Archivo de la categoría: Coaching

¡Feliz 2019!

 

¡Feliz 2019!

feliz 2019

Enpositivo Coaching deseamos que en el 2019 los éxitos te sirvan de impulso para seguir avanzando, los errores te permitan aprender algo nuevo y que todos los instantes los vivas con plenitud.

 

Anuncios

Feliz Nochebuena y feliz Navidad

Feliz Nochebuena y feliz Navidad

Navidad3

 

Enpositivocoaching deseamos:

Que nunca os falte un sueño por el que luchar, un proyecto que realizar, algo que aprender, un lugar donde ir y alguien a quien querer.

¡Feliz Nochebuena y feliz Navidad!

 

Cómo aumentar la felicidad: Fluye

Cómo aumentar la felicidad: Fluye

Cómo aumentar la felicidad: Fluye

En esta entrada vamos a hablar sobre cómo podemos elevar a largo plazo nuestro nivel de felicidad dejando fluir nuestra energía.

Niveles de felicidad

Según el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, algunos estados emocionales son más susceptibles de ser cambiados directamente y, como están conectados a lo felices que nos sintamos, a largo plazo pueden elevar nuestro nivel de la felicidad.

Entropía psíquica

Cuando sentimos tristeza, miedo, ansiedad o aburrimiento se genera en nosotros/as una “entropía psíquica”, es decir, un estado en el que no podemos utilizar eficazmente la atención para afrontar las tareas externas, porque la necesitamos para restaurar un orden subjetivo interno. Esto no significa que dichas emociones no sean adaptativas.

Neguentropía psíquica

En cambio, la felicidad, la fuerza o la actitud de alerta son estados de “neguentropía psíquica” porque al no necesitar atención para rumiar y sentir pena de nosotros/as  mismos/as, la energía psíquica puede fluir libremente hacia cualquier pensamiento o tarea dada.

Cómo fluir para ser más feliz

Nos cuesta concentrarnos cuando la tarea va contra el hilo de las emociones y de las motivaciones. Pero cuando nos gusta lo que hacemos y estamos motivados, conseguimos “centrar la mente” en una actividad sin esfuerzo, aun cuando sean grandes las dificultades objetivas.

Cuando lo que sentimos, deseamos y pensamos van al unísono, están en armonía, es cuando fluimos y tenemos la sensación de acción sin esfuerzo.

Una persona que fluye está completamente centrada debido a que en la conciencia no le queda espacio para pensamientos irrelevantes, ni para sentimientos que le distraigan.

En este caso desaparece la conciencia de sí, pero uno se siente más fuerte de lo normal. La sensación del tiempo queda distorsionada, ya que las horas pasan como si fueran minutos. Cuando todo el ser de una persona se amplía en un funcionamiento pleno de cuerpo y mente, cualquier cosa que haga merece la pena ser hecha por sí misma; vivir se convierte en su propia justificación. Esta capacidad se puede mejorar con la práctica de mindfulness.

¿Te gustaría aprender a fluir?  nosotros podemos ayudarte.

Bibliografía: Csikszentmihalyi, Mihaly.  Fluir (Flow). Una psicología de la felicidad. Kairós, Barcelona, 2004

Sonia Treviño

 

Coaching y creatividad: los cinco porqués

Coaching y creatividad: los cinco porqués

En esta entrada vamos a explicar una técnica creativa que sirve para encontrar las verdaderas causas de los problemas.

Los cinco porqués de Toyota

Los cinco porqués de Toyota es una técnica de creatividad que pretende encontrar encontrar las verdaderas causas u orígenes de los conflictos. Los conflictos con nosotros mismos, con nuestra falta de motivación, de ilusión o simplemente de rendimiento en el trabajo o en los estudios.

También nos ayuda a encontrar la causa escondida de nuestros problemas personales o sociales.

¿Cómo funciona?

Esta técnica la inventó un ingeniero de Toyota para descubrir cuál era el origen de los problemas que se daban en su industria: la industria de la automoción. Desde entonces se ha usado sobre todo en esta actividad.

