Archivo de la etiqueta: c.v.

Encontrar trabajo a la vuelta de vacaciones

Un año más nos enfrentamos a la vuelta a la rutina después de las vaciones. Hay personas que tienen la llamada depresión postvacacional al incorporarse al trabajo. Pero, y es de lo que vamos a hablar hoy, hay otros muchos que no sufren este trastorno. Simplemente porque no tienen trabajo.

Pues si te encuentras en la situación de buscar trabajo vamos a ver si podemos hacer algo nuevo este “curso” que empieza.

En primer lugar, deberíamos tener siempre presente la frase de Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo“. Quizá podemos ver si nuestro currículum es el que más nos ayuda a encontrar el empleo que estamos buscando. Podemos mirar si las funciones que detallamos en él son las que coinciden con el trabajo al que aspiramos. Si no ponemos las funciones que realizábamos en cada trabajo, igual es buena idea ponerlas. A veces creeemos que está claro lo que hacíamos. Pero está claro para nosotros, no para la persona que se encarga de recibir los currículums. Mejor explicitarlo. Tengamos en cuenta que las funciones las podemos ir cambiando dependiendo del trabajo que solicitemos. Para un puesto puede ser más importante una que otra. En definitiva, podemos tomarnos el currículum como un documento que variará en función del trabajo al que nos dirigimos.

Otra cuestión es la foto. En mi trabajo como consultor de recolocación y orientador laboral, muchas veces he recomendado no incluir foto. Pero dado que casi todo el mundo la pone, puede ser buena idea incluirla. Lo que es indudable es que el currículum quedará más atractivo visualmente. Siempre que sea una foto en color y con buena calidad de imagen, lógicamente. Quizá salgas muy serio en la foto. Prueba una en la que salgas sonriendo o al contrario, prueba una en la que aparezcas más serio. Tómalo como si fuera tu folleto publicitario e incluye una foto en la que “salgas bien”.

También puedes valorar que pones en primer lugar, si la formación o la experiencia laboral. Siempre coloca en primer lugar lo que más te ayude a encontrar el trabajo que buscas. Recuerda: el currículum es tu publicidad.

Si quieres, pùedes empezar a enviar cartas de presentación. Si ya las envías puedes revisarlas y probar un nuevo estilo.

Más allá del currículum, prueba nuevas vías para la búsqueda de empleo. Si te has apuntado a cien ofertas en una página de empleo pero no te han llamado para ninguna entrevista, tal vez puedas probar alguna otra alternativa. Se me ocurre que puedes llamar a las empresas de tu sector o visitarlas personalmente. Piensa en lo que se te da mejor y pruébalo. Si además si has visto alguna oferta en alguna empresa, ¿qué te impide ponerte en contacto con ellos directamente?. Es posible que les esté facilitando la tarea de reclutar.

En las estadísticas, septiembre es tradicionalmente un mes malo para el empleo pero también es verdad que muchas empresas abren procesos de selección después del verano. Lo que es seguro, es que vas a encontrar más ofertas que en agosto. Puedes aprovechar para hablar con tus contactos y recordarles que si se enteran de algo, te lo hagan saber. Recuerda agradecerles su ayuda.

A fin de cuentas, puede que “la vuelta al cole” sea mejor de lo que parece…

Néstor Villa

Pasos para redactar la carta de presentación

Pasos para redactar la carta de presentación y conseguir una entrevista

Pasos para redactar la carta de presentación

En este post vamos a tratar de la importancia que tiene presentarnos correctamente a las empresas para superar la criba curricular y conseguir una entrevista. Para este objetivo es fundamental redactar una adecuada carta de presentación.

La carta de presentación es una herramienta muy útil en la búsqueda de empleo, su finalidad es subrayar la experiencia y/o formación que más nos interesa para la oferta a la que estamos optando, demostrar interés por la empresa, destacar nuestras competencias y logros. Sirve solicitar una entrevista.

Si ponemos en Google “cartas de presentación” nos salen millones de ejemplos, pero no sirven si no dan respuesta a estas preguntas:

¿Para qué quiero este puesto de trabajo? ¿Por qué motivo quiero trabajar en esa empresa? ¿Qué es lo que más me gusta del puesto de trabajo?

 

¿Por qué me tienen que considerar a mí? ¿Qué cualidades y competencias poseo que me hagan extraordinario/a para ese puesto de trabajo?

