Archivo de la etiqueta: efecto halo

Efecto Halo en entrevista

¿Sabes en qué consiste el efecto halo?, ¿cómo puede influir en una entrevista de trabajo?

En la siguiente entrevista explicamos cómo puedes sacarle partido a este interesante efecto.

 

Barreras de la comunicación: el receptor

Barreras de la comunicación: el receptor

Barreras de la comunicación: el receptor

Veamos las barreras de la comunicación por parte del receptor

En todo proceso de comunicación surgen barreras que pueden dificultar la comprensión del mensaje que se trata de transmitir. Existen muchos tipos de barreras que la dificultan pero nosotros seguimos hablando de las se pueden producir por parte de las personas y que se puedan evitar.

La persona cumple dos roles en la comunicación: puede ser emisor o receptor de la información. En otra entrada hablamos de las barreras que se pueden producir por parte del emisor del mensaje: Barreras de la comunicación: el emisor. Hoy vamos a ver las barreras que se pueden producir en el receptor.

El efecto halo

El efecto halo es primera barrera del receptor en la comunicación. El efecto halo es un sesgo cognitivo que consiste en atribuir una serie de características a partir de una sola cualidad.

Por ejemplo, si una persona es atractiva físicamente, le atribuimos otra serie de características positivas como inteligentes, educadas o agradables.

También funciona en negativo. Es el llamado “efecto diablo”. Si una persona luce un aspecto descuidado es posible que se le atribuyan otras características como despistado, antipático o torpe.

Evitar este sesgo cuando se hace de receptor, implica no dejarse llevar por primeras impresiones y permanecer atento al mensaje que emita.

Cuando somos los emisores de la información, si lo usamos a nuestro favor, podemos obtener mejores resultados en nuestra comunicación.

Los estereotipos

Los estereotipos producirían la misma reacción que el efecto halo. Puedes saber más sobre los estereotipos aquí: Cómo realizar una buena entrevista usando los estereotipos.

De nuevo, para evitar que se convierta en una barrera para la comunicación, lo mejor es escuchar activamente. Mira estos 4 consejos para escuchar activamente.

La proyección

El mecanismo de proyección puede jugar malas pasadas cuando somos receptores de información.

Este mecanismo, un clásico mecanismo de defensa del  psicoanálisis freudiano, consiste en atribuir a otros las virtudes o defectos  que percibimos en nosotros.

Entonces es posible que “observemos” que el emisor está nervioso, aunque no se le note mucho, o que “se enreda” demasiado explicando algún concepto.

En principio, y al ser éste un mecanismo inconsciente, no se puede hacer mucho por evitarlo. Lo mejor es ser conscientes de que podemos estar proyectando para que nos afecte lo menos posible.

La atención

Debemos tener cuidado también con cómo nos puede afectar la atención. Si hay algo que nos distrae, se producirán errores en la comunicación.

Para evitarlo, mantener la atención. En caso de que estemos cansados, podemos pedir un descanso o un aplazamiento ya que es preferible esto a perder la información.

Estar más pendientes de los detalles que del contenido

En otras ocasiones lo que puede ocurrir es que estemos más pendientes de los detalles que del contenido. Nuestra atención se centra en la corbata o los pendientes de la persona emisora cuando debería centrarse en el propio mensaje y escuchar activamente.

Resumiendo, podemos categorizar las barreras en la comunicación por parte del receptor en dos tipos. Los errores debidos a la atribución de características al emisor y los errores debidos a nuestra atención.

Dos tipos de errores:

  • Los errores debidos a la atribución de características al emisor

  • Los errores debidos a nuestra atención

¿Quieres mejorar tu comunicación? Nosotros podemos ayudarte.

Néstor Villa

Supera el proceso de selección: Efecto halo, primacia y recencia

Supera el proceso de selección: Efecto halo, primacia y recencia

Supera el proceso de selección: Efecto halo, primacia y recencia

El efecto Halo se trata de cómo evaluamos o juzgamos a una persona o a un objeto a partir de un rasgo o cualidad determinada, por ejemplo “la belleza”. Es la tendencia a generalizar un rasgo positivo o negativo de una persona, por ejemplo, si una mujer es muy guapa o atractiva le atribuimos otras características positivas como que es divertida, inteligente, generosa…

¿Cómo podemos sacarle partido a este efecto en el proceso de selección?

Cuidando la imagen de nuestro c.v, carta de presentación y nuestro aspecto personal en la entrevista.

En el caso del c.v y la carta, atenderemos al papel que usamos, la tipografía, si usamos colores pueden ser los que tiene la empresa como colores corporativos, ambos documentos deben ser elegantes y guardar armonía entre sí. Tenemos que tener en cuenta que al seleccionador no sólo le llega nuestro c.v, si destaca positivamente sobre el resto tenemos más opciones de pasar la primera criba curricular.

En la entrevista cuidaremos nuestra imagen, intentando que sea juvenil, sana, elegante para proyectar lo más positivo de nosotros. Si lo pensamos, la mayoría de los famosos y políticos cuentan con un asesor de imagen. “Una imagen vale más que mil palabras”

El efecto de primacía y de recencia, está relacionado con la memoria. Si os dijese un listado de 50 palabras y al cabo de un rato os pidiese que me dijeseis aquellas que recordáis, seguramente me diríais las primeras palabras del listado “efecto de primacía” y también recordaríais las últimas “efecto de recencia”.

