Emprender o quedarse en tierra de nadie

Cuando estamos en búsqueda activa de empleo, nos topamos con muchas trabas y dificultades que hacen que no podamos ejercer la profesión para la que nos hemos formado o hacerlo y cobrar una cifra bastante inferior a la que percibíamos anteriormente en el mismo puesto de trabajo. Ante esta situación a uno le entran ganas de emprender, hacer lo que realmente le gusta, siendo jefe de sí mismo.

Pero las estadísticas nos hablan del elevado índice de mortalidad de las empresas de nueva creación, solo el 25% de las nuevas empresas sobreviven después de dos años en el mercado (Emprendedor XXI, de la Caixa)

Ante estos datos, es normal que tengamos la creencia de que un trabajo por cuenta ajena da más seguridad que nuestro propio negocio. Y es cierto que emprender no es fácil. Requiere esfuerzo y estrategia, ¿por qué, a pesar de contar con los mismos factores externos, algunos emprendedores progresan y otros no?. Es de sabios aprender de los errores de los demás. Así que un buen punto de partida será hablar con gente que ha tenido éxito.

Otra clave es focalizarnos, ser especialistas en algo y trabajar sobre el valor añadido que podemos ofrecer a los demás. Cuanto más especializados seamos, más genuina será nuestra marca.

Si nos ponemos manos a la obra para emprender en nuestro propio ámbito profesional, debemos evitar la improvisación, es fundamental una buena planificación, un correcto análisis previo del mercado, analizar a la competencia, conocer perfectamente el área de negocio y elaborar una buena estrategia inicial.

También tenemos que ser realistas y acatar las preferencias del cliente, teniendo sistemas que detecten las oportunidades de mercado. Tener presente siempre al cliente y a la competencia.

Para ser efectivos, es decir lograr resultados, con los menos recursos posibles y disfrutando con lo que hago; es importante gestionar bien el tiempo.

Debemos tener claro cuales son nuestros objetivos, es decir, saber dónde queremos ir y elegir la mejor estrategia tomando decisiones.

Es importante rodearnos de personal competente, hacer buenas políticas de personal que sean resolutivas y abiertas al cambio.

Algunas características que tienen los emprendedores con éxito son las siguientes:

  • Carácter, empuje y ganas.
  • Cree en lo que hace.
  • Profesionalidad.
  • Espíritu de servicio.
  • Instinto para aprovechar las oportunidades.
  • Sabe comunicar y escuchar.
  • Sabe priorizar.
  • Es perseverante.
  • Es creativo e innovador.
  • Tiene valores sociales y morales.

Aprende de los errores.

Se impone retos alcanzables y difíciles.

Si quieres, EnPositivo te ayuda a potenciar tus capacidades emprendedoras.

Sonia Treviño

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s