Pues bien, esta técnica consiste en no parar de preguntarse por qué para así llegar a la raíz del problema. No nos detenemos en la primera causa aparente, seguimos preguntando hasta que no se pueda responder nada más. Si llegamos hasta la causa primera del problema, del conflicto, será más fácil encontrar pistas para solucionarlo. No tiene porqué preguntarse cinco veces, el cinco es un número arbitrario. Pueden ser más o menos.

La aplicación es clara y directa en la industria: ¿por qué la producción no llega a lo que debería? Porque las máquinas se averían. ¿Por qué se averían? Porque no tienen un adecuado mantenimiento. ¿Por qué no tienen un adecuado mantenimiento? Porque faltan repuestos. ¿Por qué faltan repuestos? Porque el suministrador no los trae a tiempo. ¿Por qué no los trae a tiempo? Y así llegaremos a las causas y nos permitirán solucionarlo de la mejor manera posible.

Coaching y los cinco porqués

¡Pero si esto es un blog de coaching!, ¿qué hago yo hablando de industria? Pues porque esta técnica puede ser muy aplicable a un proceso de coaching. Os voy a dar un ejemplo de cómo aplicarla tanto en un proceso, como en vuestra vida.

El problema que tengo es que no encuentro trabajo.

P: ¿Por qué no encuentro trabajo?

R: Porque no envío currículums.

P: ¿Por qué no envío currículums?

R: Porque no estoy motivado para encontrar trabajo.

P: ¿Por qué no estoy motivado?

R: Porque mi trabajo no me gusta.

P: ¿Por qué mi trabajo no me gusta?

R: Porque es aburrido.

P: ¿Por qué es aburrido?

R: Porque no trato con otras personas.

P: ¿Por qué no trato con otras personas?

R: Porque mi trabajo es individual.

Resulta que hemos llegado a la conclusión de que lo que a mí me gusta es un trabajo en el que tenga que trabajar en equipo o en contacto con otras personas, cosa que en mis anteriores trabajos, no ocurre.

A partir de aquí podemos empezar a generar alternativas para solucionar el problema inicial: no encuentro trabajo.

Por cierto, ¿podíamos haber seguido preguntando?

Espero que esta técnica os pueda ayudar a solucionar problemas o conflictos. Y, si queréis, EnPositivo os puede ayudar con ésta y con otras muchas.

Néstor Villa

No caer en la tentación

No caer en la tentación

En esta entrada vamos a dar pautas para no caer en la tentación y conseguir mantenernos en nuestros buenos propósitos.

¡Lo hemos conseguido!

Por fin hemos alcanzado nuestra meta, hemos conseguido el peso deseado, hemos dejado de fumar, nos hemos apuntado al gimnasio, hemos comprado los apuntes de la oposición y todo parece que va viento en popa… pero ¿todo es tan sencillo?, a veces tenemos grandes tentaciones y es difícil contenernos.

Ya hemos visto en entradas anteriores cómo gestionar los cambios y alcanzar nuestras metas ver: 8 tips para cambiar .

A menudo lo más complicado es conseguir tener una rutina que nos ayude a mantener el cambio.

Estadios de cambio de Prochaska y DiClemente

En este momento nos encontramos en el estadio “Mantenimiento del cambio”, antes hemos pasado por otros estadios importantes:

Precontemplación

En esta etapa no tenemos intención de cambiar, es frecuente que no tengamos conciencia del problema  o que no conozcamos las consecuencias a corto, medio o largo plazo de nuestra mala conducta (comer dulces, fumar, beber en exceso, etc). Los pros de consumir, por ejemplo, superan los contras.

Contemplación

En esta fase somos conscientes de que existe un problema y se considera abandonar la conducta nociva para nuestra salud en los próximos meses, pero todavía no hemos desarrollado un compromiso firme de cambio.

Preparación o determinación

En este estadio llevamos a cabo pequeños cambios. Además, nos comprometemos a realizar un esfuerzo mayor en un futuro próximo. Los pros de dejar el consumo de dulces, por ejemplo, superan a los contras.

