No hay fracaso, solo retroalimentación

Lo habrás oído multitud de veces: el fracaso no existe, si no te salen las cosas bien, vuelve a intentarlo. Además de ser una frase conocida y repetida, también es uno de las presuposiciones de la PNL.

La PNL o programación neurolingüística se basa en unas presuposiciones. Se llaman así porque se “presupone” que son ciertas y en ellas se basan las actuaciones que se llevan a cabo. No es que sea un dogma o algo inamovible, es simplemente que se aceptan como si fuesen ciertas y actuamos en consecuencia para conseguir nuestro desarrollo personal y para relacionarnos con los demás.

Si actuamos “como si” esta presuposición fuera cierta, podríamos llegar a unas conclusiones distintas a las que llegaríamos si pensamos de otra forma. Por ejemplo, cuando algo no sale como habíamos planeado, podemos pensar que hemos fracasado o que han salido las cosas mal.SONY DSC

Pues bien, para la PNL lo que haya sucedido no es ni bueno ni malo, es información que debemos usar, que debemos procesar y tener en cuenta para próximas planificaciones.

Cuando algo no ha funcionado como esperamos, no debemos llamarlo fracaso porque llamarlo así no nos sirve para nada. Quedarse en que algo no ha funcionado no nos proporciona información para conseguir nuestro objetivo, nuestra meta o nuestros sueños.

Sin embargo, si decimos que no hemos usado las estrategias adecuadas o la manera correcta de llevarlo a cabo, sí nos da información. Nos dice que hemos de cambiar las estrategias y hemos de llevar a cabo otra que sí nos acerque de verdad a conseguir el objetivo.

Un error siempre es una oportunidad. Es una oportunidad de cambio, es una oportunidad de aprendizaje. Ahora bien, esta es otra premisa fundamental: oportunidad DE CAMBIO. Si nuestras estrategias vuelven a ser las mismas es que no hemos aprendido nada del error. Para obtener resultados nuevos o diferentes, hemos de hacer cosas nuevas o diferentes.

Esto nos lleva a otro presupuesto de la PNL: si algo no funciona, cambia. No es necesario insistir continuamente intentando hacer algo que no nos está funcionando. Si eso ocurre, es que estamos equivocados en el objetivo o en la estrategia. Ese es el momento de decidir cambiar de objetivo o de estrategia.

Si constantemente estamos corroborando que el resultado esperado no se está alcanzando, no debemos persistir en emplear los mismos medios, sino que debemos probar con otros diferentes hasta que logremos lo que nos hemos propuesto.

Cada intento fallido no constituye un fracaso, sino un descubrimiento de una forma más de cómo no lograr nuestro objetivo.

Néstor Villa

Anuncios

6 pensamientos en “No hay fracaso, solo retroalimentación

  1. Pingback: Diferencia entre responsable o culpable. | enpositivocoaching

  2. Pingback: Gestión de equipo y talento. Éxito asegurado. | enpositivocoaching

  3. Pingback: ¿Sabes si tienes buena o mala suerte? | enpositivocoaching

  4. Pingback: Diez barreras personales a la creatividad | enpositivocoaching

  5. Pingback: 8 tips para cambiar | enpositivocoaching

  6. Pingback: Aprender a vivir | enpositivocoaching

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s