Para ganar siempre

Hay dos formas de afrontar los conflictos. Una es la tradicional: yo gano, tu pierdes o al contrario, yo pierdo, tu ganas. Esta idea se basa en la creencia de que los conflictos o las negociaciones son un ataque a un adversario o una defensa de un ataque, depende del lugar en el que nos  coloquemos.

La otra forma es tomarlos como una relación de cooperación, yo gano, tu ganas, es decir, colaboramos para alcanzar un acuerdo que sea beneficioso para los dos. Es un poderoso cambio de actitud que cambia por completo el curso de la comunicación.

Normalmente no nos damos cuenta de cómo discutimos. Suele ser una mezcla de hábitos adquiridos, combinada con el estado de ánimo del momento. Experimentamos la sensación de “o él o yo”, pensamos que no hay suficiente para los dos o que si yo tengo la razón, él está equivocado. En pocas palabras, se convierte en una lucha de poder en la que hay vencedores y vencidos.

En la perspectiva de ganar-ganar, yo quiero ganar y quiero que ganes tú también. Claro que lo difícil es cómo conseguir esto. Hay un relato que lo ilustra perfectamente:

“Hay dos personas en la cocina. Sólo queda una naranja y ambas personas la quieren. ¿Qué
solución proponemos? Para que ninguno pierda y que se llegue a una solución justa se busca un compromiso. Ellos la pueden cortar por la mitad y cada uno se come su mitad, así nadie pierde. Vamos a asumir que eso es lo que hacen. Una persona va al exprimidor y se prepara un zumo de naranja pequeño. La otra, con alguna dificultad, comienza rayar la cáscara de la naranja para hacer un bizcocho”.

Si hubieran discutido sus necesidades, hubieran obtenido mucho más de lo que obtuvieron de esta manera. Sólo estaban pendientes de encontrar una solución. Con un enfoque ganar-ganar, siempre hay que conocer las necesidades de la otra persona antes de buscar soluciones.

Entonces, unas preguntas sobre las necesidades de la otra persona pueden servir para aclarar e incluso solucionar muchos conflictos. Preguntas que podemos usar son: ¿Qué es lo que realmente necesitas? ¿Qué resultado esperas? ¿Por qué crees que es la mejor solución?

La perspectiva ganar-ganar es ética pero lo mejor es que realmente funciona. Cuando las dos partes ganan, las dos partes están comprometidas con la solución. Lo que tu haces apoya la necesidad del otro. Lo que el otro hace, apoya tu necesidad.

Si aplicamos esta forma de resolver los conflictos conscientemente, redirigiremos el conflicto, por lo tanto los primeros que tenemos que estar convencidos de aplicarla somos nosotros. Lo único que hay que cambiar es la comunicación: Yo quiero ganar y quiero que ganes tu también.

Néstor Villa

Si quieres  nosotros podemos ayudarte.

Anuncios

Un pensamiento en “Para ganar siempre

  1. Pingback: ¿Cómo afrontas los conflictos? | enpositivocoaching

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s