Archivo de la etiqueta: curriculum

Encontrar trabajo a la vuelta de vacaciones

Un año más nos enfrentamos a la vuelta a la rutina después de las vaciones. Hay personas que tienen la llamada depresión postvacacional al incorporarse al trabajo. Pero, y es de lo que vamos a hablar hoy, hay otros muchos que no sufren este trastorno. Simplemente porque no tienen trabajo.

Pues si te encuentras en la situación de buscar trabajo vamos a ver si podemos hacer algo nuevo este “curso” que empieza.

En primer lugar, deberíamos tener siempre presente la frase de Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo“. Quizá podemos ver si nuestro currículum es el que más nos ayuda a encontrar el empleo que estamos buscando. Podemos mirar si las funciones que detallamos en él son las que coinciden con el trabajo al que aspiramos. Si no ponemos las funciones que realizábamos en cada trabajo, igual es buena idea ponerlas. A veces creeemos que está claro lo que hacíamos. Pero está claro para nosotros, no para la persona que se encarga de recibir los currículums. Mejor explicitarlo. Tengamos en cuenta que las funciones las podemos ir cambiando dependiendo del trabajo que solicitemos. Para un puesto puede ser más importante una que otra. En definitiva, podemos tomarnos el currículum como un documento que variará en función del trabajo al que nos dirigimos.

Otra cuestión es la foto. En mi trabajo como consultor de recolocación y orientador laboral, muchas veces he recomendado no incluir foto. Pero dado que casi todo el mundo la pone, puede ser buena idea incluirla. Lo que es indudable es que el currículum quedará más atractivo visualmente. Siempre que sea una foto en color y con buena calidad de imagen, lógicamente. Quizá salgas muy serio en la foto. Prueba una en la que salgas sonriendo o al contrario, prueba una en la que aparezcas más serio. Tómalo como si fuera tu folleto publicitario e incluye una foto en la que “salgas bien”.

También puedes valorar que pones en primer lugar, si la formación o la experiencia laboral. Siempre coloca en primer lugar lo que más te ayude a encontrar el trabajo que buscas. Recuerda: el currículum es tu publicidad.

Si quieres, pùedes empezar a enviar cartas de presentación. Si ya las envías puedes revisarlas y probar un nuevo estilo.

Más allá del currículum, prueba nuevas vías para la búsqueda de empleo. Si te has apuntado a cien ofertas en una página de empleo pero no te han llamado para ninguna entrevista, tal vez puedas probar alguna otra alternativa. Se me ocurre que puedes llamar a las empresas de tu sector o visitarlas personalmente. Piensa en lo que se te da mejor y pruébalo. Si además si has visto alguna oferta en alguna empresa, ¿qué te impide ponerte en contacto con ellos directamente?. Es posible que les esté facilitando la tarea de reclutar.

En las estadísticas, septiembre es tradicionalmente un mes malo para el empleo pero también es verdad que muchas empresas abren procesos de selección después del verano. Lo que es seguro, es que vas a encontrar más ofertas que en agosto. Puedes aprovechar para hablar con tus contactos y recordarles que si se enteran de algo, te lo hagan saber. Recuerda agradecerles su ayuda.

A fin de cuentas, puede que “la vuelta al cole” sea mejor de lo que parece…

Néstor Villa

Anuncios
Encuentra trabajo. CANVAS, tu hoja de ruta.

Encuentra trabajo. CANVAS, tu hoja de ruta.

Encuentra trabajo. CANVAS, tu hoja de ruta.

En los cursos que impartimos de Desarrollo profesional para la búsqueda de empleo o la mejora profesional, proponemos que los/las alumnos/as del mismo reflexionen sobre su hoja de ruta para el objetivo que se marcan.

Para dicha hoja de ruta, adaptamos la herramienta CANVAS que es un formato diseñado por Alex Osterwalder en 2010 que visualiza el modelo de negocio según nueve campos en una sola tabla y que da una visión global de la ida de negocio mostrando las interconexiones que existen entre los diferentes elementos. Y digo que adaptamos dicha herramienta porque el Business Model Canvas se utiliza en el ámbito del Emprendimiento.

Tener una idea global de cómo afrontamos la búsqueda de empleo, nos sirve para trazar distintas estrategias de mejora y que nuestro cometido sea más eficaz.