¿Qué debo indagar para responder a estas preguntas?

Para contestar a las primeras preguntas es interesante que acudamos a las páginas web de la empresa y hagamos una labor de detectives, indagaremos en cuál es su:

  • Misión: es lo que es la organización HOY, es el propósito central para el que se crea un ente. En este apartado aparece la descripción de lo que la empresa hace, para quién está dirigido el esfuerzo, el mercado objetivo y la presentación de la particularidad, lo singular de la organización, el factor diferencial.
  • Visión: es una imagen del futuro deseado que la empresa busca crear con esfuerzos y acciones de los trabajadores. Es la brújula que guía a líderes y colaboradores.  Es la organización en el FUTURO.
  • Valores corporativos: son elementos de la cultura empresarial, propios de cada compañía, son conceptos, costumbres, actuaciones, actitudes, comportamientos o pensamientos que la empresa asume como normas o principios de conducta.

Para dar respuesta a las segundas preguntas tenemos que tener un buen “autoconocimiento”, tener claras las competencias en las que destacamos y nuestros logros.

Hay dos tipos de carta, las que escribimos en respuesta a un anuncio y las que se realizan para presentar nuestra “autocandidatura” es decir, mandamos carta y c.v a empresas que aún no han ofertado ningún trabajo. La ventaja que tiene la candidatura espontánea es que no tenemos tanta competencia, aunque los resultados no se produzcan a corto plazo.

Es importante conocer el nombre de la persona responsable del proceso de selección, para dirigirle a él o ella directamente la carta. Para acceder a esta información es interesante que busquemos en la página web de la empresa el “organigrama” y nos fijemos en el departamento de recursos humanos.

El esquema de cualquier carta de presentación es el siguiente:

Nombre y apellidos

Dirección.

Teléfono.

 Nombre empresa.

Sr./sra.—-Dpto RRHH

Dirección

Ciudad y fecha.

Entrada: Saludo formal.

1º párrafo: Motivo de la carta.

  • Respuesta a un anuncio: hacer referencia a la fuente de información y el puesto.
  • Autocandidatura. Por qué motivo quiero trabajar en su empresa y qué puesto me gustaría ocupar.

2º párrafo: Consideraciones.

  • Lo que yo puedo aportar a la empresa: Destacar experiencia o formación. Competencias, cualidades y características personales importantes para ese puesto de trabajo.

3º párrafo: Objetivo. Conseguir entrevista.

  • En respuesta a un anuncio: me gustaría formar parte del proceso de selección
  • Autocandidatura: me gustaría que me concediesen una entrevista.

Despedida formal

Firma.

Carta y c.v (Cómo hacer un buen Currículum)tienen que tener el mismo estilo, cuidando la estética, al fin y al cabo son nuestras herramientas para realizar el marketing personal.

¿Quieres encontrar trabajo?  nosotros podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Supera el proceso de selección: Efecto halo, primacia y recencia

Supera el proceso de selección: Efecto halo, primacia y recencia

Supera el proceso de selección: Efecto halo, primacia y recencia

El efecto Halo se trata de cómo evaluamos o juzgamos a una persona o a un objeto a partir de un rasgo o cualidad determinada, por ejemplo “la belleza”. Es la tendencia a generalizar un rasgo positivo o negativo de una persona, por ejemplo, si una mujer es muy guapa o atractiva le atribuimos otras características positivas como que es divertida, inteligente, generosa…

¿Cómo podemos sacarle partido a este efecto en el proceso de selección?

Cuidando la imagen de nuestro c.v, carta de presentación y nuestro aspecto personal en la entrevista.

En el caso del c.v y la carta, atenderemos al papel que usamos, la tipografía, si usamos colores pueden ser los que tiene la empresa como colores corporativos, ambos documentos deben ser elegantes y guardar armonía entre sí. Tenemos que tener en cuenta que al seleccionador no sólo le llega nuestro c.v, si destaca positivamente sobre el resto tenemos más opciones de pasar la primera criba curricular.

En la entrevista cuidaremos nuestra imagen, intentando que sea juvenil, sana, elegante para proyectar lo más positivo de nosotros. Si lo pensamos, la mayoría de los famosos y políticos cuentan con un asesor de imagen. “Una imagen vale más que mil palabras”

El efecto de primacía y de recencia, está relacionado con la memoria. Si os dijese un listado de 50 palabras y al cabo de un rato os pidiese que me dijeseis aquellas que recordáis, seguramente me diríais las primeras palabras del listado “efecto de primacía” y también recordaríais las últimas “efecto de recencia”.