Actuación o acción

Realizamos cambios notorios, fácilmente observables. Es una etapa inestable por el riesgo de recaída o la rápida progresión a la fase de mantenimiento.

Mantenimiento del cambio

En esta fase tenemos que trabajar para consolidar los cambios realizados durante la etapa anterior. En este estadio (tras 6 meses de cambio efectivo) se manejan estrategias para prevenir las recaídas.

Cómo no caer en la tentación 

Las causas principales de la recaída son los estados emocionales negativos, los conflictos interpersonales y la presión social.

Estados emocionales negativos: Son situaciones en las que experimentamos un estado de ánimo o sentimientos negativos como frustración, ira, ansiedad, depresión o aburrimiento.

Conflictos interpersonales: Son situaciones que incluyen un conflicto actual  o reciente asociado con cualquier relación interpersonal, como la pareja, los miembros de la familia , el trabajo, etc.

Presión social: Situaciones en las que distintas personas nos presionan para que volvamos a las conductas anteriores.

Hay tres estrategias que podemos utilizar para evitar la recaída:

  1. Buscar apoyo emocional de nuestros amigos y familia, evitando el conflicto y el estrés.
  2. La aproximación de cambio de estilo de vida, buscaremos desarrollar nuestros nuevos intereses y contactos sociales relacionados con los buenos hábitos que queremos mantener.
  3. Identificar las tentaciones internas y externas y aprender cómo evitarlas o si ocurren que no sea una gran recaída.

Para evitar situaciones de riesgo y mantener nuestra nueva conducta podemos:

  • Abandonar la situación de riesgo. Si no veo la tarta, no me la como.
  • Autoinstrucciones, darnos instrucciones para mantenernos firmes en nuestro propósito.
  • Practicar la relajación, ver: Cómo conseguir una relajación profunda
  • Realizar actividad física o conductas alternativas.
  • Ser asertivo ante la presión social. Ver: Cómo ser más feliz: asertividad
  • Ser benévolo/a con nosotros/as mismos/as. No machacarnos una y otra vez porque hemos caído en la tentación. Caer una vez no significa que hayamos fracasado.

Si quieres mantener tu cambio y no caer en la tentación EnPositivo podemos ayudarte.

Sonia Treviño

 

 

 

¡No le soporto!

¡No le soporto!

En este post vamos a tratar sobre cómo podemos hacer más llevadera la convivencia con personas con las que tenemos que relacionarnos aunque no nos caigan especialmente bien.

¿Cuántas veces has oído?: “¡No le soporto!” y ese no soportar se traduce en malestar incluso con el simple hecho de pensar en la persona que produce ese rechazo. Además poco a poco, a cada acción, bienintencionado o no, que hace dicha persona le sacamos el lado negativo, nada nos gusta, ni complace.

¿Y qué podemos hacer?

Está claro que nos encantaría tener una varita mágica y con un simple “abracadabra” hacerla/e desaparecer, pero la magia sólo existen en los cuentos de hadas, así que en el post de hoy vamos a ver de qué manera podemos quitarles poder y que nos afecte lo menos posible.

Para conquistar la frustración, uno debe permanecer totalmente enfocado en los resultados, no en los obstáculos.-T.F. Hodge.

Sí, el truco de verdad está (si no podemos evitar el tratar con él o ella) en el cambio en uno/a mismo/a; en canalizar la energía y usar la inteligencia emocional para mejorar la relación y si esto no es posible, al menos no sufrir gratuitamente.

Cinco claves para soportar a esa persona “insoportable”

Algunos consejos son los siguientes:

  1. Intentar ser lo más objetivos/as posible. Prestar atención al pensamiento involuntario y a las distorsiones del pensamiento (ver: Cómo conseguir un pensamiento más adaptativo). Y averiguar qué es lo que realmente nos molesta (cuanto más lo concretemos, mejor)
  2. Procurar una comunicación asertiva con la persona que nos causa ese rechazo, si no explicamos aquello que nos molesta, “el/ la otro/a” no tiene por qué saberlo. Hacer críticas constructivas. (ver: Cómo hacer y recibir críticas)
  3. Aceptar y hacer consciente nuestras emociones cuando “nos crispan” las acciones de esa persona. Hagamos lo posible por evitar el piloto automático, vayamos más allá. (Ver: Cómo actuar correctamente. Desconecta el piloto automático)
  4. Si esas emociones son rencor, ira o rabia, aprendamos a liberarnos de las consecuencias negativas que nos ocasionan. (Ver: Cómo liberarte del rencor)
  5. Trabajar la relajación puede ayudarnos si la situación nos causa mucha tensión.

¿Lo intentas?

Si quieres, nosotr@s podemos ayudarte.

Sonia Treviño

Afrontar conflictos. Win- Win

Afrontar conflictos. Win- Win

En este post vamos a tratar la resolución de conflictos, ¿cuándo tienes un malentendido te sientes atacado/a?, ¿cómo reaccionas?, ¿crees que pueden ganar las dos partes de un conflicto?

Formas de afrontar los conflictos

Hay dos formas de afrontar los conflictos:

  1. Una es la tradicional: yo gano, tu pierdes o al contrario, yo pierdo, tu ganas. Esta idea se basa en la creencia de que los conflictos o las negociaciones son un ataque a un adversario o una defensa de un ataque, depende del lugar en el que nos  coloquemos.
  2. La otra forma es tomarlos como una relación de cooperación, yo gano, tú ganas, es decir, colaboramos para alcanzar un acuerdo que sea beneficioso para los dos. Es un poderoso cambio de actitud que cambia por completo el curso de la comunicación.

¿Cómo discutes?

Normalmente no nos damos cuenta de cómo discutimos. Suele ser una mezcla de hábitos adquiridos, combinada con el estado de ánimo del momento. Experimentamos la sensación de “o él o yo”, pensamos que no hay suficiente para los dos o que si yo tengo la razón, él está equivocado.

En pocas palabras, se convierte en una lucha de poder en la que hay vencedores y vencidos.

Gano yo y ganas tú. Win- Win

En la perspectiva de ganar-ganar, yo quiero ganar y quiero que ganes tú también. Claro que lo difícil es cómo conseguir esto. Hay un relato que lo ilustra perfectamente:

“Hay dos personas en la cocina. Sólo queda una naranja y ambas personas la quieren. ¿Qué
solución proponemos? Para que ninguno pierda y que se llegue a una solución justa se busca un compromiso. Ellos la pueden cortar por la mitad y cada uno se come su mitad, así nadie pierde. Vamos a asumir que eso es lo que hacen. Una persona va al exprimidor y se prepara un zumo de naranja pequeño. La otra, con alguna dificultad, comienza rayar la cáscara de la naranja para hacer un bizcocho”.

Conocer las necesidades

Si hubieran discutido sus necesidades, hubieran obtenido mucho más de lo que obtuvieron de esta manera. Sólo estaban pendientes de encontrar una solución. Con un enfoque ganar-ganar, siempre hay que conocer las necesidades de la otra persona antes de buscar soluciones.

Entonces, unas preguntas sobre las necesidades de la otra persona pueden servir para aclarar e incluso solucionar muchos conflictos. Preguntas que podemos usar son:

  • ¿Qué es lo que realmente necesitas?
  • ¿Qué resultado esperas?
  • ¿Por qué crees que es la mejor solución?

Da el primer paso

La perspectiva ganar-ganar es ética pero lo mejor es que realmente funciona. Cuando las dos partes ganan, las dos partes están comprometidas con la solución. Lo que tu haces apoya la necesidad del otro. Lo que el otro hace, apoya tu necesidad.

Si aplicamos esta forma de resolver los conflictos conscientemente, podemos redirigir el conflicto, por lo tanto los primeros que tenemos que estar convencidos de aplicarla somos nosotros.

Lo único que hay que cambiar es la comunicación: Yo quiero ganar y quiero que ganes tu también.

Néstor Villa

Si quieres  nosotros podemos ayudarte.