Archivo de la etiqueta: conciencia

Introspección, el camino a la conciencia.

La introspección es una experiencia interna sobre nuestros propios estados mentales, esta vivencia nos ayuda a conocernos y a comprendernos mejor.

El camino de la introspección puede resultar difícil, es por eso que son pocas las personas que hacen este recorrido de manera consciente y Introspección EnPositivovoluntaria. Pero está claro que para conseguir aquello que nos propongamos es necesario conocer cuál es nuestro punto de partida tal y como sugiere el siguiente cuento:

«Dice una leyenda muy antigua que el Dios de los dioses se sentía muy solo en el Universo infinito y pensó que le iría muy bien tener compañía. Inspirado, creó unas criaturas y les insufló la vida con su aliento. Éstas fueron creciendo y multiplicándose hasta encontrar la Llave de la Felicidad. Siguieron su camino y se fueron transformando y avanzando hacia la esencia divina, llegando a formar parte de ella.

El Dios de los dioses volvió a sentir la soledad y una gran tristeza le inundó de nuevo. Reflexionó y meditó hasta que, un buen día, pensó que había llegado el momento de crear nuevamente, pero esta vez quería moldear y dar vida a un ser humano. El único miedo que tuvo fue que éste también descubriera la Llave de la Felicidad y encontrara el camino hacia Él, para acabar convirtiéndose en divinidad.

¿Dónde podría guardar la llave para que el hombre y la mujer no la encontraran nunca? Se propuso buscar el escondite más secreto. Pero una vocecita le decía en su interior que el hombre y la mujer acabarían sumergiéndose en el más profundo de los océanos, y que tampoco estaría segura en ninguna de las cuevas entre las nieves perpetuas del Himalaya, que antes o después la encontrarían. Ni siquiera estaría segura en un remotísimo confín del espacio, porque un día el hombre exploraría el Universo.

Un día, al despuntar los primeros rayos del sol, al Dios de los dioses se le ocurrió que el único lugar donde el hombre no buscaría la llave de la felicidad sería dentro sí mismo: dentro de su propia alma. Entonces, con total sabiduría y conciencia, creó al hombre y a la mujer, colocando en su interior la Llave de la Felicidad».

Conocernos nos acerca más a esa llave. Sabremos así, si normalmente actuamos para evitar emociones y pensamientos negativos, o si recurrimos a nuestras necesidades y valores. Descubriremos cuáles son nuestros valores y principios fundamentales. En qué creemos y si esas creencias son o no adaptativas. Conoceremos algunos de nuestros comportamientos automáticos. Y si después de todo, encontramos algo que no nos gusta, siempre estamos a tiempo de cambiar, desde la aceptación y el cariño hacia nosotr@s mism@s.

Si este camino te parece difícil, EnPositivo te podemos acompañar.

Sonia Treviño

Anuncios
¿Como te afectan tus emociones? Mindfulness e Inteligencia Emocional

¿Como te afectan tus emociones? Mindfulness e Inteligencia Emocional

¿Como te afectan tus emociones? Mindfulness e Inteligencia Emocional

¿Alguna vez te has visto arrastrado/a por tus emociones? En el post de hoy os damos unas pautas de cómo tomar conciencia de dichas emociones y aceptarlas sin dejarte llevar por ellas.

“Lo que no queremos saber de nosotros mismos, acaba por llegar del exterior bajo la forma de destino” C.G.Jung.

En la entrada de la semana pasada, veíamos lo importante que es aceptar nuestras emociones, nos puede resultar difícil porque las emociones siempre han estado en un segundo plano. Pero es importante aceptarlas, hoy se habla mucho de un método que se llama “mindfulness”, o lo que es lo mismo: “plena conciencia”, esta técnica tiene su origen en el budismo y sirve para vivir en el aquí y el ahora, “siendo”, disfrutando de cada momento sin agobiarnos por el futuro, siempre incierto; ni torturarnos por un pasado que ya no podemos cambiar. Para Vivir de esta manera tenemos que ser conscientes de nuestras emociones.

¿Qué podemos hacer para tomar conciencia de nuestras emociones?

Te propongo un ejercicio, la próxima vez que tengas una emoción/ sensación desagradable, sé consciente de tu tendencia automática a evitarla y/o controlarla. Dedica tiempo a observarla, reconocerla y sentirla, es decir, acéptala.

  1. Centra tu atención en las sensaciones corporales que te produce, e identifica cuáles son los sentimientos y dónde se manifiestan: “siento presión en la sien”, “siento un nudo en la garganta”…
  2. Posteriormente, dedica unos instantes a observar los efectos de la emoción. Dirige en ese momento la atención a tu respiración, siguiendo al aire que circula por tu cuerpo durante su trayecto, de la inspiración a la espiración.

En ocasiones, podemos considerar las emociones desagradables como algo negativo. Pero las emociones, por sí mismas, son útiles porque nos dan información sobre lo que nos rodea. A través de esta función informativa, la emoción nos vincula a nuestras necesidades.

De hecho, cuando nuestras necesidades no están satisfechas, sentimos emociones desagradables. Si sabemos cuáles son estas necesidades, podemos poner en marcha las acciones apropiadas, para ello podemos responder a la siguiente pregunta “¿qué puedo hacer de forma sencilla, eficaz y positiva para mí y para las personas que me rodean, para dar respuesta a esta necesidad?”

En este punto, entran en juego nuestros valores que son los principios que guían nuestras acciones y que dan sentido a nuestra vida. Conocer tus valores te ayudará a saber “cómo” satisfacer esas necesidades.

Dar respuesta a las siguientes preguntas te pueden ayudar a detectar tus valores principales:

Si quieres aumentar tu inteligencia emocional, nosotros podemos ayudarte.

Sonia Treviño