestros valores tendremos armonía en él y nos encontraremos más cómodos. Así será más fácil aprobarnos y estar bien con nosotr@s mism@s. (¿Te sientes perdido/a? Valores, la brújula de tu vida).

¿Cómo te ha influido en tu rendimiento laboral el que estés cómodo, alineado con tus valores?, ¿cómo influirá en nuestra vida personal estar cómodos y alineados con nuestros valores en el trabajo?

 Néstor Villa.