Archivo de la etiqueta: autoestima

Coaching y empleo

Cómo te ayuda el coaching en la búsqueda de trabajo

Cómo te ayuda el coaching en la búsqueda de trabajo

En esta entrada trataremos cinco aspectos en los que el coaching puede ayudar en la búsqueda de trabajo.

Cuando estamos buscando trabajo toda ayuda es poca, así que vamos a dar algunas pistas que nos pueden ayudar a encontrar un empleo y que se usan cuando seguimos un proceso de coaching.

Definir tu objetivo profesional

Cuando el objetivo profesional no está definido, ocurre que estas buscando trabajo “de lo que sea” o “de lo que salga”.

Como comentaba una compañera orientadora laboral, yo nunca he visto una oferta de empleo en la que busquen a alguien para trabajar “de lo que sea”.

Tampoco es la mejor opción esperar a que “salga algo”. Siempre será mejor que seas activo en la búsqueda que quedarte esperando a que te llamen.

Con un objetivo laboral que sea claro, conciso y realista tendrás muchas más posibilidades de encontrar un trabajo que te guste. Pese a que pueda parecer que te cierras a algunas oportunidades que puedan surgir, lo que haces es enfocarte en lo que realmente te interesa. (Ver también: 5 claves para definir tu objetivo profesional)

Un ejemplo de objetivo laboral sería: “busco trabajo de psicólogo en el departamento de orientación un centro escolar”.

Y si “sale algo de lo que sea” mientras estas en este proceso, ya decidirás si lo aceptas o sigues centrado en tu búsqueda. O si surge algún trabajo que te interesa empezar por motivos económicos, de desesperación o por lo que sea, seguirás centrado en tu búsqueda.

Encontrar un trabajo no significa dejar de buscar, ¿verdad?

Generar opciones

Una de las tareas que se realizan en un proceso de coaching es la de generar opciones.

Es posible que no hayas contemplado todas las alternativas que tienes a tu alcance para encontrar trabajo. O es posible que hayas descartado algunas sin saber muy bien porqué.

Repasa si estás usando todas las opciones que tienes de encontrar un trabajo, Y es muy conveniente que te plantees si puedes hacer algo más.

Explora nuevas opciones, prueba distintas posibilidades. (Ver: Cómo ser más creativo)

Si sólo buscas trabajo a través de internet, prueba a llamar por teléfono. O incluso ir personalmente a visitar a las empresas de tu sector. Por probar no vas a perder nada y si sale bien, puedes ganar mucho.

Autoconocimiento

Si estás buscando trabajo, estás realizando un proceso de marketing o de venta de tu candidatura. Cuanto más te conozcas, mejor. (Ver también: Cómo aumentar la autoestima a través del autoconocimiento)

Piensa qué ofreces a las empresas. Es decir, cuáles son tus características más destacadas como trabajador.

Ante la pregunta: ¿qué puedes ofrecer a la empresa que te contrate?, debemos tener una respuesta clara.

Identifica tus logros y de ellos saldrán rápidamente las habilidades que has usado para conseguirlos.

Por ejemplo, si conseguías terminar el trabajo a tiempo, piensa las habilidades que usabas para ello. Puede que seas una persona organizada, que seas rápido, que sepas priorizar las tareas…

Desarrollo de competencias

En un proceso de coaching, siempre hay una mejora de competencias.

Está implícito en el coaching un proceso de mejora que siempre implica a las competencias personales y/o profesionales (si es que las podemos distinguir, que yo tengo mis dudas).

No se trata de que te enseñen a comportarte de una determinada manera, si no de que seas la mejor versión de ti mismo.

Si tras conocer tus logros has conseguido mejorar el conocimiento que tienes de ti mismo, esto influirá en una mayor confianza en tus posibilidades. También parece lógico pensar que trabajar las fortalezas redundará en una mejora de la autoestima. Y al mejorar la autoestima nos relacionaremos mejor con otras personas.

Habrás mejorado dos competencias: autoconfianza y relación interpersonal.

Seguridad en la entrevista de trabajo

Si te estás dirigiendo a un puesto de trabajo que te gusta y además conoces tus logros y habilidades. Si eres un “vendedor” seguro de tu candidatura y también eres la mejor versión de ti mismo. (Ver: Cómo realizar una buena entrevista usando los estereotipos)

¿Vas a necesitar algún consejo para estar tranquilo en una entrevista?

¿Vas a tener que estudiar cómo tienes que comportar o cómo vas a utilizar tu lenguaje no verbal?

Mi opinión es que te comportaras con naturalidad, responderás con seguridad y harás todo lo que esté en tu mano para conseguir el empleo.

Con todo esto en tu mochila, te encontrarás motivado para encontrar trabajo o para mejorar el actual y, sin duda, terminarás consiguiéndolo.

Si quieres, EnPositivo puede ayudarte.

Néstor Villa

 

 

 

 

Anuncios
Empowerment. Cree en ti

Empowerment. Cree en ti

Empowerment. Cree en ti

En este post vamos a explicar qué significa “empowerment” y cómo podemos aumentar nuestra confianza en nosotros/as mismas. ¿Crees en ti mismo/a?

Empowerment: empoderamiento

La palabra empoderamiento viene de “empowerment”, un término anglosajón que hace referencia a la capacidad de la persona de tomar control por sí misma de su vida.

Empoderarse, por tanto,  es el proceso por el cual las personas aumentamos nuestras fortalezas personales para impulsar cambios positivos de las situaciones en que vivimos.

Esto implica el desarrollo de una confianza en nuestras propias capacidades, por lo tanto está muy relacionado con nuestra “autoestima”. Cómo mejorar la autoestima

Como ya vimos la autoestima (Seis maneras de aumentar la autoestima) es lo que sentimos y pensamos de nosotros mismos, unido a la forma en la que a través de nuestra conducta lo expresamos al mundo exterior. La autoestima es básica para la supervivencia psicológica, sin ella podemos tener distintos tipos de distorsión del pensamiento (Cómo conseguir un pensamiento más adaptativo), con el peligro que esto conlleva.

Conoce tu nivel de autoestima

Para conocer tu nivel de autoestima es importante valorar los siguientes puntos:

  1. ¿Cómo te percibes a ti mismo/a? “yo real”
  2. ¿Cómo desearías ser? “yo ideal”

La discrepancia entre estos dos puntos da un tipo determinado de autoestima, cuanto menos distancia exista entre cómo te percibes y cómo te gustaría ser, tendrás un mayor nivel de autoestima, por tanto será fácil empoderarte y ganar seguridad y confianza para conseguir los retos que te propongas.

Si estamos a gusto con nosotros/as mismos/as lo reflejaremos en la cara, en nuestro comportamiento y en la forma de relacionarnos con los demás.

La autoestima actúa sobre tres aspectos fundamentales:

  1. Sentimientos
  2. Pensamientos
  3. Acciones

Al mismo tiempo estos aspectos se retroalimentan mutuamente, potenciando o debilitando la autoestima.

Por ejemplo si siento que soy una persona formada y con experiencia, me sentiré segura de mí misma, pensaré que voy a tener éxito si me preparo una entrevista de trabajo, y probablemente me saldrá bien.

Si por el contrario me siento torpe, e insegura, pensaré que voy a fracasar y que no merece la pena intentarlo, por lo tanto no me preparo la entrevista y fracasaré.

Cómo estar más empoderado/a

Así que ha llegado el momento de recapacitar y pensar:

Cuando estamos “empoderados/as” somos capaces de decidir (Cómo tomar buenas decisiones)  y tomar responsabilidad de nuestras decisiones en la vida, y de todo lo que suceda debido a esas opciones.

Somos responsables de querernos a nosotros/as mismos/as, si no lo hacemos nosotros/as ¿cómo lo van a hacer los demás?

Si quieres empoderarte, EnPositivo podemos ayudarte.

 Sonia Treviño

 

Cómo aumentar la autoestima a través del autoconocimiento

Cómo aumentar la autoestima a través del autoconocimiento

Cómo aumentar la autoestima a través del autoconocimiento

En este post vamos a hablar de la importancia que tiene para nuestra autoestima y nuestro desarrollo personal y profesional conocernos lo mejor posible. ¿Sabes quién eres?, ¿te gustaría saber qué imagen proyectas?, ¿siempre te muestras de la misma manera?, ¿cómo no te gustaría que te vieran?

En muchas entradas de este blog hemos tratado el tema de autoconocimiento (Claves para conocerte mejor: Ventana de Johari) porque creemos que es la base para cualquier evolución que queramos realizar, es el punto de partida para aumentar la autoestima.

Una de las herramientas que utilizamos para que nuestros clientes y alumnos se conozcan mejor es la Dinámica “La imagen de mi Yo” del libro: Jiménez Hernández- Pinzón: La comunicación interpersonal, ejercicios educativos. Madrid ICE.

El objetivo de dicha dinámica consiste en que la persona que participa en ella sea consciente de la imagen que tiene de sí mismo/a y la que los demás tienen de él/ ella.

Para ello repartimos a los componentes del grupo un folio con las 38 figuras que mostramos a continuación.

Cómo aumentar la autoestima a través del autoconocimientoCómo aumentar la autoestima a través del autoconocimiento

Como se puede observar, cada imagen tiene un gesto y cada persona le otorgará distinto significado, no hay interpretaciones correctas o incorrectas por eso en el cuestionario que facilitamos siempre preguntamos ¿por qué? para que la persona pueda explicar el significado que ha otorgado.

El cuestionario varia según si lo utilizamos para coaching laboral, coaching educativo o coaching personal, pero las preguntas que solemos realizar con esas modificaciones son:

  1. ¿Cómo qué número creo que suelo actuar? ¿Por qué?
  2. ¿Cómo qué número creo que me ven los demás (compañeros, familia, jefes)? ¿Por qué?
  3. ¿Cómo qué número me gustaría que me vieran? ¿Por qué?
  4. ¿Cómo qué número no me gustaría que me vieran? ¿Por qué?
  5. ¿Cómo qué número creo que suele actuar la mayoría (profesores, jefes, compañeros…según el caso)? ¿Por qué?
  6. ¿Cómo qué número veo yo al que se sienta a mi derecha? ¿Por qué?

Con esta última pregunta nos hacemos una idea de la imagen que proyectamos.

Cómo se forma la imagen que tenemos de nosotros/as mismos/as

La imagen que tenemos de nosotros/as mismos/as está formada por varios factores:

  1. Lo que creemos ser. La propia conciencia que hemos ido adquiriendo de nosotros/as mismos/as a través de nuestras experiencias y que conforma lo que piensa cada uno de sí mismo/a.
  2. Lo que deseamos ser. La imagen con la que nos comparamos a través de modelos referenciales que implican valores culturales, sociales, familiares, etc. es la imagen idealizada, cuanto más próxima sea a lo que creemos ser, más coherencia tendremos y por tanto más felices seremos. Una forma de trabajar es ¿qué vas a hacer para llegar de la imagen que crees ser a la que te gustaría ser? Y trazar el plan de acción.
  3. Lo que los demás ven en nosotros/ as. Esto condiciona sus actitudes y comportamientos hacia nosotros mismos. Este apartado es muy interesante, a veces coincide cómo creemos que nos ven con lo que la persona de nuestra izquierda ha dicho, aquí la reflexión sería ¿te sientes identificado/a con esa imagen?, y si no te gusta ¿qué acciones hacen que proyectes esa imagen?
  4. La imagen con que se nos identifica por “como son la gente de tal edad”, “o de tal sexo”, “ los de tal profesión”, o de cualquiera de los grupos de pertenencia en que nos integramos. Este apartado está muy relacionado con los estereotipos (Cómo realizar una buena entrevista usando los estereotipos)

Esta dinámica es una excelente herramienta de trabajo para conocernos mejor y trazar un plan de acción en función de los resultados obtenidos.

Tendremos mayor autoestima cuando:

  • Mi “Yo real” coincida con mi “Yo ideal”
  • La “imagen que no quiero proyectar” esté alejada de mi  “yo real”

Si quieres aumentar tu autoestima,  EnPositivo podemos ayudarte.

Sonia Treviño

 

 

6 pautas para vivir sin miedo

6 pautas para vivir sin miedo

6 pautas para vivir sin miedo

En una entrada anterior, ya dimos pautas para que el miedo no nos paralizase. En este post vamos a dar seis pautas para vivir sin miedo.

Hoy quiero citar a Eduardo Galeano, periodista y escritor uruguayo, que explicaba que vivimos en tiempos de miedo global: «Los que trabajan tienen miedo a perder el trabajo. Los que no trabajan tienen miedo de no encontrar nunca trabajo. Quien no tiene miedo al hambre tiene miedo a la comida. Los automovilistas tienen miedo de andar y los peatones a ser atropellados. La democracia tiene miedo a recordar y el lenguaje tiene miedo a decir. Los civiles tienen miedo a los militares, los militares tienen miedo a la falta de armas, las armas tienen miedo a la falta de guerras. Es tiempo de miedo. Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo. Miedo a los ladrones y miedo a la policía. Miedo a la puerta sin valla, al tiempo sin relojes, al niño sin televisor. Miedo a la noche sin pastillas para dormir y miedo al día sin pastillas para despertar. Miedo a la multitud, miedo a la soledad por aquello que uno ha sido. Miedo a morir, miedo a vivir».

El miedo como medio para la manipulación

El miedo se ha utilizado y se utiliza a menudo, como un medio eficaz de manipulación para conseguir el poder sobre las personas. Algunas personas utilizan el miedo conscientemente pensando que es la única vía para conseguir respeto y otras lo usan, quizás inconscientemente, como mecanismo de defensa “no hay mejor defensa que un buen ataque”. Sea como fuere, en más de una ocasión nos ha tocado vivir en un clima impregnado por el miedo.

Cuando el miedo impera en el ambiente nos encontramos con sensaciones de falta de confianza, alta incertidumbre, frustración, ansiedad, tensión, indefensión, entre otras. Estas características van en contra de la gestión del talento, la creatividad, la motivación, es decir, incidirá negativamente en el equipo de trabajo.

Hace poco leí una cita que decía: “No te enojes: recuerda que la gente no te hace cosas, la gente hace cosas y tú decides si te afectan o no”. Es interesante pensar en cómo conseguir que no te afecte, en que no te paralice el miedo.

6 pautas para vivir sin miedo

  1. Autoconocimiento, reflexionar sobre cuál es la procedencia de nuestro miedo, qué lo provoca, por qué y cómo nos está afectando.
  2. Desmitificar el miedo, podemos pensar en ¿qué es lo peor que podría suceder?, ¿qué podría hacer en ese caso?
  3. Tener alta autoestima nos ayudará a confiar en nosotros/as mismos/as sintiéndonos más capaces de realizar lo que nos propongamos.
  4. Desarrollar resiliencia para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas y ser transformado positivamente por ellas.
  5. Desarrollar un pensamiento crítico e independiente, para poder discernir y tolerar la incertidumbre.
  6. Utilizar técnicas de relajación cuando sean necesarias.

A continuación comparto el vídeo en el que Eduardo Galeano titulado “Vivir sin miedo”

¿Qué tipo de miedo has sentido?, ¿en qué circunstancias sientes miedo?

Si quieres, EnPositivo podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Seis maneras de aumentar la autoestima

Seis maneras de aumentar la autoestima II

Seis maneras de aumentar la autoestima II

En este artículo voy a decirte seis maneras de aumentar la autoestima.

En la entrada anterior, hablábamos de cómo aumentar la autoestima y facilitamos estrategias para aumentar la autoestima, ser feliz con uno/a mismo/a y ganar confianza en aquello que emprendemos.

Continuando con la anterior entrada al blog (Seis maneras de aumentar la autoestima), vamos a ver las cuatro estrategias restantes para aumentar la autoestima. Habíamos hablado de que debemos cuidar nuestro diálogo interno y que debemos valorarnos.

Pues bien, la siguiente manera para mejorar nuestra autoestima que os propongo es:

3.- Presta atención a tus éxitos.

Una situación concreta puede tener muchas interpretaciones. Puedo terminar un maratón y sentirme orgulloso por haber acabado. Puedo estar alegre porque contemplo mi progresión desde que empecé a correr y valoro mi esfuerzo hasta haber llegado a este momento. Todos estos pensamientos me harán sentir bien y contribuirán a mejorar la autoestima.

La misma situación puede tener otra interpretación totalmente distinta: “Acabé el maratón pero no quedé entre los quince primeros”. “Total, un maratón lo termina cualquiera, otra cosa son las carreras de cien kilómetros”. Este tipo de pensamientos no ayudarán a mejorar nuestra autoestima. Es más, es posible que incluso la empeoren.

Lo que pretendo decir es que una misma situación puede entenderse de muy distintas maneras. Para mejorar la autoestima debemos reconocer nuestros éxitos, nuestro esfuerzo y valorarlo en su justa medida.

4.- Rodéate de personas positivas.

Hay personas que nos quieren y nos valoran. Tienden a ayudarnos y a reforzar nuestros logros, nuestras fortalezas y nos valoran positivamente. Normalmente son personas que también se quieren y se valoran a sí mismas. Esto no quiere decir que no nos hagan una crítica o nos digan en que aspectos podemos mejorar pero siempre con la idea de ayudarnos a crecer y a hacer mejor las cosas.

Este tipo de personas son las que nos ayudan a valorarnos y a tener una autoestima positiva. Son las personas positivas. Lo ideal es identificar a esas personas y tenerlas cerca.

Recuerda que tendemos a imitar a los que nos rodean. Si las personas que nos rodean tienen una autoestima negativa, se critican de manera destructiva y mantienen un autodiálogo rigorista, podemos “contagiarnos” y terminar comportándonos como ellos.

Si, por el contrario, nos juntamos con personas que se quieren, se valoran, se exigen pero también son conscientes de sus logros y de su valía, nos contagiaremos de esa forma de tratarnos a nosotros mismos y el resultado será que nuestra autoestima aumentará.

5.- Toma tus propias decisiones.

Tomar nuestras propias decisiones es arriesgado ya podemos equivocarnos. Pero también podemos acertar.

En caso de que tomemos la decisión que nos ayude a conseguir aquello que queremos, nuestra autoestima se verá reforzada. Nos sentiremos orgullosos de haber conseguido nuestro objetivo y eso nos ayudará para tomar nuevas decisiones.

Si la decisión que hemos tomado no es la más adecuada siempre podremos hacer dos cosas. En primer lugar, podemos rectificar. Muchas de las decisiones que tomamos no son irreversibles y podemos rectificar. En segundo lugar, en caso de que no podamos rectificar, podemos analizar cómo hemos decidido y aprender del error. Algo hemos aprendido: “como no se hace lo que hemos hecho”.

Si no tomamos decisiones, dejaremos pasar oportunidades y de eso poco podemos aprender. Si no tomamos decisiones, otros las tomarán por nosotros y también pueden equivocarse y, de nuevo, no habremos aprendido. O todo dependerá del azar, de la suerte. ¿Cómo puede ayudarnos esto a aumentar nuestra autoestima?

Si tomamos nuestras decisiones, lo que nos pase será lo que hayamos decidido y siempre podremos tomar otro camino. Tomaremos el control de nuestra vida. ¿Qué hay mejor para la autoestima que esto?

Si quieres, puedes mirar esta entrada sobre toma de decisiones: Cómo tomar buenas decisiones.

6.- Potencia tus características.

Por un sano afán de superarnos hay veces en las que nos centramos en aquello que nos cuesta más trabajo o nos resulta más difícil. Es una manera de mejorar y de superarnos pero, si puedes, trabaja desde tus fortalezas, usa aquello que se te da bien para superarte. Y, sobre todo, no olvides que hay actividades en las que brillas, que se te dan muy bien y de las que te sientes orgulloso.

Potencia tus puntos fuertes, lo que se te da bien, lo que te gusta hacer, tu talento. Practícalo y disfrútalo.

Puedes dar un vistazo a este artículo si quieres saber más sobre talento: 9 tips para desarrollar tu talento.

Y si quieres saber más sobre autoestima o necesitas más ayuda, dirígete a EnPositivo. Estaremos encantados de ayudarte.

Néstor Villa

Aumentar autoestima

Seis maneras de aumentar la autoestima

Seis maneras de aumentar la autoestima

En este artículo vamos a explicarte seis maneras de aumentar la autoestima.

Podíamos definir la autoestima como el aprecio o consideración que uno tiene de sí mismo o como la valoración que hacemos de nosotros mismos. (Ver post: Independencia personal, sana autoestima)

Siempre que hablamos de autoestima es fundamental el componente de apreciación o valoración. (Ver post: Cómo mejorar la autoestima). En función de esta valoración se generará un sentimiento sobre nuestro propio ser que será positivo si la valoración ha sido positiva o negativo si la valoración ha sido negativa.

El resultado de la valoración es siempre subjetivo y dependerá de la estimación que hagamos de nuestros actos. Me explico: para mi puede ser un éxito y sentirme orgulloso de haber corrido un maratón. O puede que considere que un maratón es poca cosa, que casi todo el mundo lo puede hacer con un poco de entrenamiento y que, además, mis tiempos no son muy buenos.

Está claro que el resultado de esta valoración influirá de distinta manera sobre nuestra autoestima. Veamos cómo podemos conseguir que la valoración sea positiva.

1.- Cuida el diálogo interno

El diálogo interno son aquellas verbalizaciones que nos dirigimos. En algunas ocasiones las decimos en voz alta. Son frases del tipo: “soy tonto”, “no me entero”, “soy torpe”. Hay veces en las que nos decimos cosas extraordinariamente duras y que jamás se las diríamos a otra persona.

¡¡Mucho cuidado con esto!! Cuando detectes que te has dicho alguna frase de este estilo, corrígete. Por ejemplo, si te dices “soy tonto”, rectifica y di “me he equivocado”.

No debes dejar pasar ninguna frase de este tipo ya que minará tu autoestima de manera considerable.

2.- Valórate

A la vez que detectamos y detenemos las verbalizaciones negativas dirigidas a nosotros, es importante que de manera consciente valoremos nuestros aspectos positivos.

De la misma manera que nos podemos decir “soy tonto”, podemos decirnos ”soy genial” o “yo valgo mucho”.

Quizá también podemos prestar atención a las cosas que nos gustan de nosotros: nuestra voz, nuestra mirada o nuestra manera de andar y sentirnos bien con ello.

En la siguiente entrada a este blog terminaré con las otras cuatro formas de aumentar la autoestima (Ver post: Seis maneras de mejorar la autoestima II):

Presta atención a tus éxitos

Rodéate de personas positivas

Toma tus propias decisiones

Potencia tus características

Mientras tanto, EnPositivo Coaching está para ayudarte con tu autoestima o con lo que necesites.

Néstor Villa

¿Te quieres? ¡Quiérete!

¿Recuerdas cuando eras muy pequeño/a?, seguramente eras intrépido/a, te atrevías a dibujar sin ser Picaso, a bailar sin ser Pávlova, a cantar sin ser Madona o Pavarotti, lo mismo sucedía con patinar, actuar, etc.

Te invito a ver el siguiente vídeo: “Si pudieras cambiar una parte de tu cuerpo ¿Qué cambiarías?”

¿Reconoces la autenticidad, la ilusión, la forma que tienen de vivir el momento y la seguridad con que lo hacen la mayoría de los niños y de las niñas?

ilusión

Ya le hemos dedicado muchas entradas a la importancia que tiene que nos aceptemos para atrevernos a ser nuestro mejor “Yo” y estar bien con nosotr@s mism@s.

Si quieres, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño