Tres pasos para dar feedback

Tres pasos para dar feedback

Tres pasos para dar feedback

En esta entrada vamos a ver cómo podemos en tres pasos dar feedback.

Es frecuente que nos encontremos en situaciones en las que tenemos que decir a los demás las consecuencias de sus acciones.

Pues bien vamos a estudiar cómo podemos presentar la información para que sea comprendida y genere el mayor impacto posible sobre el comportamiento de la otra persona.

Si tenemos que dar un feedback positivo, lo que queremos es que el comportamiento sobre el que estamos hablando se mantenga o incluso incremente.

O puede que lo que queramos es que la persona cambie su manera de actuar. En este caso hablaremos de feedback negativo.

Estos tres pasos, llamados con el acrónimo EEC, nos resultan muy útiles para cualquier situación:

1.- Ejemplo

En este primer paso vamos a proporcionar un ejemplo específico. Huyamos de generalidades que no aportan información y tienen poco efecto sobre el comportamiento que queremos variar o mantener.

Si decimos a alguien: “Eres un crack”, posiblemente la persona se sentirá feliz y orgullosa de sí misma. Lo malo de esta generalidad es que no aporta información útil para seguir siendo un “crack”.

De la misma manera que si decimos “eres un desastre” la persona que reciba el mensaje no dispondrá de información para dejar de serlo. Y además es muy posible que ese comentario le haga sentir mal.

Demos un ejemplo específico: “Has cumplido con todos los objetivos marcados, enhorabuena”. “Has llegado tarde por tercera vez esta semana”.

2.- Efecto

En el segundo paso explicamos los efectos que produce su comportamiento en nosotros o en la organización.

“Has cumplido con todos los objetivos marcados, enhorabuena. Así somos más eficaces y obtendremos más clientes.”

“Has llegado tarde por tercera vez esta semana. Esto ha hecho que tu servicio haya quedado desatendido en horario de atención al cliente y es posible que se haya perdido alguna llamada.”

3.- Cambiar o continuar

En el último paso discutimos cómo mantener o cambiar el comportamiento.

“Has cumplido con todos los objetivos marcados, enhorabuena. Así somos más eficaces y obtendremos más clientes. ¡Seguimos así! ¿crees que podrás? ¿necesitarías alguna cosa más?”

“Has llegado tarde por tercera vez esta semana. Esto ha hecho que tu servicio haya quedado desatendido en horario de atención al cliente y es posible que se haya perdido alguna llamada. ¿Cómo podemos evitar que esto ocurra de nuevo? Ya que no se puede repetir, ¿qué propones que hagamos?”.

Habrá ocasiones en las que tengamos que proponer nosotros como cambiar. Esto se puede dar cuando la persona implicada ha incumplido compromisos anteriores o cuando no propone ninguna medida eficaz.

Esta es otra técnica enmarcada dentro de las técnicas de asertividad. Para conocer otras puedes visitar: ¿Cómo evitar malentendidos? Peticiones asertivas.

Si quieres saber más EnPositivo puede ayudarte.

Néstor Villa

 

8 tips para comunicar eficazmente

8 tips para comunicar eficazmente

8 tips para comunicar eficazmente

En esta entrada al blog, vamos a facilitar 8 consejos para que seamos buenos comunicadores y que a nuestro interlocutor le llegue exactamente el mensaje que queremos transmitirle.

Ya hemos visto en otros post las características de los buenos oradores( 4 características de los/as buenos/as oradores/as), las barreras que se pueden darse por parte del emisor (Barreras de la comunicación: el emisor) y por parte del receptor (Barreras de la comunicación: el receptor). En este post vamos a explicar qué es la comunicación según la P.N.L (¿Qué es la Programación Neurolingüística?) y cómo podemos mejorarla.

La palabra comunicación puede referirse a cualquier tipo de relación con los otros:

  • Una conversación corriente.
  • La persuasión.
  • La enseñanza.
  • La negociación.

La comunicación es un círculo o ciclo que se realiza entre al menos dos personas. Cuando nos comunicamos con el otro, escuchamos su respuesta y reaccionamos, es decir, que en ese momento nuestra conducta va a estar influida por nuestras respuestas internas hacia lo que hemos visto y oído.