¿Qué relación tienen estos efectos con c.v y entrevista?

En el Currículum (Cómo hacer un buen Currículum) tendremos en cuenta este efecto para ordenar la información poniendo en primer lugar lo más importante y dejando para el final “otros datos de interés”: incorporación inmediata, disponibilidad total….

En entrevista estos efectos se traducen en la primera impresión que causamos, es fundamental que juegue a nuestro favor, ya que a lo largo de la entrevista, el entrevistador no va a tener tiempo suficiente de confirmar o descartar la impresión que le hemos causado. El efecto de recencia sería el “buen sabor de boca” que dejamos al irnos, la despedida por tanto ha de ser cordial y amable, aunque nos hayan hecho una “Entrevista de choque o tensión”.

Sonia Treviño

Cómo hacer un buen Currículum

Cómo hacer un buen Currículum

Cómo hacer un buen Currículum

En este post, vamos a explicar cómo redactar un buen Currículum para que nuestras candidatura prospere frente a la competencia. El C.V. es nuestra publicidad, ¿quieres saber cómo se hace?

El currículum junto con la carta de presentación (Pasos para redactar la carta de presentación y conseguir una entrevista) es la manera que tienen las empresas de conocernos.

Si pensamos que buscar trabajo es “vender” tu candidatura a las empresas, la función del currículum y la carta de presentación sería la que haría la publicidad en la venta de cualquier producto o servicio.

Y para hacer una buena venta, ¿qué tenemos que saber?

En primer lugar hay que conocer el producto

Saber que características tiene, cuáles son sus puntos fuertes y que necesidades cubre. Aplicado a la búsqueda de empleo sería autoconocimiento: qué podemos ofrecer a las empresas, cuál es nuestro objetivo y nuestro perfil profesional y en qué competencias destacamos. Debemos ser conscientes de nuestra experiencia y formación también.

En segundo lugar, tenemos que conocer el mercado al que nos dirigimos

Empresas del sector de actividad al que nos hemos dedicado o dónde es necesaria nuestra experiencia, formación y capacidades. Siguiendo con el símil de las empresas, sería el mercado al que me dirijo. Las empresas tienen claro al público al que se dirigen, no se dirige al mismo público el que quiere vender un coche de alta gama que un utilitario. Nosotros debemos tenerlo igualmente claro.

En tercer lugar, ya que conocemos el producto y el mercado, tenemos que hacer  publicidad

La publicidad, en nuestro caso, es la carta de presentación (Pasos para redactar la carta de presentación y conseguir una entrevista) y el currículum.

Así es como nos damos a conocer a las empresas. Y aquí surge la pregunta: ¿qué publicidad queremos para nosotros?, ¿cuáles son nuestros puntos fuertes?. Volviendo a ejemplo de los coches, si vamos a vender un coche de alta gama nos centraremos en las prestaciones, la potencia, el diseño. Si vendemos un utilitario nos centraremos en el precio o el bajo consumo.

Lo que se pretende con la publicidad es interesar por nuestro producto.

Si pensamos lo que hace la publicidad lo tendremos más claro. La publicidad es breve, llamativa y resalta los puntos fuertes del producto. Nosotros debemos hacer lo mismo.

No podemos hacer un currículum que sea tan extenso que parezca un manual, eso ya lo diremos en la entrevista. (¿Cómo ganarnos al entrevistador? Genera rapport)

Deberá ser llamativo, dentro de nuestro estilo personal. No vamos a hacer un currículum con un diseño innovador si nosotros no lo somos o muy formal si nosotros tampoco somos muy formales.

También debe resaltar nuestros puntos fuertes, es decir, aquello que nos vaya a hacer más interesantes para la empresa. En relación a esto, ¿hay alguna norma que diga cómo ha de ser la publicidad? Solo una, que no sea engañosa. Lo mismo nos podemos aplicar. Si lo que más me va a ayudar es la experiencia profesional lo pondremos en primer lugar o si es la formación, irá al principio.

En este momento hay que recordar el efecto halo. (Efecto Halo en entrevistaSegún este efecto contrastado en cientos de experimentos en Psicología Social, a las cosas que nos parecen atractivas, bonitas o simplemente nos gustan, les atribuimos propiedades positivas. Es decir, si nuestro currículum está bien presentado, ordenado o nos parece bonito, será MEJOR que otro en que ponga exactamente lo mismo pero que no nos parezca bonito.

Para terminar solo nos queda tener en cuenta el efecto de primacía y recencia. (Supera el proceso de selección: Efecto halo, primacia y recencia) ¿Cómo lo aplicamos? Lo que más nos va a ayudar lo ponemos al principio ya que sabemos que en ese lugar llegará más a la memoria de la persona que reciba nuestro currículum. Y tendremos cuidado con lo que ponemos en último lugar ya que esto también se le quedará en la memoria.

Y tú, ¿qué publicidad quieres?  EnPositivo podemos ayudarte.

Néstor Villa.