En la siguiente imagen podéis ver qué nueve apartados son importantes para este fin:

CANVAS

  1. Clientes por segmentos: ¿Para quién queremos trabajar?, ¿cuáles son las empresas más importantes?, ¿qué tipo de empresa?, ¿qué tipo de condiciones?. Aquí podremos poner el tipo de empresa o sector al que nos vamos a dirigir. A parte podemos tener nuestra propia base de datos con las empresas con las que queremos contactar o hemos contactado.
  2. Relación con los clientes: ¿Cómo espera cada empresa que nos relacionemos con ella?, ¿qué relaciones vamos a mantener?, ¿qué queremos conseguir en esa empresa? Por cuenta ajena, freelance, haremos una colaboración, voluntariado, etc.
  3. Mi propuesta de valor: ¿Qué necesita la empresa?, ¿qué competencias tienes para cubrir esas necesidades? Para este apartado es fundamental realizar ejercicios de autoconocimiento, saber en qué competencias destacamos, cuál es nuestro talento, nuestros logros y qué nos hace diferentes del resto de candidatos. No es suficiente con enumerar un listado de características positivas que tenemos, es importante justificar con hechos por qué tenemos esas cualidades diferenciadoras.
  4. Canal de distribución: ¿Qué canales son más eficaces para llegar a nuestros segmentos del cliente? Aquí reflejaremos qué red social es más directa para contactar con la empresa, o si es mejor contactar a través de un portal de empleo, metabuscadores, prensa, si contactaremos por teléfono directamente, etc.
  5. Recursos clave: ¿Qué herramientas utilizo? Cartas de presentación, agradecimiento y recomendación, el C.V., bases de datos con información de las empresas, agenda de búsqueda de empleo
  6. Acciones clave: ¿Qué hemos hecho hasta ahora?, ¿qué me ha funcionado?, ¿qué más puedo hacer? Es decir, de nuestro plan de acción reflexionar sobre lo que mejor está funcionando y lo que menos para trazar nuevas estrategias, siempre gestionando nuestro tiempo.
  7. Colaboraciones clave: ¿Cuál es tu red de contacto? Ampliar la red y mantenerla es fundamental en la búsqueda de empleo.
  8. Costes asociados: ¿Qué desgaste voy a tener?, ¿cuánto nos cuesta hacer las acciones clave?, ¿y los recursos?, ¿cuánto me va a costar la formación?. Responder a estas preguntas nos ayudará a gestionar mejor nuestros recursos, tiempo y motivación.
  9. Beneficios obtenidos- indicadores: Es importante el análisis de resultados: ¿Qué he conseguido?, ¿qué herramienta/recurso me funciona mejor?, ¿qué canal es más eficaz? Identificar nuestro puntos fuertes y débiles en la búsqueda de empleo y mejorar.

Una vez completada estos apartados, según avanza nuestra búsqueda de empleo, dicha hoja podrá cambiar en función de los resultados obtenidos, es una herramienta dinámica que nos permite adaptarnos a las circunstancias de cada momento.

Si quieres que tu búsqueda de empleo sea más eficaz, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Pasos para redactar la carta de presentación

Pasos para redactar la carta de presentación y conseguir una entrevista

Pasos para redactar la carta de presentación

En este post vamos a tratar de la importancia que tiene presentarnos correctamente a las empresas para superar la criba curricular y conseguir una entrevista. Para este objetivo es fundamental redactar una adecuada carta de presentación.

La carta de presentación es una herramienta muy útil en la búsqueda de empleo, su finalidad es subrayar la experiencia y/o formación que más nos interesa para la oferta a la que estamos optando, demostrar interés por la empresa, destacar nuestras competencias y logros. Sirve solicitar una entrevista.

Si ponemos en Google “cartas de presentación” nos salen millones de ejemplos, pero no sirven si no dan respuesta a estas preguntas:

¿Para qué quiero este puesto de trabajo? ¿Por qué motivo quiero trabajar en esa empresa? ¿Qué es lo que más me gusta del puesto de trabajo?

 

¿Por qué me tienen que considerar a mí? ¿Qué cualidades y competencias poseo que me hagan extraordinario/a para ese puesto de trabajo?

¿Qué debo indagar para responder a estas preguntas?

Para contestar a las primeras preguntas es interesante que acudamos a las páginas web de la empresa y hagamos una labor de detectives, indagaremos en cuál es su:

  • Misión: es lo que es la organización HOY, es el propósito central para el que se crea un ente. En este apartado aparece la descripción de lo que la empresa hace, para quién está dirigido el esfuerzo, el mercado objetivo y la presentación de la particularidad, lo singular de la organización, el factor diferencial.
  • Visión: es una imagen del futuro deseado que la empresa busca crear con esfuerzos y acciones de los trabajadores. Es la brújula que guía a líderes y colaboradores.  Es la organización en el FUTURO.
  • Valores corporativos: son elementos de la cultura empresarial, propios de cada compañía, son conceptos, costumbres, actuaciones, actitudes, comportamientos o pensamientos que la empresa asume como normas o principios de conducta.

Para dar respuesta a las segundas preguntas tenemos que tener un buen “autoconocimiento”, tener claras las competencias en las que destacamos y nuestros logros.

Hay dos tipos de carta, las que escribimos en respuesta a un anuncio y las que se realizan para presentar nuestra “autocandidatura” es decir, mandamos carta y c.v a empresas que aún no han ofertado ningún trabajo. La ventaja que tiene la candidatura espontánea es que no tenemos tanta competencia, aunque los resultados no se produzcan a corto plazo.

Es importante conocer el nombre de la persona responsable del proceso de selección, para dirigirle a él o ella directamente la carta. Para acceder a esta información es interesante que busquemos en la página web de la empresa el “organigrama” y nos fijemos en el departamento de recursos humanos.

El esquema de cualquier carta de presentación es el siguiente:

Nombre y apellidos

Dirección.

Teléfono.

 Nombre empresa.

Sr./sra.—-Dpto RRHH

Dirección

Ciudad y fecha.

Entrada: Saludo formal.

1º párrafo: Motivo de la carta.

  • Respuesta a un anuncio: hacer referencia a la fuente de información y el puesto.
  • Autocandidatura. Por qué motivo quiero trabajar en su empresa y qué puesto me gustaría ocupar.

2º párrafo: Consideraciones.

  • Lo que yo puedo aportar a la empresa: Destacar experiencia o formación. Competencias, cualidades y características personales importantes para ese puesto de trabajo.

3º párrafo: Objetivo. Conseguir entrevista.

  • En respuesta a un anuncio: me gustaría formar parte del proceso de selección
  • Autocandidatura: me gustaría que me concediesen una entrevista.

Despedida formal

Firma.

Carta y c.v (Cómo hacer un buen Currículum)tienen que tener el mismo estilo, cuidando la estética, al fin y al cabo son nuestras herramientas para realizar el marketing personal.

¿Quieres encontrar trabajo?  nosotros podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Cómo hacer una buena entrevista. Reconoce tus logros

Cómo hacer una buena entrevista. Reconoce tus logros

Cómo hacer una buena entrevista. Reconoce tus logros

Una de las cuestiones que suelen surgir en las entrevistas de trabajo son los logros.

Los logros deben consignarse en la carta de presentación.

Dependiendo del tipo de currículum por el que optemos, también deberemos dar cuenta de nuestros logros.

Es importante para la motivación en la búsqueda de empleo ser conscientes de nuestros logros.

¿Qué es un logro?

Está clara la importancia que tienen los logros en la búsqueda de empleo. Según el diccionario de la RAE, lograr es “conseguir alcanzar lo que se intenta o desea”.

Teniendo en cuenta esta definición podemos darnos cuenta de que se puede producir alguna dificultad a la hora de identificar logros.

Si yo no deseaba alcanzar una meta porque “era lo que había que hacer” o porque lo alcancé sin demasiado esfuerzo o porque se me olvidó el trabajo que me costó conseguirla, no seremos conscientes de nuestros logros.

Profesionalmente, los logros son las aportaciones que has hecho en tu trabajo y que han generado algún beneficio.

Da igual si la empresa ha reconocido dichos logros o no. Es importante que hayan sido gratificantes para ti.

Los logros no solo son situaciones excepcionales en las que actuaste de manera distinta a como lo haces habitualmente. Los logros son también la superación en el día a día.

¿Qué puedo hacer para detectar mis logros?

Sé consciente, recuerda el momento en el que empezaste a trabajar. Cómo fueron esos primeros días, semanas, meses. Ve avanzando en el tiempo.

Mira en tus recuerdos los pasos que fuiste dando. Llega hasta el final de tu último trabajo:

  1. ¿Qué diferencias hay respecto al primer día?
  2. ¿Qué aprendiste y cómo se notó eso en tu desempeño laboral?
  3. ¿Qué cosas hiciste para mejorar el trabajo?

Es ahí donde están encerrados los logros, en esos pequeños hitos que van haciendo que asumas más responsabilidad, que mejores en la cantidad y la calidad del trabajo desarrollado.

Puedes incluso recordar cantidades. Al principio era X, al cabo de un tiempo fue Y.

¿Conseguiste mejorar lo que hacías en el trabajo? 

Si la respuesta es “SÍ”, estás ante un logro.

 

Si quieres EnPositivo podemos ayudarte a descubrir y vender tus logros en la búsqueda de empleo o mejora profesional.

Néstor Villa.