¿Cómo nos comunicamos?

Cuando comunicamos lo hacemos mediante palabras, elementos paralingüísticos (ritmo, entonación, volumen), nuestro cuerpo (postura, gestos y expresiones), influidos por el contexto en el que estamos y por nuestro comportamiento proxémico (cuánto o cómo estamos de cerca o lejos de nuestro interlocutor).

De hecho según la PNL es imposible no comunicar. Seguro que habéis vivido un silencio que lo ha dicho todo.

¿Cómo se produce el proceso de comunicación?

  1. Atención y percepción: recogemos la información del entorno a través de nuestros sentidos.
  2. Pensamiento: procesamos dicha información.
  3. Sentimiento y emoción: la información recibida nos evoca determinados sentimientos.
  4. Acción: cómo reaccionamos ante la información recibida.

Además el proceso de comunicación se realiza simultáneamente a dos niveles:

  1. Nivel racional: elegimos las palabras conscientemente para comunicar nuestro mensaje verbal (pensamiento)
  2. Nivel emocional: se basa en los aspectos emocionales (sentimientos y emoción) y se traduce en nuestro lenguaje no verbal que acompaña a nuestro mensaje.

Este último nivel condiciona al nivel racional, es más difícil de controlar.

Es más importante cómo decimos que lo que decimos

Todo este proceso está condicionado por nuestro propio sistema de valores (¿Te sientes perdido/a? Valores, la brújula de tu vida), creencias (Cómo aumentar nuestra autoestima. El poder de las creencias.), sentimientos, emociones y prejuicios que hemos ido adquiriendo a lo largo de nuestra vida.

Dicho sistema actúa de manera automática y hace que interpretemos la realidad y el mensaje a nuestra manera, actúan de filtros produciendo:

  • Omisiones: atendemos selectivamente a parte del mensaje y omitimos el resto.
  • Distorsiones: representamos erróneamente la realidad, no procesamos todos los detalles del mensaje.
  • Generalizaciones: sucede cuando extraemos conclusiones globales a raíz de uno o dos experiencias para interpretar la realidad. Una vez hecha esta conclusión, siempre lo vemos de la misma manera sin tener nuevas percepciones sobre el tema.

Aún así, una presuposición importante de la PNL es que en la comunicación siempre hay resultados.

En la comunicación no existen fracasos, solo hay resultados

Vamos a ver cómo hacer que estos resultados sean los más eficaces posibles.

8 tips para comunicar de manera eficaz

  1. Antes de hablar hacer un guión con el mensaje que queremos transmitir.
  2. Hacer explícito qué objetivo queremos conseguir con la comunicación.
  3. Usar un lenguaje sencillo y fácil para que nuestros interlocutores nos entiendan.
  4. Ponernos en lugar del receptor para comprender cómo puede recibir nuestro mensaje.
  5. Hacer una escucha profunda, observar al receptor para obtener feedback sobre cómo interpreta nuestro mensaje.
  6. Estructurar nuestra información para que sea más fácil.
  7. Aportar datos útiles y exactos.
  8. Sintonizar con la audiencia y crear rapport (¿Cómo ganarnos al entrevistador? Genera rapport)

¿Cómo crees que te comunicas?, ¿te gustaría mejorar y ser más eficaz en tus mensajes?

Si quieres contratar un proceso de Coaching de calidad EnPositivo podemos ayudarte.

Sonia Treviño 

Cómo ser feliz o regalar felicidad

Cómo aumentar tu felicidad

Cómo aumentar tu felicidad

Si quieres ser feliz o hacer feliz a los demás, mímate o mima a los tuyos, alcanza tus metas y objetivos con nuestra PROMOCIÓN “ESPECIAL OTOÑO” y haz 4 sesiones valoradas en 320€ por tan solo 240€!
Llámanos al 695600857 y da un cambio ENPOSITIVO

Promoción válida hasta el 31 de octubre de 2016.

Si quieres contratar un proceso de Coaching realizado por psicólogos, EnPositivo podemos ayudarte.

Compartir alegría y felicidad

Cuatro trucos para compartir la alegría y la felicidad

Cuatro trucos para compartir la alegría y la felicidad

En este post os vamos a dar cuatro trucos para compartir la alegría y la felicidad de las personas que nos rodean.