¿Qué relación tienen estos efectos con c.v y entrevista?

En el Currículum (Cómo hacer un buen Currículum) tendremos en cuenta este efecto para ordenar la información poniendo en primer lugar lo más importante y dejando para el final “otros datos de interés”: incorporación inmediata, disponibilidad total….

En entrevista estos efectos se traducen en la primera impresión que causamos, es fundamental que juegue a nuestro favor, ya que a lo largo de la entrevista, el entrevistador no va a tener tiempo suficiente de confirmar o descartar la impresión que le hemos causado. El efecto de recencia sería el “buen sabor de boca” que dejamos al irnos, la despedida por tanto ha de ser cordial y amable, aunque nos hayan hecho una “Entrevista de choque o tensión”.

Sonia Treviño

Cómo hacer un buen Currículum

Cómo hacer un buen Currículum

Cómo hacer un buen Currículum

En este post, vamos a explicar cómo redactar un buen Currículum para que nuestras candidatura prospere frente a la competencia. El C.V. es nuestra publicidad, ¿quieres saber cómo se hace?

El currículum junto con la carta de presentación (Pasos para redactar la carta de presentación y conseguir una entrevista) es la manera que tienen las empresas de conocernos.

Si pensamos que buscar trabajo es “vender” tu candidatura a las empresas, la función del currículum y la carta de presentación sería la que haría la publicidad en la venta de cualquier producto o servicio.

Y para hacer una buena venta, ¿qué tenemos que saber?

En primer lugar hay que conocer el producto

Saber que características tiene, cuáles son sus puntos fuertes y que necesidades cubre. Aplicado a la búsqueda de empleo sería autoconocimiento: qué podemos ofrecer a las empresas, cuál es nuestro objetivo y nuestro perfil profesional y en qué competencias destacamos. Debemos ser conscientes de nuestra experiencia y formación también.

En segundo lugar, tenemos que conocer el mercado al que nos dirigimos

Empresas del sector de actividad al que nos hemos dedicado o dónde es necesaria nuestra experiencia, formación y capacidades. Siguiendo con el símil de las empresas, sería el mercado al que me dirijo. Las empresas tienen claro al público al que se dirigen, no se dirige al mismo público el que quiere vender un coche de alta gama que un utilitario. Nosotros debemos tenerlo igualmente claro.

En tercer lugar, ya que conocemos el producto y el mercado, tenemos que hacer  publicidad

La publicidad, en nuestro caso, es la carta de presentación (Pasos para redactar la carta de presentación y conseguir una entrevista) y el currículum.

Así es como nos damos a conocer a las empresas. Y aquí surge la pregunta: ¿qué publicidad queremos para nosotros?, ¿cuáles son nuestros puntos fuertes?. Volviendo a ejemplo de los coches, si vamos a vender un coche de alta gama nos centraremos en las prestaciones, la potencia, el diseño. Si vendemos un utilitario nos centraremos en el precio o el bajo consumo.

Lo que se pretende con la publicidad es interesar por nuestro producto.

Si pensamos lo que hace la publicidad lo tendremos más claro. La publicidad es breve, llamativa y resalta los puntos fuertes del producto. Nosotros debemos hacer lo mismo.

No podemos hacer un currículum que sea tan extenso que parezca un manual, eso ya lo diremos en la entrevista. (¿Cómo ganarnos al entrevistador? Genera rapport)

Deberá ser llamativo, dentro de nuestro estilo personal. No vamos a hacer un currículum con un diseño innovador si nosotros no lo somos o muy formal si nosotros tampoco somos muy formales.

También debe resaltar nuestros puntos fuertes, es decir, aquello que nos vaya a hacer más interesantes para la empresa. En relación a esto, ¿hay alguna norma que diga cómo ha de ser la publicidad? Solo una, que no sea engañosa. Lo mismo nos podemos aplicar. Si lo que más me va a ayudar es la experiencia profesional lo pondremos en primer lugar o si es la formación, irá al principio.

