Archivo de la etiqueta: actitud positiva

5 actitudes para prevenir el estrés

Cinco actitudes para prevenir el estrés.

Vamos a descubrir cinco actitudes para prevenir el estrés.

Cuando se habla de estrés, es frecuente que se indiquen técnicas para reducir sus efectos perjudiciales (Puedes ver también la entrada: Cómo saber si tengo estrés). Es decir, se hablará de relajación, meditación, ejercicio físico y otras técnicas para combatir los síntomas del estrés.

Lo que pretendo hoy es que nos adelantemos y prevengamos el estrés, que nos vacunemos contra la enfermedad antes de que ocurra. O lo que es lo mismo, que vayamos a las causas del estrés para impedir su desarrollo. Y, ¿cómo podemos hacer esto?

Una de las maneras puede ser adquirir unas determinadas actitudes que nos inmunicen frente al estrés.

Para tener claro de qué estamos hablando cuando nos referimos a actitud, vamos a definirla como la predisposición a comportarse de una determinada manera. Vamos a ver cinco actitudes que nos indica Andrés Martín Asuero en su libro “Con rumbo propio”.

La primera actitud es la aceptación.

Para cambiar tenemos que reconocer o aceptar que hay algo que queremos cambiar. Puede ocurrir que no reconozcamos o no seamos conscientes del estrés que estamos sufriendo. O puede que sí seamos conscientes pero lo neguemos. Hay un aforismo que lo puede explicar: “Lo que resistes, persiste, lo que aceptas se transforma”.

La segunda actitud es el compromiso.

Cuanto más comprometido estés con la actividad que estés realizando, menos estrés sentirás. Esto es debido a que sabes que tus esfuerzos son por una buena causa o por que le encuentras sentido a lo que haces. Es saludable revisar qué queremos hacer en la vida, cuál es nuestra misión y comprobar si tenemos ocasión de practicar nuestros valores personales.

La tercera actitud es la forma en que afrontamos las crisis.

Nos enfrentamos a muchas situaciones en las que parece que ninguna solución es buena o que directamente no tienen solución. La mente se centra en la amenaza o en el peligro que son los causantes del estrés.

Pero siempre hay un componente de oportunidad. De acuerdo que es difícil percatarse de la oportunidad  pero cuanto antes recuperes el equilibrio mental, antes podrás ver las cosas de manera más clara. A esta capacidad de superar las crisis y salir fortalecido de ellas es a lo que llamamos resilencia. ( Si quieres saber más sobre resilencia puedes visitar: 9 pasos para tolerar la frustración. Resiliencia)

La cuarta actitud es el cuidado de la salud.

Toda situación es susceptible de empeorar si falla la salud. Si tenemos estrés en nuestra vida, debemos cuidarnos aún más ya que el estrés hará su labor de desgaste. Puedes consultar esta entrada para saber más sobre cómo afecta el estrés a nuestra manera de alimentarnos: Estrés y alimentación.

La quinta actitud es referente a las relaciones sociales.

Las personas que nos quieren, nos aceptan como somos sin juzgarnos. Esto nos hace sentirnos seguros en su presencia. Si el estrés tiene un componente de amenaza, cultivar unas buenas relaciones sociales supondrá una “vacuna” contra el estrés.

Si tienes estas actitudes, ¡enhorabuena!, eres poco vulnerable al estrés.

Si no las tienes, EnPositivo puede ayudarte.

Néstor Villa

Cómo aumentar nuestra felicidad. Eustrés, la cara buena del estrés

Cómo aumentar nuestra felicidad. Eustrés, la cara buena del estrés

Cómo aumentar nuestra felicidad. Eustrés, la cara buena del estrés

¿El estrés siempre es negativo? ¿Se puede sacar provecho al estrés? En este post vamos a explicar qué es el Eustrés y cómo sacarle partido y vivir más felices.

La palabra estrés ha sido adoptada para referirse muchas veces al aspecto negativo del término, o sea, al distrés. Dando lugar a caer en el error de volver negativo un aspecto natural de adaptación; hemos convertido el estrés en una enfermedad, cuando en realidad tiene dos caras: representa tanto el mal como la solución (Eustrés)

Qué es el eustrés

Se puede decir que el eustrés es un estado de conciencia, en el cual pensamiento, emoción y sensación parecen organizarse para proporcionar un efecto general de alegría, satisfacción y energía vital. 

Cómo aumentar el estado de eustrés

Trabajar la relajación

Como vimos en la anterior entrada sobre el estrés (Cómo saber si tengo estrés), las técnicas de relajación (Combatir el estrés. Relajación progresiva) nos orientan hacia un estado de eustrés. El objetivo de las mismas es lograr actuar en el mundo sin los efectos negativos del distrés, disfrutando sin miedo de los momentos felices y afrontando con realismo otros que sucederán de forma inevitable.

Tomar decisiones

De forma que el Eustrés facilita la toma de decisiones que permitirán llevar la iniciativa en el desarrollo como ser humano, permitiendo un nivel de conciencia capaz de sentir la vida como una experiencia única y valiosa. Cómo tomar buenas decisiones

Tener una actitud positiva

Otra forma aumentar la sensación de Eustrés es teniendo una actitud positiva. (Optimista o pesimista ¿quién es más realista?)

También favorecerá considerar las situaciones difíciles, como un reto a superar aprendiendo de los errores.

Trabajar FOG, la niebla que nos impide ver el camino

Además podemos trabajar la niebla “Fog” que nos impide ver el camino. Estas siglas sirven para tomar conciencia de cuáles son:

Para que no nos pesen las obligaciones podemos reflexionar sobre:

  1. ¿Quién me las ha impuesto?
  2. ¿Cuáles son “mis verdaderas obligaciones”?
  3. ¿De cuáles me puedo liberar a nivel familiar, profesional, personal o de amistades?

Trabajar nuestro diálogo interno

Nuestro diálogo interno afecta a nuestra actitud ante la vida. Si constantemente me repito “Tengo que buscar trabajo”, “Tengo que hacer deporte”, “Tengo que….” Nos estamos creando “deberes” y “obligaciones”, en cambio, si me digo “voy a buscar trabajo” “voy a hacer deporte”, lo transformo en la voluntad de hacer algo, por tanto mi actitud será positiva y abierta ante esa tarea.

Para favorecer este ejercicio, podemos seguir el siguiente esquema:

  • Tengo que… (A) …
  • Si yo no …(A)…, entonces … (B);
  • Y si … (B) …, entonces … (C);
  • Y si … (C) …, entonces … (Z).
  • Es por eso que prefiero (A) que (Z)
  • Por eso elijo (A)

Si quieres, EnPositivo podemos ayudarte.

Sonia Treviño