La empatía se define como aquella actitud personal que permite al sujeto ponerse en la situación del otro intentando comprenderle desde su punto de vista, sentir lo que él está experimentando y entender lo mejor posible sus posturas, criterios o sentimientos. (Para saber más sobre empatía también puedes mirar el post: “En sus zapatos, ¿empatizas?”)

Seguramente todos nos hemos puesto en el lugar de otros cuando están tristes o necesitan ayuda. Es posible que la empatía se entienda en estos términos: empatizar con los demás cuando se encuentran mal.

Debido a esta concepción de la habilidad de empatizar podemos encontrarnos con que nos sintamos un poco hartos de ella. La sensación que llegamos a tener es que cuando practicamos la empatía terminamos agotados y hastiados de escuchar el dolor que sufren los demás.

Veamos 4 trucos para que esto no sea así:

1. No involucres a las emociones.

Empatía hace referencia al esfuerzo por comprender a la otra persona desde su perspectiva de la realidad y entender lo que está sintiendo. No intervienen procesos emocionales sino que comprenderemos porqué se siente así, cuáles son las causas que le han llevado a esa situación y podremos entender su manera de actuar o las decisiones que toma.

2. Distingue entre empatía y simpatía.

En la simpatía sí intervienen procesos emocionales. Percibimos las emociones, sentimientos o estado de ánimo de la otra persona y los compartimos. Si la persona se siente triste, nosotros nos sentiremos tristes.

3. Disfruta de la alegría.

Utiliza la simpatía para los momentos de alegría que disfruten los demás. ¿Quién ha dicho que la empatía y la simpatía solo sean para los momentos malos? Alégrate con los éxitos y alegrías que compartan contigo.

4. Evita la envidia.

Es posible que cuando alguien nos cuente que le va muy bien y está muy contento, nosotros nos demos cuenta de que a nosotros no nos va igual de bien. Si hacemos un esfuerzo, podremos compartir ese momento de felicidad. Ya tendremos tiempo después para reflexionar y ponernos en marcha para que a nosotros nos vaya igual de bien.

Con estos trucos podemos conseguir:

Disfrutar de la empatía

Conocer mejor a los demás

¡¡Ayudar!!

Si después de todo esto quieres saber más sobre como entender a los demás, EnPositivo puede ayudarte.

Néstor Villa

Cómo ser feliz o regalar felicidad

Cómo ser feliz o regalar felicidad

Cómo ser feliz o regalar felicidad

Si quieres ser feliz o hacer feliz a los demás, mímate o mima a los tuyos, alcanza tus metas y objetivos con nuestra PROMOCIÓN “ESPECIAL OTOÑO” y haz 4 sesiones valoradas en 320€ por tan solo 240€! llámanos al 695600857 y da un cambio ENPOSITIVO

Promoción válida hasta el 31 de octubre de 2016

Si quieres contratar un proceso de Coaching realizado por psicólogos, EnPositivo podemos ayudarte.

Coaching Madrid

Coaching en Madrid: ¿cómo contratarlo?

Coaching en Madrid: ¿cómo contratarlo?

En este post, vamos a hablar de cómo hacemos Coaching en Madrid y cómo contratarlo de forma sencilla.

El Coaching es un proceso interactivo que ayuda a las personas y a las empresas a desarrollarse más rápidamente, a conseguir una mejor calidad de vida y a producir resultados más satisfactorios. En Madrid puedes encontrar múltiples empresas que dan este servicio.

El coaching consiste en liberar el potencial de una persona para que alcance sus objetivos, es decir, parte de la creencia de que todos poseemos ese potencial, y a través de la comunicación, la escucha activa y dar un feedback correcto, los coachs acompañamos a nuestros clientes en su toma de decisiones.

La especialidad de Enpositivo Coaching es el “Coaching personal” y “Coaching profesional”, nos dedicamos a ayudar a nuestros clientes en sus vidas y a alcanzar los objetivos que se plantean, favoreciendo siempre su desarrollo y crecimiento personal y laboral.

