Archivo de la etiqueta: ansiedad

Cómo reducir la ansiedad con Mindfulness

Cómo reducir la ansiedad con mindfulness

En este post vamos a explicar cómo las preocupaciones y la baja tolerancia a la incertidumbre influyen en el trastorno de ansiedad, cuáles son sus características y cómo podemos ayudarnos de mindfulness para disminuir la ansiedad.

El trastorno de ansiedad generalizada se caracteriza básicamente por un estado de ansiedad y preocupación excesiva e incontrolable que causa malestar clínicamente significativo e incapacidad en diferentes áreas de la vida.

La preocupación patológica

Ya vimos en otro post cómo las preocupaciones nos absorben mucha energía (ver: No te preocupes: ocúpate o acéptalo)

La mayoría de las personas nos preocupamos con la falsa ilusión de pensar que así controlamos la situación, esto se trata de una creencia irracional: “si estoy preocupado/a estoy influyendo en la situación que me preocupa”. Además a nivel social se refuerza el hecho de que las personas se preocupen porque se considera una acción de “responsabilidad”. Alguien que no se preocupa por nada puede considerarse como “irresponsable”.

Las preocupaciones empiezan a cuestionarse cuando interfieren en nuestra conducta y se parecen más a una obsesión.

No siempre es fácil establecer la diferencia entre preocupaciones y obsesiones.

Frecuentemente las obsesiones son pensamientos egodistónicas, es decir, pensamientos, preocupaciones que no se comprenden, resultan ilógicas y van acompañadas por impulsos, imágenes, compulsiones y una urgencia por hacerlos desaparecer.

En cambio las preocupaciones son egosintónicas, no las percibimos como extrañas, ilógicas o absurdas, sino más bien coherentes con nuestros intereses, nuestras características o creencias.

Intolerancia a la incertidumbre

Otro factor que influye en la ansiedad es la poca tolerancia a la incertidumbre.

Las personas que tienen niveles altos de ansiedad suelen valorar las situaciones inciertas como estresantes por tener un bajo umbral de tolerancia ante lo desconocido.

Las personas que sufren esta intolerancia piensan que el desenlace de una situación ambigua será negativa, creen que la incertidumbre sobre el futuro es injusta y debe ser eliminada o controlada. Esto hace que no sean resolutivos y que necesiten gran cantidad de información para aumentar la certidumbre.

Pasan de tener una preocupación “normal” a una preocupación “incontrolable”.

Mindfulness y la reducción de la ansiedad

El objetivo del mindfulness es la conciencia del momento presente, este objetivo implica:

  1. La autorregulación de la atención hacia la experiencia inmediata que vivimos. “Aquí y ahora”.
  2. Esa atención se caracteriza por la apertura, la curiosidad y la aceptación. “Sin reaccionar ni juzgar”.

La meditación por mindfulness funciona adoptando un papel de espectador de nuestros propios procesos, para darnos cuenta de que no somos nuestros pensamientos, somos mucho más.

Cuando sentimos ansiedad es importante que nos desidentifiquemos con la ansiedad en sí misma. No somos ansiosos, estamos sintiendo palpitaciones fuertes, nos invaden algunas preocupaciones, tenemos miedo al futuro, no soportamos la incertidumbre. En la meditación hacemos conscientes las sensaciones, los pensamientos y las emociones, las observamos con curiosidad, sin juzgarnos y “las dejamos marchar” y nos centramos de nuevo en la respiración, en el aquí y el ahora.

Habitualmente tenemos una conversación mental que ocurre de forma automática, nos asaltan ideas y creemos que la solución a todos los problemas se obtienen a través del pensamiento, pero realmente la solución se consigue gracias a la acción.

El entrenamiento en mindfulness nos facilita la suspensión del juicio que hacemos sobre nosotros/as y nuestros pensamientos y fomenta la observación y aceptación, sin querer cambiar los procesos cognitivos y emocionales que resultan en las distintas áreas de nuestra vida.

Si quieres bajar tu nivel de ansiedad, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Anuncios

Cómo aumentar la felicidad: Fluye

Cómo aumentar la felicidad: Fluye

Cómo aumentar la felicidad: Fluye

En esta entrada vamos a hablar sobre cómo podemos elevar a largo plazo nuestro nivel de felicidad dejando fluir nuestra energía.

Niveles de felicidad

Según el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, algunos estados emocionales son más susceptibles de ser cambiados directamente y, como están conectados a lo felices que nos sintamos, a largo plazo pueden elevar nuestro nivel de la felicidad.

Entropía psíquica

Cuando sentimos tristeza, miedo, ansiedad o aburrimiento se genera en nosotros/as una “entropía psíquica”, es decir, un estado en el que no podemos utilizar eficazmente la atención para afrontar las tareas externas, porque la necesitamos para restaurar un orden subjetivo interno. Esto no significa que dichas emociones no sean adaptativas.

Neguentropía psíquica

En cambio, la felicidad, la fuerza o la actitud de alerta son estados de “neguentropía psíquica” porque al no necesitar atención para rumiar y sentir pena de nosotros/as  mismos/as, la energía psíquica puede fluir libremente hacia cualquier pensamiento o tarea dada.

Cómo fluir para ser más feliz

Nos cuesta concentrarnos cuando la tarea va contra el hilo de las emociones y de las motivaciones. Pero cuando nos gusta lo que hacemos y estamos motivados, conseguimos “centrar la mente” en una actividad sin esfuerzo, aun cuando sean grandes las dificultades objetivas.

Cuando lo que sentimos, deseamos y pensamos van al unísono, están en armonía, es cuando fluimos y tenemos la sensación de acción sin esfuerzo.

Una persona que fluye está completamente centrada debido a que en la conciencia no le queda espacio para pensamientos irrelevantes, ni para sentimientos que le distraigan.

En este caso desaparece la conciencia de sí, pero uno se siente más fuerte de lo normal. La sensación del tiempo queda distorsionada, ya que las horas pasan como si fueran minutos. Cuando todo el ser de una persona se amplía en un funcionamiento pleno de cuerpo y mente, cualquier cosa que haga merece la pena ser hecha por sí misma; vivir se convierte en su propia justificación. Esta capacidad se puede mejorar con la práctica de mindfulness.

¿Te gustaría aprender a fluir?  nosotros podemos ayudarte.

Bibliografía: Csikszentmihalyi, Mihaly.  Fluir (Flow). Una psicología de la felicidad. Kairós, Barcelona, 2004

Sonia Treviño

 

Coaching Madrid

Coaching en Madrid: ¿cómo contratarlo?

Coaching en Madrid: ¿cómo contratarlo?

En este post, vamos a hablar de cómo hacemos Coaching en Madrid y cómo contratarlo de forma sencilla.

El Coaching es un proceso interactivo que ayuda a las personas y a las empresas a desarrollarse más rápidamente, a conseguir una mejor calidad de vida y a producir resultados más satisfactorios. En Madrid puedes encontrar múltiples empresas que dan este servicio.

El coaching consiste en liberar el potencial de una persona para que alcance sus objetivos, es decir, parte de la creencia de que todos poseemos ese potencial, y a través de la comunicación, la escucha activa y dar un feedback correcto, los coachs acompañamos a nuestros clientes en su toma de decisiones.

La especialidad de Enpositivo Coaching es el “Coaching personal” y “Coaching profesional”, nos dedicamos a ayudar a nuestros clientes en sus vidas y a alcanzar los objetivos que se plantean, favoreciendo siempre su desarrollo y crecimiento personal y laboral.

Para ejercer como coach hay diversos master y cursos especializados, impartidos a través de asociaciones de coaching como:

  1. AECOP
  2. ASESCO
  3. INSTITUTO EUROPEO

Por este motivo existen coachs que han estudiado derecho, informática, economía, marketing, etc.

El valor añadido que ofrece Enpositivo Coaching a sus clientes, es que somos un equipo Licenciado en Psicología. Esta base de conocimiento, enriquece las sesiones y el proceso puesto que tras cada pauta dada a nuestros clientes, existe una disciplina científica detrás.

En teoría, para realizar Coaching no es necesario conocer técnicas de psicología porque la persona que contrata el servicio no presenta ningún problema y simplemente quiere mejorar, la realidad es que cuando profundizan en su autoconocimiento y viven el cambio que se proponen, no es extraño que se produzca ansiedad, estrés, inseguridades, que deben de ser cuidadosamente tratadas y para las que nosotros estamos cualificados.

Si quieres contratar un proceso de Coaching de calidad EnPositivo podemos ayudarte.

¿Has hecho algún proceso de coaching en Madrid?, ¿te atreves a probar?

Sonia Treviño 

Combatir el estrés. Relajación progresiva

Combatir el estrés. Relajación progresiva

Combatir el estrés. Relajación progresiva

¿Cuándo sentimos estrés?, ¿es adaptativo o conviene eliminarlo? En este post, vamos a darte una herramienta muy poderosa para combatirlo: la relajación Progresiva de Jacobson.

La Organización Mundial de la Salud define al estrés como “un conjunto de reacciones fisiológicas que preparan al organismo para la acción”

El estrés al igual que el miedo puede ser adaptativo. Por ejemplo cuando se produce ante una situación de peligro, el corazón se acelera, en el hígado se produce la síntesis y liberación de azúcar para usar nuestra musculatura; la capacidad respiratoria aumenta para captar más oxígeno, nuestras pupilas se dilatan, estos cambios fisiológicos nos hacen ser más ágiles para huir o atacar.

El problema aparece cuando estos cambios se producen en situaciones que no suponen un peligro real: objetivos poco realistas, discusiones, más trabajo del que podemos abordar, dando lugar a algunos de los siguientes síntomas: dolor de cabeza, tensión muscular, cansancio, gastritis, hipertensión arterial, irritabilidad, depresión, insomnio, etc.

La relajación puede reducir el estrés porque es una respuesta incompatible con éste.

Hay muchos tipos de técnicas de relajación, por ejemplo la respiración diafragmática, la visualización, el entrenamiento autógeno y la relajación progresiva de Jacobson. Hoy os proponemos practicar la relajación progresiva de Jacobson.

Edmund Jacobson es el creador del método de relajación conocido como relajación progresiva. Este método pretende un aprendizaje de la relajación progresiva de todas las partes del cuerpo.

Proceso de relajación progresiva:

  • El proceso consiste en tensar grupos de músculos y relajarlos alternativamente.
  • Es importante aprender a diferenciar entre tensión y relajación y concentrarse en el acto de desplegar los músculos y sentir así como se vuelven cada vez más y más pesados.
  • Una vez que se hayan relajado todos los grupos de músculos, se tiene que permanecer en un estado sereno, quieto, intentando formar una imagen mental de alguna escena tranquila. Como un paisaje campestre, o una playa cálida y desierta, o la imagen de las olas en una bahía tropical.

Con la práctica resultará cada vez más fácil la utilización de estas imágenes para aumentar la sensación de bienestar y de relajación.

A continuación os dejamos un vídeo que da las instrucciones para la relajación progresiva.

Néstor Villa.

Música: Jesús Villa