Archivo de la categoría: Coaching de parejas

Afrontar conflictos. Win- Win

Afrontar conflictos. Win- Win

En este post vamos a tratar la resolución de conflictos, ¿cuándo tienes un malentendido te sientes atacado/a?, ¿cómo reaccionas?, ¿crees que pueden ganar las dos partes de un conflicto?

Formas de afrontar los conflictos

Hay dos formas de afrontar los conflictos:

  1. Una es la tradicional: yo gano, tu pierdes o al contrario, yo pierdo, tu ganas. Esta idea se basa en la creencia de que los conflictos o las negociaciones son un ataque a un adversario o una defensa de un ataque, depende del lugar en el que nos  coloquemos.
  2. La otra forma es tomarlos como una relación de cooperación, yo gano, tú ganas, es decir, colaboramos para alcanzar un acuerdo que sea beneficioso para los dos. Es un poderoso cambio de actitud que cambia por completo el curso de la comunicación.

¿Cómo discutes?

Normalmente no nos damos cuenta de cómo discutimos. Suele ser una mezcla de hábitos adquiridos, combinada con el estado de ánimo del momento. Experimentamos la sensación de “o él o yo”, pensamos que no hay suficiente para los dos o que si yo tengo la razón, él está equivocado.

En pocas palabras, se convierte en una lucha de poder en la que hay vencedores y vencidos.

Gano yo y ganas tú. Win- Win

En la perspectiva de ganar-ganar, yo quiero ganar y quiero que ganes tú también. Claro que lo difícil es cómo conseguir esto. Hay un relato que lo ilustra perfectamente:

“Hay dos personas en la cocina. Sólo queda una naranja y ambas personas la quieren. ¿Qué
solución proponemos? Para que ninguno pierda y que se llegue a una solución justa se busca un compromiso. Ellos la pueden cortar por la mitad y cada uno se come su mitad, así nadie pierde. Vamos a asumir que eso es lo que hacen. Una persona va al exprimidor y se prepara un zumo de naranja pequeño. La otra, con alguna dificultad, comienza rayar la cáscara de la naranja para hacer un bizcocho”.

Conocer las necesidades

Si hubieran discutido sus necesidades, hubieran obtenido mucho más de lo que obtuvieron de esta manera. Sólo estaban pendientes de encontrar una solución. Con un enfoque ganar-ganar, siempre hay que conocer las necesidades de la otra persona antes de buscar soluciones.

Entonces, unas preguntas sobre las necesidades de la otra persona pueden servir para aclarar e incluso solucionar muchos conflictos. Preguntas que podemos usar son:

  • ¿Qué es lo que realmente necesitas?
  • ¿Qué resultado esperas?
  • ¿Por qué crees que es la mejor solución?

Da el primer paso

La perspectiva ganar-ganar es ética pero lo mejor es que realmente funciona. Cuando las dos partes ganan, las dos partes están comprometidas con la solución. Lo que tu haces apoya la necesidad del otro. Lo que el otro hace, apoya tu necesidad.

Si aplicamos esta forma de resolver los conflictos conscientemente, podemos redirigir el conflicto, por lo tanto los primeros que tenemos que estar convencidos de aplicarla somos nosotros.

Lo único que hay que cambiar es la comunicación: Yo quiero ganar y quiero que ganes tu también.

Néstor Villa

Si quieres  nosotros podemos ayudarte.

 

Anuncios
4 pasos para mejorar la comunicación con tu pareja

4 pasos para mejorar la comunicación con tu pareja

4 pasos para mejorar la comunicación con tu pareja

¿Cuántas veces habéis dado por hecho que la otra persona tiene que saber lo que necesitamos y en qué momento?, y ¿qué sucede cuando no es así? A menudo esto puede desembocar en un conflicto y en una discusión sintiéndonos frustrados/as porque no nos entienden, él o ella no son detallistas, no nos conocen, etc.

En estas ocasiones me viene a la cabeza el título del libro de Albert Espinosa “Si tú me dices ven, lo dejo todo… pero dime ven” ¿Nuestra comunicación es eficaz?

Desarrolla la empatía

Para mejorar la comunicación con nuestra pareja podemos hacer uso del modelo de “La comunicación no violenta” de Marshall Rosenberg que busca que las personas se comuniquen entre sí (y también cada uno consigo mismo/a) con empatía y eficacia.

Lo importante según Rosenberg es que nuestras necesidades, deseos, anhelos, y esperanzas se satisfagan sin necesidad de frustrar a la otra persona. Para ello tendremos que desarrollar la capacidad de expresarnos sin enjuiciar si algo es bueno- malo; correcto- incorrecto. Por este motivo pondremos el foco en expresar nuestros sentimientos y deseos (que siempre van a ser ciertos, lo que sentimos es real) en vez de expresar críticas o juicios morales.

Comunícate asertivamente

Además seremos asertivos/as teniendo en cuenta cuáles son nuestras “necesidades” y cuáles son las necesidades de nuestra pareja, para expresar claramente qué es lo que esperamos en esa situación determinada. Cuando nos centramos en clarificar lo que observamos, sentimos y queremos en lugar de en juzgar y criticar, disminuyen las reacciones defensivas y/o de violencia.

Pasos para mejorar nuestra comunicación

  1. Observar lo que ocurre realmente en la situación, lo que dice o hace nuestra pareja y cómo lo puede ver él o ella.
  2. Reflexionar sobre cómo nos sentimos en ese momento ¿ofendidos/as, asustados/as, alegres, irritados/as, tristes, etc.? y cómo se puede sentir él o ella.
  3. Identificar cuáles son nuestras necesidades y las suyas (con empatía y sin juzgar).
  4. Hacer una petición dirigida para resolver el problema y enriquecer nuestra vida como pareja.

Por ejemplo, en el punto 3 podemos decir a nuestra pareja “Me molesta ver tu ropa en la silla durante días, porque me gusta que la habitación que compartimos esté ordenada” y pasamos al punto 4 haciendo una petición muy específica: “Por favor, ¿puedes meter en la lavadora la ropa sucia y guardar la que esté limpia en su sitio?”

Probablemente este tipo de comunicación es más eficaz que esperar a que tu pareja recoja la habitación ante una mala cara, y es menos dañina que juzgar y decir “eres un desastre, un/a egoísta etc., ves que vengo cansado/a y mira cómo tienes el cuarto”

Recordad que la comunicación no verbal es importante en las peticiones asertivas, el tono de voz debe ser adecuado y no con “retintín”

Si quieres, nosotros podemos ayudarte.

Sonia Treviño