Para ejercer como coach hay diversos master y cursos especializados, impartidos a través de asociaciones de coaching como:

  1. AECOP
  2. ASESCO
  3. INSTITUTO EUROPEO

Por este motivo existen coachs que han estudiado derecho, informática, economía, marketing, etc.

El valor añadido que ofrece Enpositivo Coaching a sus clientes, es que somos un equipo Licenciado en Psicología. Esta base de conocimiento, enriquece las sesiones y el proceso puesto que tras cada pauta dada a nuestros clientes, existe una disciplina científica detrás.

En teoría, para realizar Coaching no es necesario conocer técnicas de psicología porque la persona que contrata el servicio no presenta ningún problema y simplemente quiere mejorar, la realidad es que cuando profundizan en su autoconocimiento y viven el cambio que se proponen, no es extraño que se produzca ansiedad, estrés, inseguridades, que deben de ser cuidadosamente tratadas y para las que nosotros estamos cualificados.

Si quieres contratar un proceso de Coaching de calidad EnPositivo podemos ayudarte.

¿Has hecho algún proceso de coaching en Madrid?, ¿te atreves a probar?

Sonia Treviño 

cuatro pasos para liberarte de la culpa

Cuatro pasos para liberarte de la culpa

Cuatro pasos para liberarte de la culpa

En este post vamos a explicar cómo puedes liberarte de la culpa en cuatro pasos.

El sentimiento de culpa es una de las emociones más destructivas que la mayoría de las personas experimentamos en mayor o menor medida.

Por ejemplo cuando nos despiden de un trabajo podemos tener este sentimiento, o cuando decimos NO a una amiga que nos pide algo y no podemos atenderla en ese momento, o cuando habitualmente nos mostramos pasivos y un día somos asertivos, o cuando tomamos un trozo de pastel y nos  habíamos propuesto hacer dieta….

Es interesante detectar qué es aquello que nos hace sentirnos así, porque si no se gestiona correctamente puede bloquearnos (ver post ¿Cómo superar los bloqueos emocionales?)

Muchas veces la culpa se genera cuando hay un desencuentro entre nuestro ideal de cómo ha de ser nuestro comportamiento y la realidad vivida. Es decir cuando hay un quiebre entre lo que decimos, hacemos, pensamos y sentimos.

Cuando somos incoherentes, el sentimiento de culpa aparece. Podemos aprovechar y enriquecernos si buscamos soluciones, también nos podemos plantear si tenemos un pensamiento muy polarizado por ejemplo si pensamos que “SIEMPRE tenemos que ayudar al compañero y dejar lo que estemos haciendo porque sino le hemos fallado”, el día que antepongamos nuestros intereses y le digamos que no, nos sentiremos fatal. Un pensamiento perfeccionista suele hacer que podamos sentirnos culpables si las cosas “no salen perfectas” y entramos en la descalificación personal “soy tonto, nunca me sale nada bien”, esta tortura puede hacer que no seamos capaces de tomar las riendas de nuestras vidas.

Para abandonar el sentimiento de culpa es necesario seguir estos cuatro pasos:

  1. Dejar esa mentalidad dual y dejar de pensar que las cosas son buenas- malas, perfectas- incorrectas. Cada persona da la mejor respuesta que puede a cada situación.
  2. Conviene renunciar al perfeccionismo, la perfección no es posible y un alto nivel de autoexigencia es agotador.
  3. Aceptar que somos limitados e imperfectos, no somos omnipontentes, somos responsables de lo que hacemos, sentimos, decimos y pensamos, pero no de lo que dice, piensa, hace o siente la persona que tenemos al lado, por tanto lo que sienten los demás depende más de ellos mismos que de nosotros.
  4. Lo más importante consiste en poder perdonarse y autorizarse a vivir de nuevo como un ser libre. Somos las únicas personas que podemos decidir si somos felices o desagraciados, somos responsables de nuestras decisiones porque elegimos.

“Para librarnos de la culpabilidad mórbida, es decir para renunciar a la ilusoria, pero tranquilizadora omnipotencia, hemos de volver a darles a los demás sus propias responsabilidades, para ello es importante comprender que sus reacciones y emociones resultan de sus decisiones, no de nuestros actos.” Yves- Alexandre Thalmann.

Si quieres, EnPositivo podemos ayudarte.

Sonia Treviño