Conseguir tus propósitos en 5 pasos

Conseguir tus propósitos en 5 pasos

Conseguir tus propósitos en 5 pasos

En esta entrada vamos a ver cómo conseguir tus propósitos en 5 pasos.

Cuando llega el Año Nuevo es más frecuente que nos propongamos retos aunque nos los podemos proponer en cualquier momento, sobre todo cuando hay fechas señaladas como cumpleaños o cuando nos ocurre algo importante o reseñable.

También es frecuente que esos retos o propósitos no se lleguen a cumplir. Las causas por las que no las cumplimos son muchas y hoy nos vamos a detener en cómo podemos conseguir cumplirlos con cinco sencillos trucos. Y tu fuerza de voluntad, claro.

Las cosas de una en una

El cerebro lleva mal la multitarea. Nuestra atención es muy limitada y si estamos pendientes de muchas cosas, es fácil que no hagamos ninguna bien.

Céntrate en un objetivo. El que sea más importante o el más fácil o el que más te agrade. Eso lo eliges tú. Si estamos enfocados en algo, tenemos muchas más posibilidades de conseguirlo. (Cómo aumentar tu compromiso para alcanzar tus metas)

Si tenemos muchos propósitos, nos dispersaremos y es más fácil que no consigamos ninguno. Además el conseguir un propósito nos dará ánimos y fuerza para enfrentarnos al siguiente.

Pon fecha

Decídete por una fecha y comienza ese día.

No es lo mismo: “me voy a apuntar al gimnasio” que decir: “el día 1 de febrero empiezo el gimnasio”.

Piensa y decide la fecha sin presión y haciendo todas las previsiones necesarias. Puede que necesites reorganizar tu tiempo o algún equipamiento. (Cómo ganar tiempo: orden y limpieza)

Da el primer paso

Una vez que has puesto fecha, empieza.

Al cerebro le cuesta empezar pero una vez que empieza también le cuesta detenerse. Aprovecha esta inercia.

Pequeñas metas

Proponte metas pequeñas y a corto plazo.

Será más útil que te propongas no fumar un cigarrillo después de comer a que digas que vas a dejar de fumar. Es mejor ir hoy al gimnasio aunque sea media hora que no ir porque tienes poco tiempo para un entrenamiento completo.

Según vayas consiguiendo estos pequeños hitos, irás creando un hábito.

Controla el estrés

El estrés hace que perdamos el foco en nuestro objetivo. Si pierdo de vista mi objetivo, es más fácil que no lo alcance. (5 actitudes para prevenir el estrés)

Cuando tengo estrés, el cerebro busca satisfacción inmediata. Como consecuencia, me puedo fumar un cigarrillo o quedarme en el sofá en vez de ir al gimnasio.

Y recuerda:

Lo más importante es tu fuerza de voluntad.

No te desanimes, tú puedes conseguirlo.

Se benevolente contigo mismo/a.
Si un día no has dado un paso hacia tu propósito, no significa que lo debas abandonar.

Es decir, si un día no vas al gimnasio, no dejes de ir toda la semana por ello. Si un día te fumas un cigarrillo, que no te sirva para volver a fumar.

Os dejo un vídeo de Redes sobre este tema:

Si quieres, EnPositivo te puede ayudar a conseguir tus propósitos.

Néstor Villa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s