En este momento hay que recordar el efecto halo. (Efecto Halo en entrevistaSegún este efecto contrastado en cientos de experimentos en Psicología Social, a las cosas que nos parecen atractivas, bonitas o simplemente nos gustan, les atribuimos propiedades positivas. Es decir, si nuestro currículum está bien presentado, ordenado o nos parece bonito, será MEJOR que otro en que ponga exactamente lo mismo pero que no nos parezca bonito.

Para terminar solo nos queda tener en cuenta el efecto de primacía y recencia. (Supera el proceso de selección: Efecto halo, primacia y recencia) ¿Cómo lo aplicamos? Lo que más nos va a ayudar lo ponemos al principio ya que sabemos que en ese lugar llegará más a la memoria de la persona que reciba nuestro currículum. Y tendremos cuidado con lo que ponemos en último lugar ya que esto también se le quedará en la memoria.

Y tú, ¿qué publicidad quieres?  EnPositivo podemos ayudarte.

Néstor Villa.

Cómo hacer un c.v si no tengo experiencia laboral. Currículum para primerizos

Cómo hacer un c.v si no tengo experiencia laboral. Currículum para primerizos

Cómo hacer un c.v si no tengo experiencia laboral. Currículum para primerizos

En este post vamos a dar unas pautas para aquellas personas que se tienen que enfrentar a realizar su C.V. por primera vez.

Alguna vez tiene que ser la primera, y ¿qué ponemos en ese folio en blanco que pueda captar la atención de los empleadores?

Ya vimos en entradas anteriores qué es el c.v  (Cómo hacer un buen Currículum) y que la finalidad inmediata de este documento es conseguir una entrevista (¿Cómo ganarnos al entrevistador? Genera rapport), es decir, superar la criba curricular y que nos llamen para conocernos en persona.C.V primerizos

Para redactar correctamente este documento, es importante que nos cambiemos de gafas y nos pongamos en el lugar de la persona que lo recibe y reflexionemos sobre: ¿cuántos c.v recibirá al día?, ¿en qué información se fijará más para este puesto de trabajo?, ¿mi c.v es original como para destacar entre el resto?, ¿la información importante se localiza rápidamente?. Cuanto más fácil se lo pongamos al seleccionador, mejor será para nosotros.

Cuando una persona acaba sus estudios y se enfrenta por primera vez a la búsqueda de empleo, no sabe qué poner en su curriculum, cómo ordenar la información.

Así que comenzamos a completar los apartados típicos del currículum vitae y cuando llegamos a “experiencia laboral”, ¿qué ponemos?, esto es más difícil si no hemos trabajado previamente. De forma que el c.v. puede quedar insustancial y más si pensamos que en la mayoría de las ofertas nos piden al menos un año de experiencia.

El primer paso es detectar cuáles son los puntos fuertes para ese puesto de trabajo, es decir, investigar qué es lo que valora más la empresa que hace el proceso de selección e indagar cuáles de esas cualidades tengo yo, “autoconocimiento“(Claves para conocerte mejor: Ventana de Johari). Esto lo podemos reflejar en el apartado de “Objetivo profesional”. (5 claves para definir tu objetivo profesional)

En segundo lugar tenemos que pensar en cuáles son las competencias (10 competencias del buen trabajador/a) que he desarrollado a lo largo de mi formación o en otras experiencias, aunque no hayan sido remuneradas, por ejemplo si he impartido clases particulares, y el puesto de trabajo es de azafata, podría ponerlo de la siguiente manera:

2012 Profesor clases particulares de matemáticas. Particular.

Esta experiencia me ha facilitado desarrollar capacidades como empatía, capacidad de escucha activa y asertividad. (competencias importantes tanto para dar clase como para el trabajo de azafata)

No se trata de mentir o inventarnos experiencias inexistentes, se trata de exprimir aquello que hemos realizado hasta el momento, de demostrar capacidades, competencias, habilidades y logros (Cómo hacer una buena entrevista. Reconoce tus logros), de destacar frente al resto de candidatos.

El modelo c.v que mejor se ajusta a estas necesidades es aquel que refleje la información más relevante para la empresa, además es importante que dicho c.v esté acompañado de la carta de presentación (Pasos para redactar la carta de presentación y conseguir una entrevista) en la que explicaremos aquello que en el c.v no tiene cabida. Como nuestra motivación, interés, entusiasmo, etc.

Si quieres, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño