Archivo de la etiqueta: armonía

Feliz 2017

¡Feliz 2017!

Los límites están en las palabras, no en el mundo, y con ellas construimos la realidad”.

Deseamos que en 2017 vuestro vocabulario esté formado por las palabras:

Puedo, alegría, conseguido, paz, reto, amistad,

amor, atrevimiento, coraje, ilusión, aceptación,motivación,

satisfacción, riqueza, desarrollo, armonía, equilibrio,

emoción, bienestar, salud, sabiduría, aventura,

logro, metas, oportunidades

felicidad …

¡Feliz Año Nuevo!

 

Anuncios

Coaching y mindfulness

¿Alguna vez has visto una película de terror en la que sólo con escuchar la música se te erizaba el pelo y te recorría un escalofrío por la espalda? Seguramente en esas escenas de miedo, incluso los amantes de este género notan cómo se acelera el ritmo cardiaco… ¿has probado a ver esa misma escena sin la música? Seguro que la reacción fisiológica es totalmente distinta.

En la primera situación estamos totalmente identificados con la película y aunque sea ficción la sentimos como real, ¿cuántas veces te ha sucedido lo mismo con un recuerdo, pensamiento o emoción? ¿qué sucede cuando son pensamientos, sentimientos y emociones negativas? Muchas veces nos sentimos arrastrados por una gran corriente de la que no podemos salir y nos identificamos con esa experiencia negativa, pero nosotros/as somos más de lo que hacemos, sentimos y pensamos.

perspectivaVamos a hacer un ejercicio. Por un momento, imagínate que eres un tablero de ajedrez en el que hay fichas blancas y negras jugando una partida. Podemos representar los pensamientos “positivos” que tienes con las fichas blancas y los pensamientos y las emociones negativas con las fichas negras, contra las que en muchas ocasiones has luchado. Ahora te pregunto en esa situación hipotética ¿Quién serías?

Quizás tu respuesta es que te identificas con las fichas blancas (pensamientos, sentimientos, acciones y emociones que te gustan)…, ¿qué pasaría si te digo que también eres las fichas negras?,¿o que eres el tablero?

Este ejercicio me gusta porque nos sirve para cambiar de perspectiva para pensar en que a pesar de que sintamos unas veces tristeza (fichas negras) y otras alegría (fichas blancas), unas veces decepción (fichas negras) y otras ilusión (fichas blancas), de que en ocasiones las cosas nos salgan bien y en otros momentos mal; siempre hemos seguido “siendo nosotros/as”, algo siempre permanece constante en cualquier experiencia que podamos tener. Además es importante saber que lo “que resite, persiste”.

Los ejercicios de mindfulness nos ayudan a tener atención plena en el “ser” que somos (valga la redundancia), a que seamos el “observador” de todas las experiencias que son cambiantes en la vida, aceptándolas, pero sin identificarnos con ellas, como en la película de terror.

En un proceso de coaching puede suceder que el/la cliente piense: “No puedo alcanzar mi objetivo porque soy inútil, todo me sale mal y no tengo fuerzas”, quizás después de este ejercicio y hacer mindfulnes piense: “me siento bloqueado y estoy teniendo pensamientos negativos, pero son sólo pensamientos y sentimientos en este momento, y puede que mañana sean diferentes”.

A partir de aquí podemos trazar objetivos que estén más alineados con los valores personales del coachee (cliente) y que le motiven a alcanzar lo que se propongan, viviendo en armonía, siendo responsable y coherente con los aspectos que la persona tiene como fundamentales.

Si quieres, conseguir tus objetivos alineados con tus valores, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

10 consejos para vivir en armonía y ser feliz

10 consejos para vivir en armonía y ser feliz

10 consejos para vivir en armonía y ser feliz

En este post, vamos a recomendar 10 consejos para conseguir vivir en armonía, lograr tener el equilibrio psíquico que nos permite ser felices.

¿Qué supone tener equilibrio psíquico y estar en armonía?  

Estamos en  armonía cuando hemos sido capaces de conjugar nuestra estabilidad interna con el ambiente que nos rodea, sabiendo adaptarnos a las circunstancias, positivas o adversas, afrontándolas y extrayendo de ellas los aprendizajes más beneficiosos para nuestro desarrollo.

La palabra “equilibrio” procede de los vocablos latinos “aequus” y “libra”. El primero significa “igual” y el segundo “balanza”, siendo así que “equilibrio” viene a hablarnos de fuerzas iguales que se compensan y que no se presionan unas a otras.

Una persona equilibrada es capaz de darle el justo valor a las cosas que le ocurren, a sus posibilidades reales, a sus ilusiones, a su forma de actuar.

No carece de instintos ni de normas, pero sabe aplicarlas adecuada y oportunamente. Tiene una actuación coherente en su vida y la defiende sin avasallar a aquellos que difieren de sus ideas, tendencias o conductas.

¿Es fácil llegar a ser una persona en armonía?

Sin duda es una meta deseable pero tenemos que atrevernos a realizar algunas tareas que sirvan para enfrentarnos con pequeñas debilidades personales y desprendernos de algunos mecanismos de defensa. Para estar en armonía es necesario:

  • Querer hacer ese esfuerzo.
  • No desanimarse en el intento, aunque encontremos barreras u obstáculos que nos pongan la tarea más difícil de lo que, en un primer momento, imaginábamos.
  • Permitirnos ser frágiles, fuertes, rígidos, flexibles, sabios, torpes, ocurrentes o simples, en definitiva “humanos”.

También es importante que aprendamos estrategias de autocontrol, porque la falta de control hacia nosotr@s mism@s puede repercutir en nuestro equilibrio psíquico.

Síntomas de falta de autocontrol:

  1. No sé controlarme internamente cuando tengo un pensamiento recurrente que no deseo.
  2. Cuando me agobio por no saber dosificar mi tiempo.
  3. Cuando me falta disciplina y me relajo en un estado de dejadez que me lleva a la insatisfacción o la desidia.
  4. Cuando deseo una cosa y no lucho por conseguirla.
  5. Cuando no se aceptar mis características Cuando mi impulsividad se muestra irracional.
  6. Cuando mi razón limita mis necesidades más vitales, etc.

¿Cómo exteriorizo esa falta de control ante los demás?

  1.  Cuando digo o hago lo que no quiero decir o hacer.
  2. Cuando falto al respeto al otro.
  3. Cuando me violento exageradamente ante un cumplido o una crítica.
  4. Cuando mis gestos delatan, sin que yo lo desee, mis sentimientos internos.
  5. Cuando no se defender mis criterios con sosiego.
  6. Cuando no admito una opinión diferente…

Cómo vivir en armonía y ser más feliz:

  1. Deja ir las comparaciones.
  2. Deja ir la competencia.
  3. Deja ir los juicios (leer post: Ser feliz sin juzgar: Mindfulness).
  4. Deja ir el enojo.
  5. Deja ir las preocupaciones. (recomendamos post: No te preocupes: ocúpate o acéptalo)
  6. Deja ir los remordimientos.
  7. Deja ir la culpa (leer post: Cuatro pasos para liberarte de la culpa).
  8. Deja ir las excusas.
  9. Dejar ir el miedo. (ver post: 6 pautas para vivir sin miedo).
  10. Ríe a carcajadas una vez al día, sobre todo de tu inhabilidad de dejar ir todo lo de arriba.

Si quieres estar en armonía contigo mism@, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño